¿Fracasó la tregua? Las maras tocan con brutalidad las puertas de la gran empresa privada

TEGUCIGALPA, HONDURAS

La violencia en Honduras ha tomado un peligroso rumbo: las maras han tocado la puerta de las grandes empresas y lo ha hecho tiroteando e incendiando vehículos.

Este extremo se cumplió la mañana del lunes cuando un camión de la multinacional Bimbo fue incendiado por miembros de la mara 18 en la colonia Roble Oeste de la capital de Honduras.

El motorista y ayudante informaron que fueron interceptados por dos sujetos en motocicleta que los obligaron a detener la marcha. Los bajaron del camión, les quitaron el dinero y, de inmediato, los mareros procedieron a rociar de gasolina el automotor y lo incendiaron.

Mucho más: Tirotean empresa agrícola en la capital de Honduras

Antes de marcharse, dejaron una carta en la que amenazaban con destruir activos de la empresa en caso que los ejecutivos se resistieran a pagar extorsión; dieron dos horas para que Bimbo comenzara a emitir fuertes sumas de dinero, so pena de más incendios contra vehículos e instalaciones.

La pericia del conductor lo salvó de una cruenta muerte, los criminales estaban dispuestos a quemarlo junto a su ayudante si se resistían al asalto. Contó que andaban una botella con combustible y les dijeron que no se opusieran al atraco.

Por ahora, el chófer ha salvado la vida por un golpe de suerte.

FRACASO EN SEGURIDAD. Mientras tanto, el presidente Juan Orlando Hernández no ha podido contrarrestar el coercitivo poder que han adquirido las maras en Honduras durante la última década, al punto que ha tenido que asociarse con los presidentes de Guatemala y El Salvador, Jimmy Morales y Salvador Sánchez para crear una fuerza multinacional que combata este flagelo.

En la propuesta del mandatario hondureño, se busca implementar  la ayuda de las fiscalías, los ministerios y secretarías del interior, seguridad y defensa de los tres países.

Según Hernandez, “¡pronto, el Triángulo Norte de Centroamérica dará el ejemplo y mostrará avances importantes de seguridad!”.

En los últimos años la violencia en la región aumentó debido a la actividad de las maras, pandillas dedicadas a la venta de droga, el secuestro y el asesinato.

Mucho más: Maras, las pandillas que aterrorizan Centroamérica

Estos grupos violentos, integrados en su mayoría por menores de edad, han cobrado relevancia internacional y en la actualidad son uno de los problemas de violencia e inseguridad más importantes de la región y el continente.

PODER CRIMINAL. “Las maras son pandillas juveniles, en general la edad más adulta ronda los treinta años. Se dedican al control territorial, a la extorsión y al sicariato. La violencia propia del fenómeno los termina liquidando o encarcelando”, dijo en el programa de radio GPS Internacional Ignacio Cánepa, experto en temas de seguridad y editor del portal DefDigital.

Por su parte, la revista digital sobre delincuencia organizada, Insight Crime, señala que el “60 por ciento de los miembros de las pandillas del país, la Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18, se concentran en tres sectores de San Pedro Sula, la capital mundial del crimen”.

“Se estima que Honduras tiene 116.000 miembros de pandillas, incluyendo a los que son miembros de grupos de menor tamaño, como los Chirizos, West Side y la Mara 61. Más de 4.700 miembros de pandillas se encuentran en la cárcel, según cifras de Unicef”, señala la publicación especializada.

CARTA MARA

¿Y LA TREGUA DE LAS PANDILLAS?  Las pandillas en Honduras se comprometieron en mayo de 2013 a mantener las tasas de violencia al mínimo, como primer paso en una serie de diálogos con los mediadores designados, publicó en aquella ocasión Insight Crime.

El 28 de mayo, añadió, representantes de las pandillas Barrio 18 y Mara Salvatrucha (MS13) leyeron, desde el interior del centro penal de San Pedro Sula, sus compromisos en los que acuerdan cesar la violencia y el reclutamiento.

La pandilla 18, según reportes periodísticos, declaró que se habían comprometido a detener la violencia y otras actividades criminales si el gobierno los “escucha”. También dijeron que era demasiado pronto para discutir el comprometerse a parar la extorsión, la principal fuente de financiamiento de la organización.

La MS13 se comprometió a no cometer más homicidios, realizar extorsiones y otros tipos de actividades criminales. Un representante se comprometió a que “ofrecemos cero violencia (…)”, y agregó que “(…) éste es sólo un primer paso (…)”. Adicionalmente dijo que la orden era “inmediata” y efectiva en todo el país, diciendo: “(…) todos los muchachos saben a partir de hoy lo que tienen que hacer”.

About the author

Related

Loading Facebook Comments ...

JOIN THE DISCUSSION

error: Contenido protegido, comparta nuestras publicaciones en su red social de preferencia!