OEA no descarta recomendar nuevos comicios en Honduras

MONTEVIDEO, URUGUAY

(Spútnik) La Misión de Observación Electoral de la Organización de los Estados Americanos (OEA) para las elecciones presidenciales de Honduras, celebradas el 26 de noviembre, dijo que no descarta recomendar la celebración de nuevos comicios para que se corrijan las irregularidades detectadas durante el proceso electoral.

“La Misión se reserva el derecho de realizar las recomendaciones adicionales que considere pertinentes (…), sin descartar inclusive la posibilidad de recomendar un nuevo llamado a elecciones con garantías de que corrijan todas las debilidades identificadas que dieron lugar a las irregularidades graves que se detectasen”, señaló el organismo en un comunicado.

Once días después de que se celebraran los comicios generales, Honduras sigue sin saber quién será su presidente durante los próximos cuatro años, lo que ha provocado denuncias de fraude y protestas en el país centroamericano.

Cuando se llevaban escrutadas 57% de las mesas electorales el pasado 26 de noviembre, el candidato opositor Salvador Nasralla tenía una ventaja de cinco puntos sobre el actual presidente, Juan Orlando Hernández.

Sin embargo, y tras anunciar un fallo en el sistema, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) anunció que el mandatario había revertido la tendencia en su contra y superaba por unos pocos miles de votos a Nasralla.

El conteo de votos, publicado en la web del TSE, da la victoria al actual jefe de Estado con 1.412.055 votos (42,98%), mientras que Nasralla obtiene 1.359.578 (41,38%).

La misión de la OEA, que emitió el 4 de diciembre un informe preliminar en el que destacó varias anomalías registradas durante los comicios hondureños, como la compra de votos o el “acercamiento de representantes partidarios a los electores para llevar control de la intención de voto”, aseguró el miércoles que ya informó a la secretaría general del organismo de las “irregularidades, errores y problemas sistémicos” constatados en el proceso electoral.

Todos esos inconvenientes “no permiten a esa misión tener certeza sobre los resultados”, continuó el comunicado del organismo hemisférico.
“Resulta claro que no es posible, sin un proceso exhaustivo y minucioso de verificación que determine la existencia o no de un fraude electoral —como ha denunciado parte de la oposición— restituir la confianza de la población en el proceso”, agregó.

Esa desconfianza y polarización, continuó la OEA, derivaron en hechos de violencia en el país centroamericano, cuyo Gobierno suspendió los derechos constitucionales para otorgar más poder al ejército y a la policía y decretó un toque de queda.

“La Secretaría General de la OEA considera desproporcionada la aplicación de estas medidas frente a las manifestaciones que tuvieron lugar tras las ya denunciadas irregularidades del acto electoral llevado a cabo el 26 de noviembre de 2017, y solicita el inmediato levantamiento de las mismas”, añadió.

También condenó las 11 muertes que se produjeron tras las elecciones y pidió que se investiguen los hechos.

PROCESO SIN TERMINAR. La OEA insistió en que el proceso electoral hondureño no ha concluido y recomendó una serie de medidas, entre ellas “el cotejo de las 1.006 actas que fueron sometidas a escrutinio especial con las originales recibidas, para ver si son parte de aquellas que fueron transmitidas online o parte de aquellas que fueron procesadas una vez llegaron al Centro de Acopio Nacional Electoral”.

También solicitó que se verifiquen las 5.174 actas del TSE que no fueron transmitidas la noche de la elección, realizando un recuento de votos de las actas que presenten inconsistencias.

 

About the author

Related

Loading Facebook Comments ...

JOIN THE DISCUSSION

error: Contenido protegido, comparta nuestras publicaciones en su red social de preferencia!