Friday, Nov 22, 2019
Home2018junio (Page 2)

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Un motorista fue arrestado por la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) acusado de haber ultrajado a una menor de edad.

El organismo informó que procedió arrestar a Saúl Castillo Mendoza (54), originario de Lempira y residente en la colonia capitalina Hato de Enmedio, ya que se le sindica de agredir sexualmente a una niña de ocho años.

Hasta el momento, se desconocen las causas por las cuales Castillo Mendoza habría ultrajado a la infante.

No obstante, el supuesto hechor será acusado por el Ministerio Público por el delito de violación especial, por lo que permanecerá privado de libertad en la Penitenciaría Nacional de Támara.

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El dirigente de sociedad civil, Carlos Hernández, sostuvo el sábado que el Parlamento tomó la ruta correcta al reelegir al cuestionado fiscal general Óscar Chinchilla, quien fungirá por cinco años más al frente del aparato acusador.

Consideró que el Legislativo, a través de la aplanadora bipartidista y varios partidos bonsái “tomaron la mejor decisión” de reelegir a Chinchilla, a pesar de que éste no participó en los procesos de selección que realizó la Junta Proponente.

En declaraciones a periodistas, afirmó que “necesitamos un fiscal general y no es posible que nos diéramos el lujo de crear un vacío” en la titularidad del Ministerio Público.

Hernández cree que Chinchilla “nos demostró que se enfrentó al poder, no ahora con Pandora, ya en el pasado hizo acciones que golpeó el liderazgo político y empresarial de Honduras”.

El dirigente de la oenegé Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) sostuvo que tienen autoridad moral para respaldar el papel de su aliado y dijo que el actual Ministerio Público “ha sido superior” que otras administraciones.

Cabe recordar que se orquestó una conspiración, liderada por EE.UU., para que Chinchilla siguiera en el cargo, a pesar de los fuertes cuestionamientos en su contra por su poca efectividad en el combate al crimen y las mafias públicas.

CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO

(Spútnik) México se prepara para celebrar las elecciones más grandes de su historia, donde casi 88 millones de mexicanos elegirán más de 3.400 cargos, encabezados por la presidencia y todos los asientos del Congreso.

Al final de un proceso electoral ensombrecido por la violencia, que costó la vida a más de 130 políticos de todos los partidos y casi medio centenar de candidatos a alcaldes, las campañas estuvieron centradas en escándalos de corrupción, cometidos por exgobernadores, o la trama de sobornos pagados por la constructora brasileña Odebrecht.

El gran favorito a ganar la Presidencia es el candidato de la coalición de izquierda nacionalista Junto Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, de 64 años, en su tercera campaña.

En segundo y tercer lugar, las encuestas colocaron al candidato de la coalición centrista Por México al Frente, Ricardo Anaya, de 39 años, y José Antonio Meade, de 49 años, por la coalición oficialista que encabeza el Partido Revoluciona Revolucionario Institucional (PRI, gobernante).

En un lejano cuarto lugar quedó relegado el candidato independiente Jaime Rodríguez, gobernador del norteño estado de Nuevo León, apodado El Bronco, de 60 años de edad.

Este proceso electoral, el más grande jamás organizado en el país, incluye elecciones para varios cargos locales.

Además de los poderes Ejecutivo y Legislativo se votará por nueve titulares de los gobiernos y congresos provinciales, en ocho estados y la Ciudad de México, además de elecciones municipales en cientos de localidades para ayuntamientos, juntas municipales y alcaldías, de 30 de los 32 entidades federales.

Los 128 asientos de la Cámara de Senadores serán elegidos de la siguiente manera: 64 senadores por el principio de mayoría relativa; 32 por el principio de representación proporcional y 32 senadurías más para la primera minoría en el resultado.

Para los 500 curules de la Cámara de Diputados, 300 se eligen por el principio de mayoría relativa, en igual número de distritos constituidos en todo el país, y 200 diputaciones más por el principio de representación proporcional al resultado total obtenido por cada partido político.

