Monday, Jun 17, 2019
Home2019abril (Page 43)

SAN SALVADOR, EL SALVADOR

(Spútnik) La subsecretaria de Estado de EEUU para el Hemisferio Occidental, Kimberly Breier, destacó la lucha contra la corrupción en Honduras, donde también dialogó sobre políticas para abordar la migración irregular.

«Fortalecer esfuerzos anticorrupción es clave para nuestra asociación con Honduras y para reducir la migración irregular», publicó Breier en su cuenta de la red social Twitter, tras reunirse con autoridades del país centroamericano.

En su publicación, la funcionaria estadounidense se declaró «impresionada» por el trabajo del Ministerio Público de Honduras, su Unidad Fiscal Especial contra la Corrupción y la Impunidad, y la Misión de Apoyo de la Organización de Estados Americanos contra esos males en el país.

Heide Fulton, encargada de negocios de EEUU en Honduras, informó que en la reunión de Breier con el presidente Juan Orlando Hernández abordaron «la necesidad de luchar más contra la corrupción e impunidad, y crear más oportunidades económicas para evitar la migración irregular».

Hernández dijo estar complacido de reunirse nuevamente con la subsecretaria de Estado, a quien reafirmó «el compromiso de Honduras de seguir contribuyendo al fortalecimiento de la seguridad, bienestar y prosperidad de la región».

Tras la reunión, Breier agradeció en redes sociales el compromiso público de abordar la crisis de la migración ilegal y empoderar a los hondureños para construir su futuro en casa.

Según la agenda divulgada por el Departamento de Estado, la alta funcionaria viajará luego a El Salvador, donde tiene previsto reunirse con funcionarios del Gobierno y visitar los proyectos estatales que promueven el empleo y los esfuerzos contra las pandillas.

De acuerdo con el texto, el propósito principal de estas visitas es instar a los gobiernos de Honduras y El Salvador, integrantes junto a Guatemala del llamado Triángulo Norte de América Central, «a hacer más para prevenir la inmigración ilegal a Estados Unidos».

Las autoridades estadounidenses esperan que más de 1 millón de migrantes, en su mayor parte de El Salvador y Honduras, soliciten asilo político en o después de cruzar ilegalmente la frontera suroeste con México.

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

Al pueblo hondureño: Estoy al tanto de los acontecimientos en el país. Lamento no poder acompañar el resurgir de las antorchas que han copado las calles. Tomé el camino más difícil para enfrentar esta dictadura, perdí mi libertad, que implica más sufrimiento, pero consciente de que el sacrificio no será en vano…

 

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

Lejos estaba Xiomara (se omiten sus apellidos por posibles represalias) de que la calamidad doméstica por falta de un empleo la llevaría a descubrir una de las redes criminales de trata de mujeres que opera desde la propia administración pública.

Xiomara era dueña de su propio secreto, el cual la poseía con todos los traumas producto del acoso del que fue víctima, hasta que un día de septiembre de 2018 decidió acudir al Ministerio Público, precisamente, a la Fiscalía de la Mujer para narrar toda la odisea de acoso que fue víctima por parte del secretario de la Presidencia, Ebal Jair Díaz Lupián.

El traumático relato está contenido en la causa 1548435671 de la Fiscalía de la Mujer y fue recibida por la propia fiscal jefe María Mercedes Bustillo, quien introdujo la denuncia de la ofendida sin número correlativo; se supone que con fienes aviesos para que la investigación no prosperara y proteger al agresor.

Ebal Díaz es de esas personas perniciosas y malévolas que operan como mal necesario en la administración pública, inescrupuloso que se posesiona como indispensable que hace todo lo que tenga que hacer para lograr sus objetivos. Es vengativo, está acostumbrado a señalar a todos para protegerse a sí mismo; monta trampas al estilo de Gargamel el nefasto personaje de Los Pitufos a fin de hacer caer a sus presas.

Este individuo se hace llamar el principal consejero del presidente Juan Orlando Hernández, dirige toda una red criminal de trata de mujeres que opera desde la mismísima Secretaría de la Presidencia, pasando por el Instituto de la Propiedad, el programa Honduras 20/20, hasta las oficinas de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel).

