Investigación: Saqueadores del IHSS crearon empresas en Panamá y siguieron accediendo a licitaciones

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

La mafia que asaltó las oficinas del Estado de Honduras y se confabuló con altos funcionarios para sustraer fuertes sumas de dinero que fueron a parar a cuentas particulares, mansiones, terrenos, activos y otros, siguió accediendo a jugosos contratos con varias entidades para la prestación de bienes y servicios que, en una nación con institucionalidad fuerte, no participarían en procesos de licitación.

En esta entrega, se revela de cómo algunas empresas relacionadas con la quiebra del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) siguieron proporcionando servicios a esa entidad; lo mismo hicieron con el Registro Nacional de las Personas (RNP) y hasta crearon empresas en Panamá para lavar activos del dinero que fue sustraído de las arcas estatales.

Otra vez, vuelven a aparecer en la escena empresas como Sistemas Abiertos, S.A., (SASA) y Compañía de Servicios Múltiples (Cosem), en la suscripción de dudosos contratos con las oficinas públicas, junto con otros asociados que siguen en las sombras para no verse comprometidos con los señalamientos, aunque tienen fuertes vínculos con el partido en el gobierno.

En esta investigación, surgen nombres de empresas como International Technology Group (ITG), Smart Solution, que es subsidiaria del grupo Popa, la cual fue incorporada como un brazo de las compañías señaladas del megafraude al IHSS, cuyos representantes tenían conocimiento del colosal saqueo que ocurrió en la institución entre 2010 y 2014.

Las empresas que participaron en el megafraude contra el IHSS, firmaron contratos con el Registro Nacional de las Personas (RNP) y fue autorizado por el secretario general Fernando Anduray.

Aunque fueron señaladas por el Ministerio Público, han seguido realizando grandes negocios con el Estado, en el sentido que firmaron contratos con el Registro Nacional de las Personas (RNP) para licencias informáticas de producción por un monto de por 40 millones, 965 mil 319 lempiras con 92 centavos que fue firmado por el secretario general del organismo, Fernando Anduray, y contó con el visto bueno del directorio dirigido por Miguel Villeda Villela.

La licitación pública nacional LPN-RNP-/01-2016, del 22 de noviembre del año anterior, fue ganada por la cuestionada empresa, gracias a la recomendación hecha por Anduray al directorio del RNP.

Quizás, el funcionario y dirigente del Partido Nacional nunca se enteró de las observaciones hechas el 1 de agosto de 2014 por Julio César Cruz, jefe de licitaciones del Poder Judicial, al director de la Oficina Normativa de Contrataciones y Adquisiciones del Estado (ONCAE), Héctor Martín Cerrato, sobre los señalamientos contra Cosem y Sistemas Abiertos hechos por el Ministerio Público.

“El motivo es que nos informe el hecho de que el Ministerio Público y el Tribunal Superior de Cuentas (TSC), estén realizando investigaciones al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), en las cuales se involucran de manera directa a las empresas mercantiles denominadas: a) Compañía de Servicios Múltiples, S. de R. L., (Cosem) y b) Sistemas Abiertos, S.A., constituye por sí, una condición ineludible para evitar la adquisición de bienes y servicio a dichas compañias”, pidió Cruz en la carta que tiene en su poder este periódico.

Anduray, como un conocedor del sistema legal, códigos de conducta, ética del servidor y de las investigaciones hecha por las autoridades, dio el visto bueno para que este consorcio proporcionara servicios a la organización de “seguridad nacional” y obviara otras ofertas que, si bien eran un poco onerosas, las pudo admitir o, en el extremo de los casos, declarar desierta la licitación que ya lo contempla la Ley de contratación del Estado.

Tampoco observó que Jorge Daniel Herrera y Óscar Laínez, los Tetos, están detrás de estas empresas que las utilizaron para drenar recursos estatales y efectuar negocios en el extranjero, como lo revela la escritura 13327 del 10 de julio de 2012, extendido por la notaría segunda del circuito de Panamá, por la cual “se protocoliza el certificado de constitución de la sociedad anónima CRS Group” la que está compuesta por Gerardo Emilio Pacheco Ruiz, como tesorero y director; Jorge Daniel Herrera, como vicepresidente; Juan Carlos Suazo, que es el secretario y Óscar Roberto Laínez Reina, que es el presidente.

