Wednesday, Nov 13, 2019
Home2019abril (Page 7)

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

“Siempre fue votar en contra” de los decretos de restructuración y transformación del sistema salud y educación, se pronunció este lunes el presidente del Partido Liberal, Luis Zelaya.

Aseveró que la posición de la formación opositora fue votar en contra o abstenerse de emitir una opinión de la controvertida reforma laboral aprobada la semana anterior por el Parlamento de Honduras y que abre las puertas para los despidos masivos.

Señaló que hubo diputados que no se presentaron y varios se abstuvieron, pero sí hubo otro grupo que votó en contra de la polémica masacre laboral y privatización de la salud y educación.

“La población no quiere diálogos ni negociaciones de ese proyecto de ley, sino que se derogue de una vez, porque el Congreso Nacional debe primero consensuar y luego proceder con la aprobación, pero han actuado con soberbia”, exigió Zelaya.

A su vez, agregó que el legislativo no ha mostrado incapacidad para gobernar, porque no es con una ley que da libertades presupuestarias, entonces están manejando las cosas a su antojo e interese.

BUENOS AIRES, ARGENTINA

(Spútnik) Una coalición de gremios reunidos en el Frente Sindical y las dos ramas de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA) convocaron para este 30 de abril un paro con movilización para protestar por las políticas económicas del Gobierno que preside Mauricio Macri.

«El 30 de abril paramos y movilizamos», anunció en su cuenta de Twitter la rama autónoma de la CTA.

La Confederación General del Trabajo (CGT), la principal central obrera del país, no acompaña la medida.

El paro fue convocado por el Frente Sindical por el Modelo Nacional (Fresimona), un grupo de sindicatos que lideran uno de los gremios más poderosos del país, Camioneros, el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor, y el gremio que representa a los trabajadores bancarios, La Bancaria.

Aunque la Unión Tranviarios Automotor (UTA) no se unió a la huelga, un sector de este gremio desafió a su secretario general, Roberto Fernández, y anunció que se suman a las movilizaciones.

La UTA agrupa a los conductores de autobuses de la ciudad de Buenos Aires y del primer cordón urbano de la provincia del mismo nombre.

De este modo, serán parte del primer paro que enfrenta el Gobierno de Mauricio Macri en el año los empleados de más de 70 líneas de autobuses pertenecientes a uno de los gremios que más fuerza tiene para visibilizar la medida.

A la huelga también se suman los empleados de la administración pública representados en la Asociación de Trabajadores del Estado.

Los convocantes se concentrarán desde la mañana de este 30 de abril para dirigirse hacia Plaza de Mayo, donde se sitúa la Casa Rosada, sede del Ejecutivo, a fin de visibilizar su descontento por las medidas políticas adoptadas por el Ejecutivo, entre ellas la decisión de tomar del Fondo Monetario Internacional un crédito por 56.300 millones de dólares.

La Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas, principal sindicato de las compañías aéreas, que reúne a los casi 2.000 aviadores que tiene Argentina, también protestarán contra el actual Ejecutivo en esta huelga que paralizará las actividades de casi todos los pilotos que trabajan en el país.

Los aviones de la estatal Aerolíneas Argentinas y de la filial local de la compañía Latam, quedarán en tierra.

Tampoco habrá subterráneo en la ciudad de Buenos Aires, ni funcionará la línea de ferrocarril Sarmiento, que comunica la capital con el oeste de la provincia adyacente.

La atención en hospitales públicos se verá reducida puesto que también será parte de este paro el sindicato Fesprosa, que representa a unos 30.000 profesionales de este sector, que se desempeñan en unos 600 hospitales públicos.

También movilizarán a sus simpatizantes las organizaciones sociales Barrios de Pie, Confederación de Trabajadores de la Economía Popular y la Corriente Clasista y Combativa (CCC).

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, advirtió que el Gobierno no va a tolerar «ningún tipo de corte de calle o ruta» durante la huelga.

La CGT se desmarcó de este paro y convocó una huelga de transporte para el día siguiente, 1 de mayo, día del trabajador, feriado no laborable.

El Gobierno ha enfrentado hasta el momento cuatro huelgas generales, la última el pasado 25 de septiembre.

En octubre de este año se celebran elecciones presidenciales en las que Macri aspira a revalidar su mandato.

SAN SALVADOR, EL SALVADOR

(Spútnik) Las delegaciones del Gobierno de Nicaragua y la opositora Alianza Cívica intercambiaron acusaciones de falta de voluntad política para colegiar soluciones a la crisis nacional, tras el cese de las conversaciones oficiales el pasado 3 de abril.

«Demandamos nuevamente responsabilidad de nuestra contraparte para que se puedan llegar a esos acuerdos, y que dejen de estar en ese brinca-brinca, que vienen, se sienta, y se van, para dar la idea de que aquí no hay una negociación y que no están en comunicación con el Gobierno», afirmó el diputado oficialista Wilfredo Navarro, citado por la web 19Digital.

Navarro, integrante de la delegación gubernamental a la Mesa de Negociación, llamó a la oposición «a que deje de seguir mintiendo», y criticó el reclamo de un negociador de la Alianza de una mayor presión de Estados Unidos para doblegar al Gobierno.

A su vez, la Alianza Cívica cuestionó en un comunicado la pertinencia de continuar con las negociaciones, dada la supuesta falta de voluntad política del Gobierno para cumplir lo pactado.

«Es de muy poca utilidad perder tiempo en discusiones si no se avanza en lo ya acordado», afirmaron los representantes de la Alianza en una nota publicada en su web oficial, tras faltar este 29 de abril a su cita con los negociadores del Gobierno.

«La Alianza Cívica sigue a la espera de muestras inequívocas de parte del Gobierno del cumplimiento a sus propias palabras, consignadas en acuerdos firmados y como ha quedado ampliamente demostrado, no muestran voluntad de cumplir», agrega el texto.

Los interlocutores del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional (GRUN) asistieron este lunes al Instituto Centroamericano de Administración Empresarial (INCAE), sede de las conversaciones mantenidas desde inicios de marzo hasta el pasado 3 de abril.

«La Delegación del GRUN confirma el compromiso del Gobierno y el Estado nicaragüenses de cumplir con lo acordado y avanzar, según la agenda consensuada, hacia nuevos acuerdos», expresó el oficialismo en nota publicada por la web 19Digital.

Para la oposición, la delegación del Gobierno asiste al INCAE para mostrarse como «dialogante oficioso y acusar a la Alianza Cívica como intransigente».

En su pronunciamiento, la Alianza acusa al Gobierno de violar los acuerdos alcanzados hace cuatro semanas, entre ellos la liberación de opositores con el auspicio del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y permitir la libre manifestación.

Nicaragua vive una crisis política desde mediados de abril de 2018, cuando una reforma al sistema del Seguro Social desató violentas protestas contra la administración del presidente Daniel Ortega, acompañadas por actos que el Gobierno tildó de «terroristas».
Entonces fue convocado un diálogo nacional auspiciado por la Iglesia Católica, que se suspendió dos meses después.

Las negociaciones se retomaron este año y el Gobierno informó el 9 de abril que mantenía reuniones informales con los delegados de Alianza Cívica, tras culminar oficialmente el diálogo a principios de mes sin alcanzar consenso en varios puntos medulares de su agenda.

El nuncio apostólico Waldemar Sommertag y el enviado especial de la OEA, Luis Ángel Rosadilla, actúan como testigos y acompañantes internacionales de las negociaciones entre el Gobierno y la Alianza para superar la crisis.