La víctima –Xiomara– es una de las tantas mujeres inmersas en esta red que, contrario a otras, desafió el poder y al sistema de impunidad que opera en Honduras y va en busca de justicia sólo con su esposo, sin el acompañamiento de movimientos feministas y se pone de frente a la fiscal Mercedes Bustillo, a quien en un extenso testimonio narra cómo Ebal Díaz, aprovechándose de su posición de poder, de jefe y benefactor la acosó sexualmente.

La historia de asedio de esta joven de 24 años es la misma de la mayoría de las víctimas de estos acosadores, que en un país de pocas oportunidades se aprovechan de la necesidad; les ponen tablas de salvación ofreciéndoles trabajo, comodidades, seguridad, pero que al final todas estas atractivas propuestas son el paso al infierno y que muchas veces quedan en el anonimato por temor a perder el trabajo porque se está consciente que estamos en un país donde prima la impunidad.

La denuncia interpuesta en el Ministerio Público ya data de más de un año sin respuestas de justicia, pero en el escrito queda al descubierto de cómo el secretario de la Presidencia Díaz hace uso de todos los mecanismos posibles para llamar la atención de la joven: recurre a la tecnología, a los mensajes de WhatsApp, llamadas nocturnas haciendo comentarios de los atributos físicos de Xiomara. «Hoy comprobé que mis percepciones sobre su belleza no son subjetiva», le escribió a altas horas de una noche de estas.

La cita a solas en una de sus tantas oficinas, Ebal Díaz se esmera en cada oportunidad que tiene, de no hablar de la agenda de trabajo, sino exaltar la belleza de la joven dama. Todo parece indicar, según se deduce de un testimonio de Xiomara, que hubo algo en ella que alteró los impulsos lujuriosos del secretario de la Presidencia.

Le enviaba fragmentos plagiados de poemas, le hablaba del laureado escritor mexicano Octavio Paz, de Diógenes y su lámpara, le cantaba a la textura de la piel de la joven y de sus ojos. «Comenzó a escribir por WhatsApp, al principio eran consultas de trabajo, luego comenzó a escribirme de noche a diario cosas que no tenían nada que ver con mi trabajo», relató Xiomara en su testimonio.

Las convesaciones, que iniciaron el 27 de octubre y finalizaron el 13 de noviembre de 2017, el funcionario aprovechaba a mandar poemas, entre ellos como «¿no tienes otros ojos, menos penetrates, menos vivos, menos intensos? ¿No tendrás por allí otros ojos menos inquisidores, menos curiosos? Has de saber que tu mirada lo ausculta todo, provoca sentimientos, remueve las entrañas…».

En otra de las pláticas, el personaje copiaba y pegaba frases del poeta Paz, a fin de impactar a su interlocutora: Tus ojos son la patria del relámpago y de la lágrima,  silencio que habla,  tempestades sin viento, mar sin olas, pájaros presos, doradas fieras adormecidas, topacios impíos como la verdad…».

La obsesión de Díaz por la joven maestra era tal que dejó de enviarle trozos de poemas para invitarla a una fiesta en el edificio Morazán, en el bulevar del mismo nombre. Para lograr su objetivo, Ebal y sus cómplices le tendieron una trampa a la muchacha. El nueve de diciembre, el alto funcionario le escribió a Xiomara a las 10:00 de la noche para invitarla a una reunión, luego de consultar con su esposo, la joven y una amiga acudieron hasta las oficinas del secretario de la Presidencia, ubicadas en torre Morazán, y «estaba solo y bebiendo», comentó en su relato la afectada.

Ese sería el día más tenebroso de la corta existencia de esta joven, Ebal Díaz estaba ebrio producto de los tequilas que ingirió -y asaber otras sustancias-, se volvió agresivo y prácticamente secuestró a las jóvenes, no les permitió salir de su oficina y él creía que era el momento de cumplir su cometido de poseer a la agraciada dama.

Frente a la incertidumbre y el temor, Xiomara llamó a su esposo y le confesó que se quiere ir, pero que el abogado Díaz no la deja. El cónyuge reaccionó molesto -como es normal en estos incidentes-,  llegó a la oficina, tuvo un altercado con el secretario de la Presidencia y esto bastó para que Marvin (se omiten sus apellidos) fuera esposado por agentes de seguridad.

Los afectados estuvieron secuestrados hasta las 7:00 de la mañana del siguiente día, luego que un cuñado de la joven llamara al secretario de Seguridad, Julián Pacheco, a los diputados David Chávez y Antonio Rivera.

A continuación el relato: