Home2017 (Page 2)

CARACAS, VENEZUELA

(Spútnik) El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció el incremento del 40 por ciento del salario mínimo, y 30 por ciento del bono para alimentación obligatorio, denominado cesta ticket.

«Anuncio el aumento del 40 por ciento del salario mínimo nacional, y de todas las tablas salariales a nivel nacional de maestros, maestras, militares, policías, médicos, médicas, trabajadores públicos, pero además estoy decretando un aumento de 30 por ciento de unidades tributarias al cesta ticket», señaló el jefe de Estado.

Maduro hizo este anuncio durante un mensaje de fin de año transmitido en cadena nacional desde el Palacio de Miraflores (sede de Gobierno).

Este incremento, el primero que impactará en el salario mínimo de los venezolanos a partir de 2018, viene precedido de cuatro aumentos en 2017, los cuales se realizaron en enero (50 por ciento), mayo (60 por ciento), julio (50 por ciento) y septiembre (40 por ciento).

En los últimos meses, se ha registrado en Venezuela un alza abrupta de los precios de los alimentos, bienes y servicios, por lo que el mandatario de ese país aseguró que busca proteger a los ciudadanos de lo que ha denominado como «guerra económica».

De acuerdo con el informe publicado en octubre por el Fondo Monetario Internacional (FMI) Venezuela se encuentra en una recesión cada vez más profunda y para ese mes la inflación se ubicó en 652,7 por ciento y proyectó que en 2018 ese índice será de 2.349,3 por ciento.

Mientras, la moneda local, el bolívar, se desplomó entre el 1 de noviembre y 1 de diciembre de 2017 pasando de 41.290 a 103.024, por dólar.

Los últimos días del 2017, han estado marcados por protestas en las calles de ciudadanos de escasos recursos económicos, quienes reclaman la llegada de cajas de alimentos a precios subsidiados de los Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Desde finales de 2014, el país suramericano, cuyos ingresos en divisas dependen en 96 por ciento del petróleo, se ha visto afectado por la caída del precio de este hidrocarburo.

Además, su Gobierno ha denunciado un bloqueo internacional impulsado por Estados Unidos, con el objetivo de sacarlo del poder.

El pasado 25 de agosto la Casa Blanca aprobó un paquete de sanciones que impide, entre otras cosas, al Gobierno de la nación suramericana y a su principal industria, Petróleos de Venezuela (Pdvsa), transar con los bonos de su deuda y durante su discurso en la Asamblea General de la ONU, el presidente Donald Trump, amenazó con tomar nuevas medidas.

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El portavoz de la Secretaría de Seguridad, Jair Meza, anunció que el decreto que prohíbe la portación de armas de fuego vence mañana 1 de enero.

El funcionario indicó que la suspensión de la veda obedece al decreto ejecutivo publicado en el diario La Gaceta, en la que se prorrogó la medida producto de los disturbios ocurridos tras las elecciones del pasado 26 de noviembre.

Dijo que los propietarios de las armas pueden pasar a reclamarlas previo al pago de una multa que oscilará entre dos y diez salarios mínimos que dependerá qué tipo de falta cometieron.

Al respecto, explicó que hasta el momento se han decomisado unas 396 armas de fuego. Al 31 de diciembre, se registró la requisición de 243 pistolas, 103 revólveres, 16 fusiles, 26 escopetas y unas ocho armas caseras o chimbas.

 

TOKIO, JAPÓN

(Spútnik) Las autoridades japonesas están estudiando las perspectivas de un conflicto militar a gran escala en la península de Corea y la posibilidad de tomar medidas, informó la agencia Kyodo.

Este tema fue debatido en el Consejo de Seguridad Nacional de Japón con la participación del primer ministro del país, Shinzo Abe, escribió el diario ruso Izvestia citando a Kyodo.

Según esta información, Tokio está considerando opciones para involucrar a las Fuerzas de Autodefensa de Japón en la protección del país isleño y el apoyo militar de Estados Unidos en posibles combates contra Corea del Norte.

El Gobierno japonés está analizando cuatro escenarios de guerra en la península de Corea: un ataque preventivo estadounidense contra Pyongyang, una invasión de Corea del Sur a Corea del Norte, un ataque con misiles de Pyongyang contra Japón y un inevitable choque de las fuerzas militares surcoreanas y norcoreanas.

En la última reunión del Consejo de Seguridad de Japón, realizada el 21 de diciembre, se decidió discutir el número permisible de personal militar estadounidense que será transferido a Japón como reserva en caso de que estalle una guerra en la península.

El Parlamento japonés aprobó en 2015 una ley que permite a las Fuerzas de Autodefensa de Japón participar, por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, en hostilidades para proteger a «países amigos», incluso si Japón no es atacado.

​Por su parte, el diario Yomiuri informó el 28 de diciembre que Tokio tiene la intención de comenzar la producción de sus propios misiles de crucero y de construir su primer portaviones para protegerse de Corea del Norte. Está previsto que el portahelicópteros ya existente Izumo sea la base para este portaviones.