Nepotismo, corrupción y tráfico de influencias priman en la Secretaría de Finanzas

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

Ser activista del Partido Nacional de Honduras es como una tarjeta de crédito: tiene acceso desde bolsas solidarias, pago de 50 lempiras en las concentraciones, hasta ganar 35 mil 750 lempiras como suele ocurrir en instituciones como Secretaría de Finanzas, a cambio de votar por Juan Orlando Hernández, de acuerdo a esta investigación que efectuó este periódico.

Los aumentos que realizó en junio de 2017 el titular del ramo, Wilfredo Cerrato, señalan el favoritismo que hay hacia un buen grupo de empleados, quienes recibieron una “ampliación presupuestaria” que oscila entre los 11 mil 081 y 144 y más de 35 mil lempiras mensuales, por lo que se incumple la promesa del propio mandatario y del secretario del Gabinete de Gobierno, Ebal Díaz, quienes prometieron a los hondureños que “adelgazarían la administración pública” y pondrían un freno a los descontrolados aumentos que han ocurrido en los últimos gobiernos.

En cambio, hubo aumentos para oficinistas que rondan entre los 151 y dos mil 873 lempiras, según el documento que fue firmado por el propio Cerrato y que es efectivo desde mediados de este año.

Sobre los groseros aumentos, se puede notar que un empleado -denominado asistente especial técnico III- pasó de ganar de la noche a la mañana 24 mil 250 lempiras a 60 mil exactos, es decir que recibió un aumento del 247 por ciento de su sueldo, o sea, que gana más que un diputado del Congreso Nacional, cuya paga neta es de 57 mil lempiras, sin incluir las deducciones que por ley corresponden como el pago del Impuesto Sobre la Renta, cuota de aportación al partido que representa, entre otros.

Los aumentos que realizó en junio de 2017 el titular del ramo, Wilfredo Cerrato, señalan el favoritismo que hay hacia un buen grupo de empleados, quienes recibieron una “ampliación presupuestaria” que oscila entre los 11 mil 081 y 144 y más de 35 mil lempiras mensuales, según este documento.

En el oficio 069-DGP-AE, girado por el alto funcionario al director general de Presupuesto, José Luis Ortega, pidió que procediera a “emitir dictamen” y que se diera resolución al financiamiento del pago mensual y “colaterales” para unas 230 personas y que se les comenzaran a pagar a partir del 1 de agosto anterior.

Por ejemplo, autorizó que para un operador de computadoras se le incrementara apenas 153 lempiras, por lo que pasó de devengar 14 mil 415 a 14 mil 568 lempiras, apenas recibió el 1.05 por ciento de incremento.

Una fuente que pidió el anonimato, informó a este periódico que uno de los beneficiarios es Juan Carlos Zapata Cerrato, primo del secretario de Finanzas, quien pasó de devengar un sueldo de 47 mil 664 a 54 mil lempiras, siendo apenas un perito mercantil. Además, este protegido del alto funcionario porque metió a trabajar a su hijo, cuñada, primo y demás familiares.

También aprovechó su parentesco con Cerrato para que una amiga, quien a su vez tiene trabajando a cinco personas dentro de la Secretaría de Finanzas. En ambos casos, ha predominado el nepotismo, pues el jefe de la institución estatal dio el visto bueno.

Asimismo, el jefe de presupuesto, ha incurrido en acciones que van contra las normas del organismo ya que se dedica a prestar dinero a los trabajadores a través de una cooperativa que existe en el presupuesto, extremo que es ilegal, según confesiones hechas por las fuentes que temen ser castigados.

La red de nepotismo y abuso de autoridad del impuesta por el jefe de las finanzas públicas es amplia, ya que ha ido desplazando de sus funciones a varios mandos intermedios para colocar personal de su confianza, “donde están sacando fondos del Estado y a la vez existe un gerente donde el señor ministro lo ha marginado de sus funciones dándoselas a la señora Denise Nadine Martínez Galdámez”.

Las denuncias hechas por personal van desde conflicto de intereses hasta el consumo de bebidas alcohólicas durante horas de oficina, en complicidad con varios empleados de confianza, a fin de evitar suspicacias o amonestaciones desde la administración superior de Finanzas.

Desde esta institución ha salido también fuertes sumas de dinero destinados al pago de activistas del partido en el gobierno, entre ellos, hijos de empleados que laboran con Cerrato.

Un documento del Registro de Beneficiarios, del Sistema Integrado de Administración Financiera (Siafi) detalla que se han hecho transferencias monetarias a una organización llamada Fundación orientada a la educación integral social, que opera en colonia El Prado de Tegucigalpa, cuyo representante es Jorge Roberto Arellano Ordóñez, quien recibe dinero estatal a través de una cuenta bancaria.

Al cierre de esta publicación, ninguna autoridad de Finanzas se ha pronunciado al respecto.

Desde esta institución ha salido también fuertes sumas de dinero destinados al pago de activistas del partido en el gobierno, entre ellos, hijos de empleados que laboran con Cerrato, como detalla este documento.

 

 

About the author

Related

Loading Facebook Comments ...

JOIN THE DISCUSSION

error: Contenido protegido, comparta nuestras publicaciones en su red social de preferencia!