Home2019abril (Page 49)

MOSCÚ, RUSIA

(Spútnik) 215 personas perdieron la vida y al menos 450 resultaron heridas a causa de múltiples explosiones que tuvieron lugar este Domingo de Resurrección en Sri Lanka, comunicó el canal News 1st.

«El número de muertos ascendió a 215. 35 extranjeros entre las víctimas», comunicó el medio en su cuenta de Twitter.

Previamente, las autoridades esrilanquesas confirmaron 207 muertos. Ningún grupo ha reclamado la autoría de estos ataques hasta el momento.

Según los medios locales, seis detonaciones ocurrieron en la iglesia de San Antonio de Kochchikade (suburbio de Colombo) y la de San Sebastián de Katuwapitiya, en la zona de Negombo (al norte de la capital), así como en una iglesia de Batticaloa, en el este, y en tres hoteles de cinco estrellas situados en el centro de la capital: Shangri-La, Cinnamon Grand y Kingsbury.

La Cruz Roja de Sri Lanka negó que su oficina también fuera atacada.

«Los rumores que circulan en las redes sociales de que el edificio de la Cruz Roja fue atacado son información falsa e incorrecta. Por favor, absténgase de difundir información falsa y no auténtica en las redes sociales», publicó en su cuenta de Twitter.

El titular de Reformas Económicas de Sri Lanka, Harsha de Silva, publicó en su cuenta de Twitter que en breve se celebrará una reunión de emergencia del Gabinete.

En estos momentos, agregó, los comandantes del Ejército de Tierra, la Armada y la Fuerza Aérea, el Inspector General de la Policía, los titulares de Defensa y Exteriores y varios ministros más están manteniendo un encuentro en la sede del Ministerio de Defensa y próximamente se emitirá una declaración oficial.

«Hay operaciones de rescate en curso. Por favor mantengan la calma y no salgan. Muchas víctimas, extranjeros incluidos», apuntó.

Harsha de Silva, quien visitó la iglesia de Kochchikade junto con el secretario de Defensa, calificó de «horrible» el espectáculo.

«Escenas horribles. Vi muchos fragmentos de cuerpo esparcidos por todas partes. Los equipos de emergencia están trabajando a pleno en todas las ubicaciones», tuiteó.

Todas las escuelas en Sri Lanka permanecerán cerradas los 22 y 23 de abril por directiva del Ministerio de Educación, y en el aeropuerto internacional Bandaranaike de Colombo se extremaron los controles de seguridad, por lo que a los pasajeros se les recomienda presentarse en la terminal cuatro horas antes de la hora programada para la salida.

Por su parte, la compañía Sri Lankan Airlines pidió desde su cuenta de Twitter a los pasajeros de todas las aerolíneas que salen del aeropuerto internacional Bandaranaike de Colombo «presentarse en la terminal cuatro horas antes de sus vuelos para pasar por los controles que se han reforzado a raíz de los incidentes de esta mañana».

Según la agencia AFP, el jefe de la policía esrilanquesa, Pujuth Jayasundara, alertó a oficiales de alto rango el 11 de abril de una amenaza de posibles ataques.

«Una agencia de inteligencia extranjera ha informado que NTJ (Thowheeth Jamaath Nacional) planea llevar a cabo ataques suicidas contra iglesias prominentes y la oficina del Alto Comisionado de la India en Colombo», decía el aviso.

El NTJ es un grupo islamista local que se dio a conocer el año pasado por su implicación en la vandalización de estatuas budistas en Sri Lanka.

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

Los restos de Evin Javier Maradiaga Cartagena de 19 años, fallecido al ser atacado a disparos en Ciudad de Guatemala, fueron velados en la comunidad de Ocomán, Taulabé, en el central departamento de Comayagua.

Conmocionados Familiares y amigos le dieron el último adiós al joven que junto a tres connacionales más buscaban llegar a EE.UU.

El acontecimiento ocurrió la semana anterior en la capital guatemalteca, cuándo los cuatro migrantes hondureños transitaban en una de las calles capitalinas y fueron atacados con arma de fuego por desconocidos que se conducían en un vehículo.

Asimismo los otros tres hombres se encuentra estables, por lo que se les dio el alta médica.

RÍO DE JANEIRO, BRASIL

(Spútnik) Los cuerpos de dos niños fueron retirados de los escombros de los dos edificios que colapsaron la semana pasada en la ciudad brasileña de Río de Janeiro (sudeste), con lo que el balance de muertos asciende a 22, informa el diario Folha de São Paulo.

El periódico agrega que los bomberos siguen buscando a una persona más, la última considerada desaparecida en el accidente.

Los edificios cayeron el pasado 12 de abril en la barriada de Muzema, una región empobrecida de la zona oeste de Río de Janeiro, controlada por la milicia.

El ayuntamiento de la ciudad aseguró que las construcciones eran ilegales e informó que en las próximas semanas derribará otros 16 edificios del barrio en situación irregular.