Home2019agosto (Page 133)

SAN SALVADOR, EL SALVADOR

(Spútnik) El ministro de Gobernación de Guatemala, Enrique Degenhart, dijo en rueda de prensa que persisten las amenazas de impuestos a remesas hechas por EEUU contra el país, ya que pese a que el acuerdo migratorio fue suscrito aún restan trámites internos vinculados a él.

«Dio a conocer Degenhart Asturias que la advertencia que hizo EEUU hace algunas semanas, con respecto a dicho acuerdo, no ha desaparecido», publicó el Ministerio de Gobernación en su cuenta de la red social Twitter sobre los dichos del ministro en rueda de prensa.

La conferencia fue realizada luego de la reunión con el secretario interino de Seguridad Nacional de EEUU, Kevin McAleenan, quien está en Guatemala.

El presidente de EEUU, Donald Trump, amenazó el 23 de julio a Guatemala con una prohibición, aranceles y gravámenes a remesas luego de que la Corte de Constitucionalidad (CC) del país centroamericano dio lugar a amparos para evitar la firma de un acuerdo de tercer país seguro.

La CC estableció que un acuerdo de esa naturaleza entre ambos países debe ser sometido a consideración del Congreso, lo cual impidió que el presidente Jimmy Morales viajara a Washington a mediados de julio para firmar el acuerdo.

Ante esta situación, el 24 de julio pasado el Gobierno presentó ante la Corte de Constitucionalidad un recurso de revocatoria al amparo provisional otorgado.

Tras esa gestión, el 26 de julio el Gobierno de EEUU y el de Guatemala firmaron el convenio que busca frenar la migración masiva desde esa nación centroamericana.

Degenhart Asturias explicó que «ya se está evaluando la ruta que debe seguir el convenio para su aprobación (en el país), ya que actualmente existen dos rutas, siendo una de ellas que lo conozca el Congreso de la República».

«En el envío al Congreso de la República es más tardado, debido a que debe conocerse en el pleno, lo cual retrasaría la entrada en vigencia y la implementación del acuerdo», agregó.

El ministro de Gobernación explicó que se está a la espera de la resolución de la CC, ya que esto también influirá en la ruta que se tomará para la vigencia e implementación del acuerdo.
Además, indicó que en la reunión el secretario de EEUU manifestó que dicho país respetará los procesos internos para la aprobación y vigencia del acuerdo suscrito.

McAleenan se reunió con el presidente de Guatemela, Jimmy Morales, y tras el encuentro Dagenhart reiteró que EEUU podría adoptar medidas para agilizar la implementación del acuerdo de marras, mediante el cual Guatemala acogería a los solicitantes de asilo rechazados por la nación norteña.

El titular de Gobernación (Interior) adelantó que el país estaría recibiendo a hondureños y salvadoreños, y que conjuntamente con EEUU proseguirá el combate a las estructuras transnacionales dedicadas al tráfico de personas.

El funcionario estadounidense llega en medio de la polémica desatada por la firma del Acuerdo de Cooperación Respecto al Examen de Solicitudes de Protección, al que Washington se refiere coloquialmente como un convenio de tercer país seguro.

De hecho, 16 congresistas estadounidenses enviaron una carta en la que instaron a McAleenan a rescindir de inmediato el acuerdo, tildado de «irresponsable» por la representante demócrata de origen guatemalteco Norma Torres.

En la misiva, los legisladores federales citan la falta de capacidad de Guatemala para integrar económica y socialmente a un número sustancial de solicitantes de asilo, amén de sus «elevados niveles de corrupción pública, pobreza y violencia».

Los congresistas estiman que el acuerdo de tercer país seguro ignora las causas que impulsan la salida de los guatemaltecos con rumbo a EEUU, y añaden que seguir adelante con la aplicación del convenio las exacerbaría.

El convenio de marras precisa que «Guatemala no retornará ni expulsará a solicitantes de protección», de cuyo traslado se encargará EEUU, a menos que el solicitante abandone el requerimiento o este le sea denegado.

EEUU solo procesará en su territorio las solicitudes de protección de menores no acompañados, y de las personas que hayan ingresado al país con una visa válida, que no sea de tránsito.

A Guatemala le corresponderá evaluar una por una las solicitudes de protección, según las políticas migratorias nacionales y lo establecido en el convenio.

En octubre del año pasado comenzaron a partir desde Centroamérica multitudinarias caravanas de migrantes con destino a EEUU, hecho que fue catalogado por Trump como un problema para la seguridad nacional.

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

«He sido claro, el problema en Honduras y el Partido Nacional se llama Juan Orlando Hernández, la gente ya no aguanta esta crisis».

