Militares frenan abusos de Juan Orlando Hernández porque quería tocar fondos de FFAA

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El presidente de Honduras Juan Hernández, pretendió aprovechar el superávit y los ingresos que obtiene cada año el Instituto de Previsión Militar (IPM) para financiar la construcción del Centro Cívico Gubernamental.

Fuentes de total confianza informaron a este periódico que el gobernante utilizó unos 10 millones de dólares –unos 234 millones de lempiras– de los recursos del instituto de previsión para el financiamiento del complejo de edificios que funcionarán contiguo a Casa Presidencial.

Asimismo, dijeron los informantes, Hernández utilizó el 35 por ciento de las acciones del IPM que fueron colocadas en Banrural, un banco de capital guatemalteco y recientemente instalado en el país por “gestiones” del propio jefe de Estado y sus cuadros de confianza.

Ante la intentona de Hernández de quitarles multimillonarios recursos para ser utilizados mediante fideicomisos en la banca privada, el IPM frenó cualquier gestión gubernamental ya que vieron amenazados sus intereses e impidieron que se trastocaran los beneficios de hasta tres mil millones de lempiras que reciben cada año en concepto de aportaciones provenientes de las FFAA, Cuerpo de Bomberos y Policía Nacional.

“Hay que reconocer la labor del presidente de la Junta Directiva y del Gerente del IPM. Hubo una pretensión de quitarles las carteras de préstamo a los institutos de Previsión Social y hacerlos a través de fideicomisos en la banca privada”, aseguró el informante.

“Gracias a las diligencias al más alto nivel de estos líderes del IPM y con el acompañamiento de otros institutos se cambió el anteproyecto de ley y ahora no será obligatorio para los institutos. De hecho el IPM ya lo hace con el banco Atlántida para favorecer algunos compañeros pero en condiciones favorables al IPM y al derechohabiente”, explicó.

Ante la “gestión” hecha por el IPM en la construcción del complejo gubernamental, cambió su condición de socio a financista, pues hizo que Banco Lafise, el responsable de emitir los fondos, responda por el fideicomiso, siempre y cuando cumpla todos los requerimientos que garanticen la inversión.

No obstante, alertó que el Ejecutivo nacionalista está “volándole ojo” a las fuertes sumas de dinero que perciben cada año ya que podría aprovechar cualquier coyuntura para poder sacar dinero del IPM e invertirlo en fideicomisos, cuya figura es controvertida porque no suelen ser auditadas.

El presidente Hernández pretendió sacar partido de la Ley del programa nacional de inclusión financiera y consolidación de deudas presentado este año para movilizar recursos de todos los institutos de previsión, incluyendo el IPM a fideicomisos administrados por el sistema financiero nacional, a fin, según el dictamen de la Comisión de Presupuesto del Congreso Nacional  a petición del gabinete de gobierno, de “atender necesidades prioritarias, tales como educación, salud, vivienda, y producción a través de las Mipymes, así como la consolidación y readecuación de deudas”.

La comisión, presidida por el nacionalista Francisco Rivera, explicó en el dictamen que en 2013 se aprobó una ley para la consolidación de deudas de los trabajadores, la que consideraron “exitosa” porque se utilizaron los fondos del Régimen de Aportaciones Privadas (RAP) ya que “cumplen con las características favorables de rentabilidad, seguridad y liquidez” pero que no ha tenido la cobertura que han deseado y “sugirieron” a la asamblea que se incorporara a los otros regímenes de previsión para que se cumpliera con la voluntad de Hernández.

El dictamen firmado por los nacionalistas Francisco Rivera, Juan Carlos Valenzuela, Ana Joselina Fortín, Rolando Dubón Bueso, Rodimiro Mejía y la parlamentaria por el partido bonsái Vamos, Audelia Rodríguez, que “si se les permite a los institutos previsionales públicos y al RAP de invertir en fideicomisos de administración de cartera…tendrían una nueva opción para invertir que les permitiría diversificar su cartera de inversiones, en adecuadas condiciones de rentabilidad seguridad y liquidez”.

Según uno de los apartados de la ley, establece que se autoriza a todos los institutos de previsión y al RAP constituir fideicomisos de hasta un 20 por ciento de sus recursos de inversión, en uno o más fideicomisos de cartera a través del programa de préstamos personales. Además, los “autoriza” invertir hasta en 20 por ciento de los fondos de inversión para préstamos de vivienda y un 10 por ciento en préstamos productivos.

About the author

Related

Loading Facebook Comments ...

JOIN THE DISCUSSION

error: Contenido protegido, comparta nuestras publicaciones en su red social de preferencia!