Home2018diciembre (Page 4)

PARÍS, FRANCIA

(Spútnik) Unas 800 personas participaron en las protestas de los chalecos amarillos en París y unas 12.000 protestaron en toda Francia, comunicó el diario Le Parisien, que cita a la Prefectura de Policía de París.

En la capital francesa fueron detenidas 57 personas y 33 de ellas fueron puestas bajo custodia.

El número de los manifestantes disminuyó notablemente en comparación con las semanas anteriores.

El 29 de diciembre los chalecos amarillos se manifestaron en París, particularmente en los Campos Elíseos y en la Plaza del Trocadero.

Los medios informan que también hubo protestas en las ciudades francesas de Lyon, Tolosa y Burdeos.

En Marsella, según la policía, se reunieron unos 900 chalecos amarillos, en Metz unos 2.000 y en Caen (departamento de Calvados) unos 1.500.

En Ruan, los manifestantes prendieron fuego al edificio del Banco de Francia.

Francia vive desde mediados de noviembre una oleada de protestas de los chalecos amarillos.

Los manifestantes, que visten chalecos amarillos fluorescentes, protestaban en un principio por el alza en los precios de los combustibles y los impuestos relacionados, pero luego sus reivindicaciones se extendieron a otras demandas sociales.

Las manifestaciones han derivado en enfrentamientos con las fuerzas del orden, destrucción de edificios y automóviles, saqueos y otros hechos violentos.

A las protestas en Francia se unieron también estudiantes y liceístas.

RÍO DE JANEIRO, BRASIL

(Spútnik) Jair Bolsonaro se convertirá en presidente de todos los brasileños en una ceremonia de toma de posesión el 1 de enero en Brasilia, a la que se espera que acudan cientos de miles de personas y que estará marcada por estrictas medidas de seguridad.

La Fuerza Aérea Brasileña, por ejemplo, informó que dispondrá «misiles antiaéreros» para dar una «pronta respuesta» a cualquier aeronave que entre en el espacio aéreo reservado de 7,4 kilómetros, que incluye los principales escenarios del eje monumental de Brasilia por donde circulará Bolsonaro.

Normalmente, el desfile presidencial se daba en un Rolls Royce convertible de los años 50, pero el Gabinete de Seguridad Institucional del Gobierno todavía no confirmó si Bolsonaro saludará a la población en pie desde el vehículo, como es tradición.

Se alegan motivos de seguridad: el líder ultraderechista fue apuñalado durante la campaña electoral y ha sufrido amenazas en los últimos meses, según el citado gabinete.

El futuro presidente y su esposa, Michele Bolsonaro, saldrán a las 14.00 hora local (16.00 GMT) de la residencia presidencial de Granja del Torto en dirección a la catedral de Brasilia, donde la pareja se encontrará con el futuro vicepresidente, Antonio Hamilton Mourao.

Después, se desplazarán al Congreso Nacional, donde habrá discursos del presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, del presidente del Senado, Eunício Oliveira, y del propio Bolsonaro, quien se dirigirá a todos los parlamentarios.

Finalmente, Bolsonaro llegará al Palacio del Planalto (sede del Gobierno), donde el mandatario saliente Michel Temer le entregará la banda presidencial; allí se producirá el momento más esperado: la subida de la mítica rampa diseñada por el arquitecto Oscar Niemeyer y el discurso a la nación.

Bolsonaro recibirá allí mismo a los jefes de Estado y de Gobierno y demás autoridades extranjeras que acudirán a la cita, y que luego disfrutarán de una recepción en el vecino Palacio de Itamaraty, sede del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Entre las autoridades confirmadas se destaca el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, quien la semana pasada ya mantuvo una reunión bilateral con Bolsonaro en Río de Janeiro.

Aunque la cancillería no divulgó un lista oficial, aseguró que 60 delegaciones extranjeras participarán en la investidura, con 12 jefes de Estado, tres vicepresidentes, 11 cancilleres, 16 enviados especiales y tres directores de organismos internacionales.

Según el diario O Globo, está confirmada la presencia de varios presidentes de países vecinos, como Mauricio Macri, de Argentina, Evo Morales, de Bolivia, Sebastián Piñera, de Chile, Iván Duque, de Colombia, Mario Abdo Benítez, de Paraguay, Martín Vizcarra, de Perú, y Tabaré Vázquez, de Uruguay.

Faltarán los mandatarios Miguel Díaz-Canel, de Cuba, y Nicolás Maduro, de Venezuela, quienes fueron vetados por expreso deseo del equipo de Bolsonaro después de que el Gobierno en funciones de Temer había cursado las invitaciones.

Aunque el propio Bolsonaro especuló con la presencia del presidente estadounidense Donald Trump, este optó por enviar a su secretario de Estado (canciller), Mike Pompeo.

La delegación de Rusia estará encabezada por el presidente de la Duma (cámara baja del parlamento), Viacheslav Volodin, mientras que China estará representada por el vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular, Ji Bingxuan.

Entre las ausencias en la ceremonia también estarán las de diputados de la oposición de la izquierda del Partido de los Trabajadores (PT) y del Partido Socialismo y Libertad (PSOL).

El PT argumentó en un comunicado que no tolera discursos y acciones que estimulan «el odio, la intolerancia y la discriminación», en referencia a Bolsonaro.

Aunque subrayó que debe respetarse el resultado electoral, la formación criticó que se impidiera la candidatura del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) y la «manipulación criminal» que hubo en las redes sociales para difamar a su candidato, Fernando Haddad.

Bolsonaro se impuso a Haddad en la segunda vuelta electoral con el 55,1% de los votos, frente al 44,8% del candidato designado por Lula como sustituto, y gobernará Brasil durante cuatro años, hasta el 1 de enero de 2023.


TEGUCIGALPA, HONDURAS   

El diputado por Libertad y Refundación (Libre) Jorge Cálix, explicó que si no se aprueba la segunda vuelta electoral, las próximas elecciones no tendrán legitimidad.

Para el jefe de la bancada rojinegra, son necesarias varias reformas electorales entre ellas la segunda vuelta que por su importancia de ser necesario debe hasta consultársele a los hondureños si quieren que se implemente.

En su argumentación mencionó que la solicitud “no es ningún capricho” y solo buscan que comience a respetarse el artículo 236 de la Constitución de la República de Honduras.   

Artículo 236: ElPresidente y tres (3) Designados a la Presidencia de la República, seránelegidos conjunta y directamente por el pueblo, por simple mayoría de votos. Laelección será declarada por el Tribunal Supremo Electoral, y en su defecto porel Congreso Nacional o por la Corte Suprema de Justicia en su caso.

Mencionó que la cúpula de su partido no tiene pretensiones presidenciales ya que en Honduras no se puede participar porque el “sistema se cae” y aparecen “votos rurales” que terminan deslegitimando el proceso.

“Mostros creemos que la reelección es un tema que se le debió haber consultado a la gente y que solo puede ser aprobada en un plebiscito o en una asamblea nacional constituyente, lo que hizo el Partido Nacional es una aberración jurídica y cometieron el delito de traición a la Patria”, expresó.