La larga contienda comenzó el 14 de diciembre de 2017 al 11 de febrero de 2018 en una fase preliminar y las campañas comenzaron el 30 de marzo culminando el pasado 27 de junio.

Para todos los cargos en disputa se registraron alrededor de 18.000 candidatos, para representación y cargos públicos, que es un récord por la cantidad de puestos de elección popular en juego.

La autoridad responsable de organizar la elección es el Instituto Nacional Electoral, organismo autónomo del Estado, dirigido por un consejo general, presidido por un titular, Lorenzo Córdova.

En coordinación con organismos públicos locales el INE organiza las actividades para la elección de presidente, gubernaturas, jefatura de gobierno de Ciudad de México, congresos Locales, ayuntamientos, juntas municipales y alcaldías.

La ciudad de México y ocho estado tendrán elecciones a gobernador y congresos provinciales: en sur Morelos, Chiapas, Tabasco, Veracruz; en el centro, Puebla, Guanajuato, Jalisco, y en el este Yucatán.

Además para los congresos provinciales serán electos 972 diputados y los poderes locales de 1.597 ayuntamientos, 184 juntas municipales.

Además, los capitalinos elegirán por primera vez 16 alcaldes y concejales que antes eran cargos de delegados, además de diputados locales de la capital.

La capital que durante siete décadas después del fin de la Revolución Mexicana de principios de siglo XX fue gobernada por un regente designado por el presidente, solo ha elegido jefe de Gobierno desde hace dos décadas, desde que en 1997 fue electo Cuauhtémoc Cárdenas, del Partido de la Revolución Democrática (PRD, centroizquierda) partido que ha mantenido el poder desde entonces.

Las atribuciones de los 16 alcaldes que resulten electos por primera vez el 1 de julio, podrán decidir sobre «presupuesto, seguridad y obras públicas, entre otras facultades.

El poder legislativo capitalino estará integrado por 66 asambleístas 33 elegidos por mayoría relativa y 33 por proporcional del resultado de cada partido político.

Solo los estados de Baja California y Nayarit están fuera de las elecciones locales, y solo participan en la presidencial y legislativa.

Las casillas electorales abrirán a las 08.00 de la mañana y cerrarán a las 18.00 según la hora de cada estado, o permanecerán abiertas si hay colas de votantes.

México es atravesado por cuatro husos horarios, de tal manera que los primeros estados en votar serán los del este, localizados en la península de Yucatán (Yucatán y Quintana Roo); y los últimos los del oeste, Baja California Norte y Baja California Sur, y Sonora, que están dos horas atrás de la hora del centro del país de la Ciudad de México.

El primer resultado oficial será emitido por el presidente del INE alrededor de las 23.00 del 1 de julio (04.00 GMT del 2 de julio), con base en conteo rápido de resultados oficiales de 7.500 casillas seleccionadas.

Esa muestra representativa para el conteo rápido está integrada por el escrutinio oficial de 25 mesas de cada uno de los 300 distritos, seleccionadas de antemano por un equipo de expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México y otras instituciones privadas.

Las encuestas a boca de urna se podrán difundir después de las 01.00 GMT del 2 de junio, cuando cierren las últimas casillas electorales en todo el país, de tal manera que no influyan en el ánimo de los votantes.

Son solo diez los estados llamados «fábricas de votos», que aportan casi 65% de sufragios: Ciudad de México, Estado de México, Veracruz, Jalisco, Puebla, Guanajuato, Nuevo León, Michoacán, Oaxaca y Chiapas.

El próximo domingo 1 de julio, más de 89 millones de mexicanos tendrán la oportunidad de «ejercer uno de los derechos fundamentales de la democracia: el derecho a elegir a nuestros gobernantes», dijo el miércoles el presidente Enrique Peña Nieto en un mensaje a la nación.

El jefe del Poder Ejecutivo que dejará el cargo el 1 de diciembre, tras una larga transición de cinco meses, exhortó a la ciudadanía a acudir a las urnas «con orgullo, alegría y confianza en nuestro futuro».