Wednesday, Oct 23, 2019

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

La MACCIH y UFECIC solicitaron el miércoles a un juzgado de privación la confiscación de bienes de un grupo de implicados en la causa de Pandora ya que habrían adquirido bienes con dinero supuestamente de origen ilícito.

Ambos organismos acudieron a la instancia judicial a fin de que se autorice a la quita de bienes cuyo monto es de 42 millones de lempiras, según el documento entregado este día.

Los equipos integrados precisaron de que los acusados «compraron o mezclaron con el dinero supuestamente sustraído al Estado hondureño y en aquellos casos en donde no ha sido posible recuperar dichos fondos, se inició acción sobre bienes por valor equivalente».

De hecho, tanto la MACCIH como la UFECIC apuntó contra dos de los implicados en esta trama, Jean Marie de Peyrecave y Ana Rosalinda García Carías, esposa del jefe del Ejecutivo nacionalista Juan Orlando Hernández, ya que tendrían una fuerte conexión con la sustracción de capitales de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) a través de una sociedad denominada Asesores especializados en desarrollo integral S. de R. L., con número de matrícula es 75365. 

Este hallazgo presentado ante el juzgado confirma la participación de ambas personas en el saqueo de capitales que asciende a más de 282 millones de lempiras.

En cuanto a Peyrecave, esposo de la desaparecida secretaria de Comunicaciones Hilda Hernández, cuenta con dos terrenos en la colonia Hato de Enmedio, con registros 331483 y 294442, cuyo valor de tasación es de 607 mil 334 lempiras exactos.

Tales señalamientos vienen a constituir un fuerte golpe a una cuestionada administración acusada de corrupción y nexos con la delincuencia organizada y que se presenta días después de que el jefe de la misión Luiz Marrey Guimaraes dejara el cargo en junio anterior por motivos personales.  

En la acusación formalizada contra un grupo de 37 personas, no se había mencionado a Asedi como un supuesto participante de la red que se habría constituido para dilapidar dinero público y da un giro inesperado al caso que alcanzó incluso a prominentes figuras de los partidos Nacional y Liberal, sin que se hiciera mención del matrimonio que ostenta la titularidad del Ejecutivo, a pesar de que una gran parte de los recursos fueron a parar a la primera campaña de Hernández, que le permitió acceder al gobierno sin importar las denuncias de fraude que fueron formuladas por la oposición.

En cuanto al pedido de quitar los bienes -que alcanza a Peyrecave y García Carías- el juzgado dio el visto bueno, por lo que en las próximas horas se hará efectivo la solicitud, pues en su momento esta instancia «había decretado medidas cautelares sobre varios bienes inmuebles, vehículos, sociedades mercantiles, certificados a plazo fijo y cuentas bancarias, los cuales  pasaron a la administración de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI)».

La finalidad, según consta en un boletín emitido la tarde de hoy por la MACCIH, es «recuperar a favor del Estado de  Honduras los caudales que en su momento fueron sustraídos de la Secretaria de  Agricultura y Ganadería».

«Este dinero originalmente estaba destinado a proyectos  agropecuarios, agroindustriales y hortícolas a favor de madres jóvenes, para fortalecer  políticas agroalimentarias en Olancho, Intibucá y Colon…  Según la investigación elaborada por el equipo integrado MACCIH‐UFECIC, esos caudales  habrían sido destinados, entre otras cosas, a financiar campañas políticas», detalla una de las partes torales del comunicado.

Se pudo corroborar de que la sustracción del dinero de la SAG «fueron utilizados como medio o instrumento para desviar dichos caudales públicos, fueron mezclados con otros bienes de origen lícito. Y, ante la imposibilidad de recuperar el dinero que fuera sustraído, se solicitó que se  aseguraran bienes de origen lícito por valor equivalente, que sirva para cubrir el  monto de lo sustraído».

En su momento Radio Globo ConfidencialHN revelaron de cómo se tejió una conspiración por la denominada familia presidencial respecto al lavado de dinero procedente del robo de fuertes sumas de dinero de oficinas públicas y sus nexos con el narcotráfico que llegaron a blanquear hasta unos cuatro mil millones de lempiras, según documentos analizados por los equipos de investigación de ambos medios.

TEGUCIGALPA, HONDURAS

“No podemos olvidar lo que pasó en2013 cuando ese trastornado mental de shortcitos y la señora que quería los militares en lo cuartales. Dijeron que ambos habían ganado las elecciones”.

En un discurso virulento y con apología al odio, el cuestionado parlamentario nacionalista David Chávez, quien lanzó este lunes un movimiento que es respaldado por el jefe del Ejecutivo nacionalista Juan Orlando Hernández, quien busca blindarse de acusaciones penales futuras por acusaciones de corrupción y delincuencia organizada.

Durante  el lanzamiento del nuevo movimiento político Unidad y Esperanza, el parlamentario refirió que solamente con la unidad de la estrella solitaria podrían ganar las elecciones.

A pesar de que el régimen ha administrado el país por más de ocho años dejando un sistema de salud y educación colapsado y el quiebre de muchas instituciones públicas, Chávez afirmó que el partido ha trabajado por “causas justas y sociales”.

“El Partido Nacional representa la causas justas y sociales; las justas que ha peleado fuertemente contra la criminalidad, maras pandillas, que tanto daño le habían hecho a este país extorsionando a la gente”.

Caso contrario al partido político que representa  la “maldad” que dijeron que son amigos de las maras  y pandillas, señaló.

“A los pobres de este país se  les ha puesto piso digno y es el que le ha llevado a más de 40 mil hondureños una vivienda”.

Aunque muchos  miembros de la formación política, inclusive David Chávez, han sido acusados por varios delitos, afirmó que el Partido Nacional “es garantía de confianza del pueblo hondureño con  este movimiento de unidad y esperanza”.

 

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

A unas 200 personas podría elevarse la cifra de muertes por dengue, advirtió hoy la presidenta del Colegio Médico de Honduras, Suyapa Figueroa.

Agregó que la desidia del régimen nacionalista de Juan Orlando Hernández contribuyó a que se dispararan los decesos por la enfermedad y si no se toman los correctivos podrían elevarse a cifras alarmantes.

«Me parece inaudito y una gran irresponsabilidad por parte de las autoridades ya que esto genera pérdidas económicas a Honduras, ya que nadie va a visitar un país que está en epidemia», declaró Figueroa.

Añadió que las muertes por dengue no son culpa de los hospitales, sino de la falta de personal e insumos ya que en «un sistema colapsado es difícil controlar una epidemia.

«Esto llego a un límite incontrolado, crítico y vamos a seguir teniendo más muertes por dengue porque las acciones que se han tomado no han surgido ningún efecto», señaló.