ONU: policía militar hondureña usó fuerza excesiva contra manifestantes tras comicios

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

(Spútnik) Los cuerpos de seguridad de Honduras usaron “fuerza excesiva e incluso letal” para controlar las protestas que tuvieron tras las polémicas elecciones de noviembre pasado, según un informe difundido por el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (Acnudh) en el país centroamericano.

“Por lo menos 22 civiles y un agente de policía murieron durante las protestas, al menos 16 de esas víctimas, entre ellas dos mujeres y dos niños, murieron a causa de disparos efectuados por las fuerzas de seguridad”, indica el resumen del informe del Acnudh, difundido a través de la red social Facebook.

Esa cifra contempla la cantidad de fallecidos desde el 26 de noviembre, día de las elecciones generales, hasta la toma de posesión del presidente Juan Orlando Hernández, que tuvo lugar el pasado 27 de enero.

Sin embargo, la Alianza de Oposición (centro-izquierda), que denuncia que hubo fraude electoral y que afirma que el presidente es su candidato Salvador Nasralla, indicó que al menos 45 personas murieron, mientras que otras fueron detenidas durante las protestas.

El informe de Acnhud documenta también la muerte de 15 personas, entre candidatos políticos, consejeros municipales y activistas en el período anterior a las elecciones.

El Alto Comisionado denuncia que hubo casos que pueden calificarse como ejecuciones extrajudiciales ya que siete personas murieron como consecuencia de disparos en la cabeza.

Si bien hubo manifestantes que realizaron actos violentos, afirma Acnhud, “las fuerzas de seguridad hicieron un uso intencional y letal de las armas de fuego, incluso más allá del uso disuasorio o de defensa propia, como cuando los manifestantes estaban huyendo”.

Hasta el 27 de enero pasado, no se habían presentado cargos contra ningún miembro de las fuerzas de seguridad en relación con las muertes y lesiones ocurridas, añade el informe.

Además, entre el 1 y 5 de diciembre pasado 1.351 personas fueron detenidas, continúa el comunicado, acusadas de violar el toque de queda impuesto en el marco del estado de excepción que declaró el Gobierno el primer día del último mes del año.

Se trataron de “arrestos masivos e indiscriminados y tuvieron el efecto de limitar el derecho a la reunión pacífica y de asociación”, según Acnhud.

El informe también destaca “las alegaciones creíbles y coherentes de malos tratos contra personas en el momento de su arresto y/o detención”.

Acnhud insta en el informe al Gobierno de Honduras a que “entable un diálogo nacional participativo sobre las reformas que promuevan el desarrollo, los derechos humanos y la reconciliación”.

Además, el Alto Comisionado recomienda a las autoridades que restrinjan el uso de la policía militar y las fuerzas armadas en las funciones de aplicación de la ley.

About the author

Related

Loading Facebook Comments ...

JOIN THE DISCUSSION

error: Contenido protegido, comparta nuestras publicaciones en su red social de preferencia!