Wednesday, Oct 23, 2019
Home2018marzo (Page 157)

QUITO, ECUADOR

(Spútnik) El exministro de Electricidad de Ecuador Alecksey Mosquera aceptará su culpabilidad en el delito de lavado de activos dentro de la trama de Odebrecht por haber recibido alrededor de un millón de dólares de la constructora en 2008, confirmó su abogado Pablo Guerrero.

«Le he recomendado y él me ha dicho a mí que quiere declararse autor confeso del delito que estuvo tipificado al momento de la vigencia de esos actos», comentó Guerrero a la prensa durante la audiencia de juzgamiento.

En ese sentido, explicó que la intención de Mosquera es lograr una condena según la Ley para Reprimir el Lavado de Activos que estaba vigente en aquel entonces, que establece entre dos y cinco años de prisión por este tipo de falta, mientras que el actual Código Orgánico Integral Penal (COIP) la sanciona con hasta 10 años de cárcel.

Según el jurista, los delitos que le atribuyen al exfuncionario «fueron cometidos antes de la vigencia del COIP, en cuyo caso no le podrían imponer una pena que no existía al momento del delito».

Asimismo, el abogado adelantó que su cliente pedirá disculpas públicas en la audiencia final de juzgamiento que tendrá lugar este 2 de marzo.

Según la fiscalía, Mosquera recibió entre abril y septiembre de 2008 un millón de dólares en varios pagos realizados a través de la offshore Klienfeld —usada por el departamento de sobornos de Odebrecht— a la compañía Tokyo Traders, empresa que tenía cuentas en la Banca Privada de Andorra mientras se desempeñaba como ministro.

De acuerdo con las pruebas, Mosquera recibió los sobornos a cambio de facilitar la construcción de una la hidroeléctrica Toachi Pilatón a Odebrecht.

El exministro se desempeñó en la cartera de Electricidad entre junio de 2007 y julio de 2009, durante el Gobierno del expresidente Rafael Correa.

CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO

(Spútnik) La Agencia de Investigación Criminal (AIC) confiscó 1,7 millones de dólares en efectivo y estupefacientes transportados por cuatro personas en tres automóviles particulares, en una carretera del estado de Guanajuato, en el centro de México, informó la Procuraduría General de la República (PGR).

«La AIC derivado de labores de investigación, aseguró un millón 700 mil dólares, los cuales se encontraban ocultos en autos compactos, y detuvo a cuatro personas», indica el reporte de oficina federal de procuración de justicia.

Los agentes criminalistas realizaron una inspección en el interior de tres vehículos particulares, los cuales fueron detenidos en el tramo carretero 45D de la autopista que va de la ciudad de Celaya (260 km al norte de Ciudad de México), en el estado de Guanajuato hacia la ciudad de Querétaro (220 km al norte de la capital).

La enorme suma de dólares fue hallada «en compartimientos ocultos, donde era resguardado dinero en efectivo», indica el informe.

En un primer auto, se localizaron 700.000 dólares, los cuales estaban debajo de los asientos.

«En el toldo de un segundo coche estaba resguardo un millón de dólares; en ambos se transportaba estupefaciente en la guantera», precisa en reporte policial.

Tras una revisión realizada a un tercer vehículo, los agentes federales «aseguraron diversas dosis de una sustancia solida cristalina con las características propias del cristal».

Los nombres de pila de las personas detenidas son Irma, Enoc, Salvador y José, dice el informe que por protocolos de investigación omite los apellidos, y fueron puestos a disposición de agentes del Ministerio Público de la Federación, así como el dinero y las dosis de droga confiscadas.

TEGUCIGALPA, HONDURAS

La jefa de la MACCIH, Ana María Calderón, reveló que la ex primera dama de Honduras, Rosa Elena Bonilla de Lobo, habría utilizado el banco Ficohsa para «lavar activos», extremo por el cual la entidad financiera se encuentra bajo investigación.

La funcionaria anticorrupción confirmó que, en efecto, «corresponde a otra línea de investigación» por lavado de activos en el caso denominado La caja chica de la dama que imputa a la esposa del expresidente Porfirio Lobo y cuya causa ha puesto en la mira al banco hondureño.

Según la MACCIH, Bonilla utilizó la institución bancaria para blanquear supuestamente unos 12 millones de lempiras provenientes del fondo Casa Presidencial / Despacho de la primera dama con número de cuenta  0001-102-00050790  de Ficohsa,  donde tuvo ingresos de 94 millones 689 mil 873 lempiras con 77 centavos, (unos cuatro millones de dólares estadounidenses) «provenientes de diferentes fuentes, entre ellas donaciones de la embajada de China Taiwan para proyectos sociales que debieron ser utilizados entre 2010 y 2014».

«Como noticia criminal se tomó conocimiento que el 22 de enero de 2014, la exfuncionaria abrió una cuenta personal en Banco Ficohsa a nombre de Rosa Elena Bonilla de Lobo, y ese mismo día depositó la cantidad de 12 millones de lempiras (500 mil dólares) a través de un cheque proveniente de cuenta oficial del despacho de la primera dama», precisó Calderón mediante comunicado.

Recordó que la Unidad Fiscal Especial Contra la Impunidad y Corrupción (UFECIC) «descubrió en el curso de sus investigaciones que desde 2011 se utilizó la cuenta oficial de la funcionaria para emitir 35 cheques a nombre de nueve personas que sólo cobraban el cheque en el banco y regresaban el dinero en efectivo a la red».

«Esta modalidad se usó también con su cuenta personal para convertir en efectivo parte de los 12 millones de lempiras a través de 45 cheques emitidos a las mismas nueve personas, aun cuando Bonilla de Lobo ya no ocupaba el cargo de Primera Dama», reveló la jefa anticorrupción.

Esa trama que descubrieron la UFECIC y  MACCIH les permitió llegar a la conclusión que la esposa del exgobernante incurrió en «lavado de activos y asociación ilícita. En cuanto al delito de malversación de fondos, se demuestra con el hecho de haberse apoderado de dinero del Estado para su propio beneficio y no para los fines sociales encomendados».

En cambio, la directora del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), Gabriela Castellanos, se abstuvo de mencionar al banco, pero detalló que Bonilla de Lobo, supuestamente sacó de la cuenta 0001-102-00050790 de «una institución bancaria» unos 12.2 millones de lempiras y fue transferido a la cuenta particular 9636603.

Además, señaló que la ahora privada de libertad  habría incurrido en falsificación de documentos, «habiendo encontrado responsabilidad en la sobrevaloración de zapatos y uniformes por alrededor de seis millones de lempiras en el programa Vistiendo y calzando a los niños de Honduras«.

Si bien Castellanos no mencionó a la entidad bancaria, tal como lo hizo la jefa anticorrupción, pero mencionó el número de cuenta, por lo que coincide con las revelaciones e investigación que tienen en la cárcel a la esposa del exgobernante.

Ningún portavoz o socio de Ficohsa ha salido al paso del señalamiento hecho por Calderón, al asegurar que hay «una línea de investigación» respecto al caso  La caja chica de la dama.