Estatus de Protección Temporal

(Por Lenin Túpac Alfaro) Desde enero de 1999, el gobierno de Estados Unidos otorga Estatus de Protección Temporal (TPS) a un número determinado de compatriotas inmigrantes que se vieron afectados por la destrucción causada por el huracán Mitch, meteoro que afectó nuestro territorio a finales del año 1998 del siglo pasado.

El TPS tiene una característica esencial y es que es temporal y lo otorga el gobierno norteamericano a ciudadanos de diferentes países de todo el globo terráqueo que se vieron en la necesidad de emigrar, huyendo de algún conflicto armado o de un desastre natural en sus países de origen.

Con el simple conocimiento básico de los conceptos de: “protección” y de “temporal “ se sobreentiende que no es para siempre y que no es obligación del gran país del norte mantenerlo.

Hay algo que es bien importante señalar de este asunto, y que maliciosamente los medios de comunicación corporativos y manipuladores de la verdad de Tegucigalpa (principalmente) ocultan y más que ocultar falsean y es que: El TPS y todas sus extensiones no son logros de ningún político hondureño ni de Carlos Flores Facussé en un principio, ni de Juan Orlando Hernández en lo que aparenta ser la última etapa.

El TPS es una política migratoria estadounidense que existía antes del huracán Mitch, así que nadie en Honduras inventó el Estatus de Protección Temporal y es una ayuda a personas y no a gobiernos, así que nadie de los “líderes” políticos anteriores o actuales se ha convertido en héroe de los casi sesenta mil compatriotas amparados actualmente en el TPS.

Más bien deberíamos como sociedad cuestionar a todos los políticos que han llegado al poder y que “casualmente “ ahora todos son millonarios y “viven” sin trabajar ellos y sus familiares, o es que usted nunca se ha preguntado por qué o de dónde sacan los políticos el dinero para que ellos y toda su parentela se conduzcan en camionetas Land Cruiser y tenga chóferes y guardaespaldas y además viajan fuera del país cuando les da la santa y regalada gana ¡Y ninguno de ellos trabaja!

“La política es el campo de trabajo para ciertos cerebros mediocres”: Friedrich Nietzsche.

Planteo esta interrogante por dos sencillos motivos : Primero: han pasado casi ¡veinte años! del huracán y todavía no mejoran las condiciones de vida en el país para que los ciudadanos que tuvieron que salir huyendo y son “tepesianos” puedan regresar. Segundo: (¿?) por qué los políticos se han vuelto millonarios del Mitch a la fecha. Y no eran, ni son empresarios, ni se ganaron la lotería.

Creo que las respuestas están más que fáciles, los políticos en este país, casi en su totalidad son y seguirán siendo delincuentes de cuello blanco y pronto los hondureños viviendo y trabajando en el extranjero, que actualmente son un millón, pasarán a ser dos millones y después tres millones y así, hasta que todos los nacidos en Honduras seamos “tepesianos” y los 112,492 kilómetros cuadrados de extensión territorial sean convertidos en ciudades modelo.

About the author

Related

Loading Facebook Comments ...

JOIN THE DISCUSSION

error: Contenido protegido, comparta nuestras publicaciones en su red social de preferencia!