Monday, Sep 16, 2019
Home2019junio (Page 2)

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El expresidente del Colegio Hondureño de Economistas, Julio Raudales, explicó que la crisis del sistema eléctrico nacional no se resolverá con una baja en las tarifas al servicio como prometió el jefe del Ejecutivo nacionalista Juan Orlando Hernández.

Indicó que para salir de la crisis, se requiere que la ENEE sea competitiva como ocurre en otros países de la región como Panamá, Guatemala, EE.UU. y México.

Lamentó que mientras en otras naciones el costo por kilovatio hora sea de unos dos centavos de dólar, en Honduras se pague hasta 13 centavos.

«En ningún país, ni en ningún lugar del mundo funciona la economía reduciendo precios vía decreto, los precios se reducen gracias al efecto que sobre los mercados tiene la competitividad y el manejo adecuado que tienen las empresas», externó.

«Mientras la ENEE, opere con esos costos, por más que se decreten reducciones en el precio va a ser muy difícil que podamos obtener la competitividad que deseamos», sentenció.

MOSCÚ, RUSIA

(Spútnik) El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el dirigente norcoreano, Kim Jong-un, se dieron un saludo simbólico en la Zona desmilitarizada de Corea (ZDC).

El apretón de manos entre Trump y Kim, transmitido en directo por las principales cadenas de televisión estadounidenses, fue en la aldea fronteriza de Panmunjom, donde los líderes de ambas Coreas reafirmaron en abril de 2018 el objetivo de promover la distensión y avanzar hacia la desnuclearización total de la península.

Después de saludar a Kim, Trump cruzó al lado norcoreano, convirtiéndose en el primer presidente de EEUU que atravesó la línea de demarcación entre las dos Coreas.

También el líder norcoreano cruzó la línea pisando el suelo surcoreano.

Antes de reunirse con Kim en una sala de negociaciones, Trump agradeció a su colega norcoreano ante las cámaras, dijo que la relación entre los dos es «excelente» y que se siente «orgulloso» de haber cruzado la línea de demarcación.

«Cruzar esta línea ha sido un gran honor», manifestó el presidente al calificar el encuentro de «histórico».

«Ha sido un día excelente, un día muy legendario, muy histórico», señaló Trump al término de un encuentro que, según las previsiones, se iba a limitar a un apretón de manos simbólico en la línea divisoria entre ambas Coreas, pero derivó en una conversación de casi una hora.

El mandatario estadounidense añadió que «será incluso más que histórico si resulta en algo».
Trump destacó que las relaciones entre Washington y Pyongyang mejoraron muchísimo desde que asumió el mandato.

«Hemos tenido paz a lo largo de dos años y medio, sin que hayamos firmado nada, solo basado en una relación», recordó.

Estados Unidos y Corea del Norte, según él, reanudarán próximamente las consultas al nivel de equipos negociadores.

«Hemos quedado en crear equipos […] En las próximas dos o tres semanas estos equipos empezarán a trabajar para ver si pueden o no hacer algo», dijo el presidente.

El equipo estadounidense, según Trump, estará dirigido por el enviado para Corea del Norte, Stephen Biegun, quien va a trabajar bajo los auspicios del secretario de Estado, Mike Pompeo.

Además, Trump confirmó haber invitado a su colega norcoreano a EEUU, al señalar que la visita tendrá lugar «en el momento correcto».

Con respecto a las restricciones que EEUU mantiene contra Corea del Norte, el mandatario estadounidense dijo que le gustaría levantarlas, pero «se quedan por el momento».

«Estoy deseando retirarlas. No me gusta que este país se encuentre bajo sanciones. Pero las sanciones siguen vigentes», indicó.

Trump dijo que las sanciones estarán en la agenda cuando los grupos de trabajo de Estados Unidos y Corea del Norte se reúnan para las conversaciones en los próximos meses.

Al mismo tiempo, no descartó que las cosas cambien en alguna etapa del proceso negociador.

«En algún momento durante las negociaciones pueden pasar cosas. Y es por eso por lo que hablaremos de sanciones», aclaró.

Por su parte, Kim Jong-un también resaltó el simnolismo del momento.

