Suspenden juicio contra joven imputado porque contrajo tuberculosis en ‘la Tolva’

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

Los tribunales capitalinos decidieron suspender el juicio a un imputado, de nombre Fredy Isaac Silva (24), quien permanece preso en la cárcel de la Tolva porque contrajo tuberculosis y su condición de salud es extremadamente grave.

La jueza que conoce la causa tomó la decisión de suspender la audiencia contra el sospechoso de pertenecer a estructuras criminales ya que la condición de salud del paciente es muy peligrosa ya que puede contagiar a quienes se encuentren a su alrededor.

“Consideramos que no es prudente” proseguir con el juicio por los riesgos que conlleva proseguir la causa, hasta que el afectado haya superado la enfermedad, dictaminó la juez de la sala III del tribunal de sentencias y pidió que el paciente sea tratado en el Instituto Nacional Cardiopulmonar porque en la Tolva no hay tratamiento adecuado para superar la tuberculosis.

Por consiguiente, el juicio tuvo que se reprogramado el 26 de septiembre mientras se espera que el supuesto delincuente se recupera.

Sobre el tema, el médico forense Denis Castro Bobadilla confirmó que el reo adquirió la enfermedad dentro de la cárcel ubicada en Morocelí, El Paraíso, “de 24 años y en el año y medio (que tiene de estar recluido) contrajo hace dos meses tuberculosis pulmonar; él tiene fiebre por las tardes y es una cosa característica de la enfermedad y al no haber tratamientos, el médico le dijo que usara mascarilla de forma permanente para no contaminar a las demás personas”.

Dentro del ambiente que está -añadió el forense- el afectado debe usar la mascarilla para no propagar el bacilo a sus compañeros de celda y miembros de la seguridad; alertó el alto grado de desnutrición que padece el joven y en la medida que baje de peso se agravará su condición médica.

“Nadie puede curarse de la tuberculosis si no tiene una debida alimentación. El muchacho no está recibiendo el tratamiento contra la enfermedad”, alertó Castro Bobadilla.

 

Explicó que uno de los motivos que llevó a la juez de sentencias suspender el juicio es porque la sala donde se ventilaba el asunto cuenta con aire acondicionado, por lo que el privado de libertad podría afectar a los presentes, “está causando un problema de salud y podría agravarse si no recibe tratamiento. Sugerí que fue enviado al Instituto Cardiopulmonar para que reciba la atención”.

Cuestionó el traslado de la persona a los tribunales de sentencias porque puede propagar la tuberculosis, “es impropio lo que está ocurriendo y me sorprende que hasta el día de hoy el Poder Judicial no tenga un médico para los tribunales y cortes. Tuve que venir porque me encontraba cercano a los tribunales”.

Asimismo, criticó al sistema penitenciario porque, a pesar de tener un presupuesto superior a los mil 200 millones de lempiras, siguen considerando las cárceles como “un depósito de humanos”. “El derecho a la salud persiste y no importa el delito o la condena que tenga; los médicos tratamos a los pacientes sin importar lo que ellos hayan cometido”, detalló.

Al Instituto Nacional Penitenciario (INP), “se le olvida que los privados de libertad también tienen derechos…se demuestra objetivamente que alguien engaña a la administración de justicia y está engañando al sistema penitenciario. Esta es una prueba objetiva”.

MADRE RECLAMA POR HIJO ENFERMO. Por su parte, la madre del afectado, Ada González, condenó que su hijo haya contraido la tuberculosis en la cárcel de alta seguridad. “Él entró sano y los que lo fueron a traer a la colonia que se pongan la mano en el corazón, a él no le hallaron nada y me dijeron que lo llevaban para empapelarlo y no me lo devolvieron. Ya tiene un año de estar ahí”, reveló.

“Lo miraba muy delgadito y me decía que no sabía por qué. No pude conseguir carné para que lo pudieran atender y nunca me dijo que tenía tuberculosis, hace poco perdimos nuestra casa y mi hijo que quedó sin techo, ¿por qué me lo hacen sufrir? Él no es culpable, el día que lo agarraron apenas andaba un lempira y los de la Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA) se lo llevaron. Que no sean tan groseros”, demandó la acongojada progenitora.

Recordó que fue agredida por los agentes de la FNA porque se subió al vehículo que transportaba su retoño y “me caí y me golpearon para que me bajara del carro. A los jóvenes los están enchachando y no pueden andar tranquilos. ¡Que me den a mi hijo, lo quiero ver vivo, libre y sano!”.

About the author

Related

Loading Facebook Comments ...

JOIN THE DISCUSSION

error: Contenido protegido, comparta nuestras publicaciones en su red social de preferencia!