De esta manera reaccionó hoy el expresidente Porfirio Lobo ante la actual crisis política, económica y social que vive el país bajo el actual Ejecutivo presidido por Hernández, a quien calificó de mañoso.

En una intervención en Radio Globo, el exmandatario se refirió al señalamiento sorpresivo que realizó ayer la MACCIH y UFECIC contra Ana Rosalinda García Carías, esposa del actual gobernante, en la causa Pandora ya que habría prestado una empresa denominada Asedi para la movilización de capitales saqueados a la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) y que supondrían otro fuerte golpe a la cuestionada administración.

«El panorama político está muy interesante –en el caso específico de Pandora– y voy a insistir en que los diputados y líderes no deberían estar ahí respondiendo por lo que tiene que responder la Comisión Nacional de Campaña y el candidato. Ellos son los que sabían de dónde venían los fondos», aseguró Lobo a la estación radial.

Reafirmó que la comisión que administró los fondos para financiar la campaña de 2013 tiene conocimiento por lo que debe responder ante el Ministerio Público. «Hay una diferencia entre un activista departamental que recibe fondos para su campaña y quien sabe de dónde vienen los fondos que es el Comité Nacional de Campaña y lógicamente el candidato», sostuvo.

No obstante, fustigó el pedido de ambos organismos de confiscar la sede del Partido Nacional ya que Hernández debería dar una explicación al respecto.

«Qué bueno que la MACCIH está tomando esa decisión; no estoy de acuerdo (que quiten) los bienes del Partido Nacional, ¿qué culpa tiene el partido?, siempre hay un hombre en todo esto y, entonces, los bienes del partido se perderían por la maña del actual presidente. Lo que cabría en este caso es ir sobre la campaña del actual presidente, los integrantes y principales candidatos para verificar lo que es la legalidad total de sus bienes, pero ¿por qué va a pagar el partido?», externó.

Pepe vio con buenos ojos el señalamiento contra García Carías, ya que «por lo menos un rozoncito que se da a lo que ha sido el anhelo del pueblo hondureño. Han habido tantas denuncias de corrupción desde hace dos años o tres años, pero algunos organismos de sociedad civil callan.
Otros han dicho que la MACCIH y UFECIC no ha presentado casos a pesar de lo que ha recibido. Tal es el caso de David Romero, por ejemplo, que de alguna manera sabemos todo lo que se violentó pero hubo silencio».

«Lidieth Díaz también fue a presentar personalmente mucha información que tenía. Eso debe ser investigado y lógicamente la esperanza de todos ha sido dejar de andar por las ramas e ir a donde se tiene que ir», comentó el expresidente.

Lobo se mostró sorprendido por las excesivas denuncias de corrupción contra una administración como la actual. «Es fuera de lo normal y común, va más allá de las cositas como decimos… cuando presenten requerimientos fiscales, y que garanticen la independencia de la MACCIH cortando el cordón umbilical con el Ejecutivo para que puedan actuar libremente».

El expresidente tomó una radical distancia de Hernández y se ha convertido en uno de sus principales críticos. En reiteradas ocasiones le ha pedido que dimita del cargo por su incapacidad para gobernar Honduras y las denuncias de corrupción y delincuencia organizada.

CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO

(Spútnik) México recibió en junio pasado 3.119 millones de dólares en remesas provenientes del exterior para sumar 16.882 en el primer semestre de 2019, casi en su totalidad procedentes de EEUU, informó el Banco de México (Banxico).

Ese monto mensual representa un incremento de 1,4% comparado con el mes anterior, y es el segundo mayor después del ingreso histórico de 3.140 millones de dólares, alcanzado en junio de 2018, indica un tabla de Banxico con los resultados.

El promedio de cada remesa fue de 336 dólares, el dato mensual más alto desde noviembre del año pasado, cuando los envíos promedios fueron de 342 dólares, dijo Banxico.

La mayoría de las remesas llegan a familias de escasos recursos en los estados más pobres y aislados del sureste del país, donde el presidente Andrés Manuel López Obrador quiere ampliar la conectividad electrónica para facilitar las transferencias y disminuir sus costos.

Según estimaciones de bancos privados, hay 1,8 millones de hogares mexicanos que tienen familiares trabajando en el exterior, sobre todo en EEUU.

Las remesas enviadas, en su inmensa mayoría de EEUU, superan a los ingresos por exportaciones agroindustriales y petroleras.

El año pasado México exportó 30.572 millones en productos petroleros, es decir, 2.898 millones de dólares menos que el dinero recibido por las remesas anuales de 2018.