Científicos logran observar la más potente explosión en el Universo

MOSCÚ, RUSIA

(Spútnik) La explosión ha sido tan brillante que podría haberse observado “con unos prismáticos”, a pesar de haber tenido lugar a 10.000 millones de años luz de la Tierra. Los resultados del análisis han sido publicados en la revista Nature.

El tipo de explosión que los físicos y astrónomos han podido observar ahora es la más potente del Universo y se origina cuando una estrella masiva muere.

Carole Mundell, profesora de física en la Universidad de Bath (Reino Unido) y participante en el estudio, ha indicado que se trata de la segunda explosión conocida de estas características más potente después del Big Bang y que tuvo lugar en junio de 2016. Ha asegurado que “podría haberse observado desde la Tierra con unos simples prismáticos”.

El equipo internacional de expertos solo dispuso de 100 segundos para dirigir los telescopios hacia la explosión ya que, tal y como explica Mundell, “normalmente ocurren instantáneamente”. “Esta vez recibimos un destello de luz de un segundo que nos puso alerta”, ha declarado la física.

Esos 100 segundos entre el destello y la explosión han permitido al equipo de físicos y astrónomos observar y analizar una de las explosiones gamma más impresionantes hasta el momento.

Las explosiones de rayos gamma (GRBs, en inglés) tienen lugar cuando una estrella masiva —una estrella con una masa muy elevada- muere y colisiona con un agujero negro. El fenómeno, conocido usualmente como supernova, expulsa chorros de gas a la velocidad de la luz.

La información recopilada por los responsables del estudio sugiere que los rayos gamma producidos por estas supernovas generan fuertes campos magnéticos cerca del agujero negro y que estos desprenden energía y transportan materiales hasta formar un rayo concentrado.

Cualquier planeta que estuviese en el camino de un rayo gamma de estas características perdería inmediatamente su atmósfera y se convertiría en una bola ardiente, incluida la Tierra, ya que nuestra atmósfera, a pesar de protegernos de la radiación gamma, no es lo suficientemente potente como para evitar una energía de estas características.

Se cree que fue un rayo de ese tipo en algún lugar de nuestra galaxia el que causó una extinción masiva en la Tierra hace 450 millones de años.

El equipo responsable del estudio espera ahora que la información que han obtenido de este fenómeno ayude a entender mejor cómo influyen los campos magnéticos de las supernovas en sus agujeros negros.

About the author

Related

Loading Facebook Comments ...

JOIN THE DISCUSSION

error: Contenido protegido, comparta nuestras publicaciones en su red social de preferencia!