El mutmillonario negocio de la extorsión quebró empresas y hasta financia campañas políticas

TEGUCIGALPA, HONDURAS

(Por Lidieth Díaz y Brayan Flores) El fracaso de las políticas en seguridad del régimen nacionalista de Juan Orlando Hernández, tiene un alto costo para los hondureños que financian las fuerzas del orden a través de la fallida Tasa de Seguridad.

Con el incendio de dos vehículos de empresas con fuertes inversiones en el país, es la punta del iceberg respecto a la imposibilidad del gobierno orlandista de poder controlar la delincuencia y criminalidad organizada que se convirtió en poder en un Estado débil y gobierno corrupto que está empecinado en reelegirse para evitar acusaciones futuras sobre actos ilícitos.

Los golpes asestados por el crimen a empresas hondureñas y de capital extranjero son fuertes: en julio anterior, un empleado de la empresa Lácteos y Derivados, S.A. (Leyde) fue asesinado en represalia por la extorsión que debe pagar la compañía con sede en La Ceiba.

Luego vino el incendio del camión repartidor de la multinacional mexicana Bimbo; los mareros dieron una carta para que la empresa comenzara a pagar “renta”, caso contrario procederían a incendiar carros y matar empleados.

Luego, Camiones y Motores, S.A. (Camosa) fueron sujetos de ataques por pandilleros que llegaron a pedir que se les dé una cuota a cambio de no emprender ataques contra su personal. Cabe señalar que Camosa es propiedad del dirigente deportivo Pedro Atala, primo del dueño de Banco Ficohsa, Camilo Atala.

El incendio de un camión repartidor de la empresa Gabriel Kafati, S.A. productora de café El Indio, ha encendido las alarmas de la iniciativa privada, que aún se resiste a hacer fuertes reclamos al gobierno de Hernández sobre ese “salto cualitativo” que han hecho las maras, que pasaron de cobrar extorsión en pulperías, taxis, autobuses, mercaditos y hoy apunta hacia el gran capital.

Por tanto, no extrañaría que en corto o mediano plazo, las maras vayan por el dinero de los bancos, aseguradoras, medios de comunicación, organizaciones no gubernamentales y otras que podrían pagar las consecuencias de la indiferencia del régimen orlandista que sólo sueña con reelegirse.

Estimaciones hechas por ConfidencialHN, con base a informes oficiales e independientes, revelan que de 2012 a la fecha unas 72 mil empresas cerraron en el país por el cobro del “impuesto de guerra”, provocando pérdidas que, en la mínima escala, superan los 360 millones de lempiras y podrían llegar hasta los cuatro mil 320 millones de lempiras.

Ese cierre de empresas, provocó el despido, según cifras oficiales y estimaciones preliminares, de unas 216 mil personas, provocando pérdidas por hasta mil 620 millones de lempiras en concepto de sueldos y salarios, basado en el salario mínimo que supera los siete mil 600 lempiras mensuales.

Respecto a la extorsión, la especialista en seguridad Arabeska Sánchez, explicó a la periodista Lidieth Díaz de ConfidencialHN que el dinero que es captado por extorsión podría ir a campañas políticas y este cobro ha subido de escala.

“Esta gente pasó de obtener dinero de la pequeña y mediana empresa a las grandes compañías, estamos viendo la quema de vehículos de transnacionales y son claras muestras que el cobro de extorsión ha pasado a niveles alarmantes”, indicó la especialista a Díaz.

A pesar que el dinero recolectado por la vía coercitiva, añadió, el gobierno no ha enfocado esfuerzos para que ataque este flagelo y los cerebros van creando mecanismos para seguir aumentando sus fortunas, “pero no se conoce quiénes son los dueños de las cuentas bancarias, cuyos fondos provienen de la extorsión”.

Respecto al dinero que podría ir a parar a campañas proselitistas, aseguró Sánchez que se pudo comprobar en un operativo que había una triada entre políticos, pandillas y expolicías y “esa es un indicio bastante claro sobre el cobro de la extorsión en Honduras y quiénes están detrás de ellos”.