Empresas hondureñas como Cosem aparecen involucradas en los ‘Panama Papers’, como se consta en este documento ya que se registró la empresa ITG y aparecen varios sindicados en la trama del fraude al IHSS.

¿Por qué crearon la empresa CRS los Tetos junto a estos socios, que también participaron en negocios con el Estado y que también aparecen vinculados en el escándalo de los Panama Papers? Para dedicarse a la importación, exportación y “fabricación” de medicamentos, representación de fabricantes de equipo médico y otras que son de “lícito” comercio y su dirección se encuentra en residencial El Trapiche, tercera etapa, bloque C5, casa 42 de Tegucigalpa.

El controvertido funcionario decidió pasar por alto, aun utilizando el sentido común, optó por darles el multimillonario contrato para proporcionar software a fin de “acceder a programas específicos ya que están instalados en los servidores del RNP, por lo que es de acceso restringido, o sea que no es cualquier empresa que distribuye estos programas informáticos, en los cuales, se puede acceder a control remoto a los datos del organismo y pone en peligro que se filtren datos para otros intereses ajenos al proceso de identificación nacional.

En el caso de CRS, sigue operativa tanto en Panamá como en Honduras y ha estado recibiendo recursos estatales, como lo revela la gerencia central de la Secretaría de Finanzas, en la que se detalla que recibió ocho millones 545 mil 069 lempiras, provenientes de la unidad de modernización y reforma institucional, por “servicios” prestados. Es decir, que la misma estructura que participó en la sustracción de dinero del IHSS y de ser señaladas por el Ministerio Público están siendo beneficiadas.

Algunos representantes de empresas como Popa, crearon empresas en ‘paraísos fiscales’ como Panamá, tal es el caso de Emerson Pacheco, uno de los socios que fueron señalados por el megafraude.

Los registros, contratos y licitaciones a los que ha tenido acceso casi exclusivo este grupo, tienen varios nombres en común, entre ellos Gerardo Emilio Pacheco Chiuz, Sonia Isabel Echeverri, Emerson Haresh Pacheco Echeverría.

También fueron creadas otras empresas en Panamá como Connectsoft, Inc. (ya disuelta) donde participa Pacheco Chiuz, y aparece toda su parentela. Asimismo, se creó otra compañía denominada Asti Group Panama, S.A. donde Pacheco Chiuz fue su director.

Grupo Popa o SASA, a través de sus socios, suscribieron un contrato en la gestión del exdirector del IHSS, Mario Zelaya, para la Adquisición de una Solución Integral de Administración Hospitalaria, Gestión del Paciente y Gestión Clínica del IHSS (Mofihss) 35.4 millones de dólares y luego pasó a 43.9 millones. La finalidad del Mofihss era de disponer de un sistema de información que apoyara la atención médica integrando la gestión administrativa, financiera, contable y del derechohabiente, así como la integración de la información clínica.

No obstante, en 2014, la interventora , Vilma Morales, mandó a cancelar el contrato a través del oficio CI IHSS 386-2014 del 25 de julio de 2014 porque no se cumplió el convenio suscrito, con Cosem. Lo mismo hizo el actual director del IHSS, Richard Zablah, quien informó al director de ONCAE, Héctor Martín Cerrato sobre el incumplimiento en que incurrió Sistemas Abiertos.

Estos personajes se han confabulado, tanto en Honduras como en el exterior para hacer grandes negocios, pues desde 2012 ya formaban parte de la gran fiesta de los contratos porque participaron con total ventaja en cada licitación para tomar por asalto las oficinas e instituciones estatales. En los casos de ITG, Sistemas Abiertos y Cosem siguen operando, a pesar de las advertencias que se hicieron en su momento desde los operadores de justicia.

La participación de los Tetos en sociedad con SASA en estos turbios actos irregulares, viene a reafirmar la red criminal que asaltó la institucionalidad y los organismos de investigación y perseguidores del delito como el Ministerio Público, tienen en su poder montañas de evidencias que involucran a estos oferentes que aprovecharon la “feria de contratos amañados” que permitió el exdirector del IHSS, Mario Zelaya, a fin de llenarse las bolsas sin importar la atención al derechohabiente o las muertes provocadas por la negligencia de la cúpula que dirigió los destinos de la institución durante varios años.

About the author

Related

Loading Facebook Comments ...

JOIN THE DISCUSSION

error: Contenido protegido, comparta nuestras publicaciones en su red social de preferencia!