«Creo que es una expresión de su disposición a superar el pasado desafortunado para un nuevo futuro», dijo dirigiéndose a Trump.

«Este apretón de manos pacífico tras años de hostilidad entre nuestros países, y en un lugar que simboliza la división, la animadversión entre el Sur y el Norte, es una señal de que las cosas hoy no son como ayer», destacó Kim.

Aunque Trump y Kim ya celebraron dos reuniones formales hasta la fecha, fue la primera vez que se estrecharon las manos cerca del paralelo 38, en la línea que marca la división de Corea tras tres años de guerra (1950-53) entre sus naciones.

Trump, quien llegó en visita a Corea del Sur después de la cumbre del G20 en Osaka, Japón, se trasladó a la ZDC en un helicóptero desde Seúl, tras una rueda de prensa conjunta con el presidente Moon Jae-in.

El mandatario surcoreano dijo que también había sido invitado al encuentro en la ZDC, pero aclaró que la nueva ronda del diálogo entre el Sur y el Norte tendrá lugar más tarde.

Moon acompañó a Trump hasta la ZDC donde subieron juntos a un puesto de observación.

Desde allí, los militares enseñaron a ambos líderes las instalaciones de la zona y la frontera entre ambas Coreas. Trump pudo observar sin prismáticos el territorio de Corea del Norte, según las imágenes difundidas por varias cadenas de televisión.

«Hubo un tremendo conflicto aquí … Después de nuestra primera cumbre, todo el peligro desapareció… Todo está funcionando,», comentó Trump a los periodistas mientras estaba en el puesto de observación Ouellette, llamado en homenaje a un soldado estadounidense muerto durante la Guerra de Corea.

Previamente a la llegada de Kim Jong-un a la aldea fronteriza, Trump y Moon también mantuvieron un breve encuentro con militares de EEUU y Corea del Sur acuartelados cerca de la frontera intercoreana.

Donald Trump y Kim Jong-un se dieron cita por primera vez el 12 de junio de 2018 en Singapur.

En aquella reunión histórica, los dos líderes se comprometieron a trabajar para la desnuclearización de la península de Corea y la normalización de las relaciones bilaterales.

Sin embargo, el proceso de distensión en la península de Corea se atascó en los meses recientes.

La segunda reunión entre los presidentes Donald Trump y Kim Jong-un, celebrada en Hanói el 27 y el 28 de febrero, terminó de forma abrupta y sin un acuerdo, aunque las partes, según la Casa Blanca, quedaron en mantener más reuniones en el futuro.

CARACAS, VENEZUELA

(Spútnik) El Gobierno de Venezuela confirmó la muerte del capitán Rafael Acosta Arevalo detenido el pasado 21 de junio por presuntamente estar implicado en el frustrado plan de golpe de Estado contra el presidente Nicolás Maduro.

«Ante los hechos ocurridos que resultaron en el fallecimiento del ciudadano Rafael Acosta Arévalo, imputado por graves actos de terrorismo, sedición y magnicidio en grado de frustración, durante el acto de presentación frente al tribunal competente, el jefe de Estado, presidente Nicolás Maduro, ha solicitado al fiscal general, Tarek William Saab, una completa y exhaustiva investigación», expresa el comunicado publicado en Twitter por el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez.

El Gobierno venezolano espera que la fiscalía actúa de forma expedita «en aras de preservar la paz y el buen desarrollo de la justicia», se destaca en el texto.

El jefe del Parlamento de Venezuela, Juan Guaidó, condenó la muerte del militar y denunció que su deceso presuntamente fue provocado por torturas de funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

Rodríguez denunció el miércoles que desmanteló un plan golpe de Estado que tenía como objetivo asesinar a Maduro, a su esposa Cilia Flores y al presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello.

Por su parte, Saab ofreció declaraciones a la prensa y señaló que Acosta Arévalo integraba el plan y había sido detenido al igual que otras 13 personas, en su mayoría militares.

Tras conocer el fallecimiento del militar, la mañana de este sábado, su esposa, Waleska Pérez, solicitó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), medida de protección asegurando que su vida se encuentra en peligro.