OEA no tiene “certeza” sobre resultados electorales en Honduras

WASHINGTON, EE.UU.

La Misión de Observación Electoral de la Organización de los Estados Americanos en Honduras, aseguró que los problemas “sistémicos” y las irregularidades que marcaron los comicios presidenciales del domingo 26 y el posterior escrutinio le impiden tener seguridad sobre la veracidad de los resultados oficiales.

“El estrecho margen de los resultados, así como las irregularidades, errores y problemas sistémicos que han rodeado esta elección, no permiten a la Misión tener certeza sobre los resultados”, consignó la MOE/OEA en un comunicado.

El informe preliminar publicado por el organismo destaca varias anomalías registradas durante los comicios, entre ellas la incitación a electores “a votar de forma pública”, el “acercamiento de representantes partidarios a los electores para llevar control de la intención de voto” y “compra de votos” en tres departamentos.

Asimismo, el documento sostiene que la misión “constató con preocupación” que desde la mañana del día de las elecciones “y a lo largo de todo el día” se hizo mención a los resultados de las encuestas de boca de urna, cuando la ley electoral hondureña “prohíbe publicarlas hasta dos horas después” del cierre de las mesas electorales.

“…la Misión pudo observar cómo estas [encuestas] fueron utilizadas como herramientas de propaganda más que de información”, afirma el texto.

El informe detalla asimismo múltiples irregularidades en la forma en que llegaron las actas de votación al lugar del escrutinio, con maletas abiertas o incompletas, “en ocasiones faltando el acta, las hojas de incidencias y/o los cuadernos de votación, y que algunas no contenían ninguno de los mecanismos de seguridad”.

El presidente Hernández se declaró ganador el 3 de diciembre de las elecciones citando las encuestas de boca de urna, aun cuando el escrutinio oficial daba entonces ganador al opositor Salvador Nasralla.

Más temprano el 4 de diciembre Nasralla pidió una reunión del Consejo Permanente de la OEA para presentar pruebas del supuesto fraude cometido en las elecciones.

El conteo de votos, publicado en la web del Tribunal Supremo Electoral, daba el 4 de diciembre la victoria a Hernández, candidato del Partido Nacional y actual jefe de Estado, con 1.411.517 sufragios (42,98%), mientras que Nasralla obtenía 1.359.170 (41,39%), según el escrutinio de 99,96% del total de 18.128 mesas electorales o actas.

Según datos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, difundidos el 3 de diciembre, 11 personas murieron y 15 resultaron heridas en manifestaciones que han realizado en los últimos días los partidarios de Nasralla.

La misión de la OEA, encabezada por el expresidente de Bolivia, Jorge “Tuto” Quiroga (2001-2002) condenó “tajantemente” los incidentes. El TSE llevó a cabo el 4 de diciembre el escrutinio de 1.031 actas con inconsistencias.

Sin embargo, la oposición reclama que se revisen más de 5.000 actas, así como los votos emitidos en tres departamentos del país.

Más temprano, la misión de observación de la Unión Europea sostuvo en una conferencia de prensa que el proceso está lejos de haber concluido y que el TSE debe hacer lugar a todos los pedidos e impugnaciones que ha planteado la oposición.

About the author

Related

Loading Facebook Comments ...

JOIN THE DISCUSSION

error: Contenido protegido, comparta nuestras publicaciones en su red social de preferencia!