La falacia de la gobernabilidad

(Por Filiberto Guevara Juárez) Por medio del General Romeo Vásquez Velásquez, el día de hoy, trascendió la noticia en la que da a entender, de que el próximo lunes, 15 de enero, del presente año, los Partidos políticos minoritarios de la oposición, fijarán prácticamente su posición al respecto, de si apoyan o no, al resto de los Partidos Políticos en oposición en la pretensión de obtener el control del próximo Congreso Nacional de la República (Cuál República?). Lo cierto, es que algunos de los diputados electos de los Partidos minoritarios se escudan en el pretexto de la “bendita gobernabilidad”, para hacernos creer que es bueno apoyar al actual gobernante, Juan Orlando Hernández, para que haya gobernabilidad en el país.

Esto es una falacia a todas luces; es sólo un pretexto para plegarse al Poder Constituido y gozar de esa manera de las mieles que ofrece el Poder. Los diputados electos de los Partidos minoritarios, no se han dado cuenta, o no tienen conciencia, que salieron electos merced al voto cruzado que generosamente les dieron los simpatizantes del resto de los Partidos políticos de oposición; porque los cachurecos en su mayoría votaron por sus candidatos cachurecos, y no, por ellos. Así pues, sabiendo esto deben tomar conciencia que al apoyar a JOH, están traicionando la confianza representativa que se les dio mediante el voto.

Tiene mucha razón el actual líder del Partido Liberal de Honduras, el ingeniero Luis Zelaya Medrano, al afirmar que para que haya gobernabilidad y equilibrio en el ejercicio del Poder de la República de Honduras, deben existir los pesos y contra pesos, muy propios de la auténtica forma republicana de gobierno. Recordemos que el Barón de Montesquieu, en la época de la Revolución Francesa, sentenció: “Para que no se abuse del poder, es necesario que, por la misma disposición de las cosas, el poder limite al poder”.

Eso solo puede lograrse mediante la auténtica forma republicana de gobierno, que implique pesos y contrapesos en el ejercicio del poder. Se le debe recordar además, al General Romeo Vásquez Velásquez, que actualmente por culpa del ejercicio despótico del poder, de JOH, en Honduras no tenemos funcionalmente una república, lo cual implica una flagrante violación al principal artículo de nuestra Constitución, es decir, al artículo número uno, referente a la forma republicana y democrática de gobierno del Estado de Honduras.

Debido a la coyuntura política que vive Honduras, pesará sobre la conciencia del General Romeo Vásquez Velásquez, y del resto de los diputados electos de los Partidos minoritarios, su responsabilidad si la crisis política de nuestro país se agudizara, si ellos decidieran apoyar a JOH en las pretensiones de obtener el control del próximo Congreso Nacional de la República; y prácticamente, del control absoluto del Poder en el Estado de Honduras. Se les recuerda, además, que el gran defensor de la libertad, Lord Acton, sentenció: “El poder tiende a corromper y el poder absoluto corrompe absolutamente”.

About the author

Related

Loading Facebook Comments ...

JOIN THE DISCUSSION

error: Contenido protegido, comparta nuestras publicaciones en su red social de preferencia!