“En el operativo Avalancha se pudo apreciar que ese dinero puede estar financiando campañas políticas. Eso es algo muy peligroso porque el país está a punto de entrar en un proceso electoral y, si ese fuera el destino, estamos en graves problemas”.

Se está observando que es gente que ha sido formada, que tiene conocimientos sobre tecnología y son maestros del lavado de activos, reveló la especialista.

Cuestionó sobre la negligencia del Estado de dar con los verdaderos responsables o quiénes ordenan la extorsión contra la clase empresarial. “Si el operativo avalancha dio verdaderos frutos, ¿por qué no hemos vuelto a tener operativos de esa naturaleza?”, se preguntó.

No es tan cierto que el tema de la violencia y criminalidad se ha resuelto, aseguró, pues a diario el crimen manda un mensaje distinto al Estado y se debería hacer una revisión de lo que ha hecho y lo que debería hacer.

About the author

Related

Loading Facebook Comments ...

JOIN THE DISCUSSION

Comments

  • daniel estulin 30 agosto, 2016 at 8:33 pm

    LOS TURCOS COMECAMELLOS QUE HAN SAQUEADO POR DECADAS NUESTRO PAIS, AHORA SIENTEN LO QUE LOS TAXISTAS, BARBEROS,MECANICOS ETC. HONDURAS ES UN ESTADO FALLIDO. ..

    Reply
  • ENOS AGUSTIN MENDOZA AGUILERA 16 septiembre, 2016 at 1:18 pm

    La falta de Política de este Gobierno se mira evidenciado en esas 72.000.empresas, que han cerrado por este flagelo de la extorsión por parte de las estructuras criminales lideradas por el Gobierno , y el mismo gobierno con su política inquisidora contra la pequeña y mediana empresa que son las que sostienen nuestra endeble economía y emplea al 70 por ciento de la población activa económicamente (PAE), sumado las faltas de financiamiento por parte del sistema bancario y el supuesto banco estatal sin resultados donde los micros empresarios acuden con esperanza y sale con desanimo de constatar que son falsos los créditos para comprar maquinaria y poder ser competitivos, las falta de oportunidades para el joven profesional, los salarios pirricos, donde la población como subterfugio se refugia en la política y por conveniencia se acogen al partido de gobierno, por esa necesidad famelica, que orilla a renunciar a sus pensamientos y a ser complices de este sistema opresor, donde la clase política actual en su afán desmesurado de poder aplican teorías que si no estas conmigo estas contra mi, y persiguen el pensamiento disidente, hasta el colmo de declararlo el enemigo numero uno, cierran los medios de comunicación que no se doblegan y acogen a su plan , con la complicidad de con el COHEP buscan asfixiar economicamente amenazando con sanciones a quien les otorguen contrato de publicidad , usan al Ministerio Público como la espada a quien se oponga a sus proyectos de dictadura para levantar requerimientos bajo cualquier pretexto irrisorio, y hasta el poder factico de la iglesia presenta querellas por el simple hecho de leer un documento que fue elaborado por catedráticos y ex catedráticos de la Universidad Católica, por denunciar al jefe al cardenal quien vive en una opulencia sin consideración y soslayan frases como la de San Francisco de Asís ¨predica el evangelio y si es necesario usa palabras¨ y el evangelio se encuentra en la humildad no en las cenas con gente que habla de pobreza y son los estrategas de las políticas que nos conducen a ellas, por estas circunstancias estamos en el deber insoslayable de oponerlos a cualquier dictadura y desde la trinchera que nos encontremos hacer oposición a esta tiranía, donde el honesto es tratado de corrupto, y el corrupto es venerado, por eso este tipo de medios nos permiten exteriorizar nuestro libre pensar, y como un acto de real desobediencia no formar parte de este sistema , porque la peor esclavitud es la voluntaria y consentida.

    Reply
error: Contenido protegido, comparta nuestras publicaciones en su red social de preferencia!