Tuesday, Nov 12, 2019
Home2019noviembre (Page 3)

CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO

(Actualidad RT) El Gobierno de México ha otorgado este lunes el asilo político al presidente depuesto de Bolivia, Evo Morales, informó el canciller Marcelo Ebrard.

En un mensaje urgente convocado a los medios de comunicación sobre la situación en Bolivia, Ebrard detalló que había recibido una llamada de Morales aceptando el ofrecimiento de México, por lo que el exmandatario solicitó el asilo formal en la nación latinoamericana.

El canciller manifestó que tras consultar a la Secretaría de Gobernación de México, se decidió otorgar el beneficio al expresidente boliviano por «razones humanitarias».

«La cancillería mexicana, previa consulta con la Secretaría de Gobernación, ha decidido concederle asilo político por razones humanitarias y en virtud de la situación de urgencia que se enfrenta en Bolivia, en donde su vida e integridad corren riesgo», dijo el funcionario mexicano.

Ebrard señaló que informará al Senado mexicano para solicitar «su respaldo a esta decisión».

Asimismo, dijo, la cancillería mexicana informó al Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia para que, bajo el derecho internacional, proceda a otorgar un salvoconducto y garantías de «que la vida, integridad personal y libertad del señor Morales no serán puestas en peligro».

La Administración mexicana ofreció desde el inicio asilo al expresidente y a otros funcionarios de Bolivia.

Esta mañana, la cancillería informó que otros 20 políticos habían sido acogidos en la Embajada mexicana en La Paz, pero no se dieron a conocer los nombres por razones de seguridad.

Este 10 de noviembre, Morales comunicó su renuncia tras una escalada de tensión después de los resultados de las elecciones generales que lo dieron por ganador en primera vuelta.

La oposición, que no reconoce el escrutinio, encabezó una ola de protestas y violencia en ese país sudamericano.

Previamente, tanto el jefe de las Fuerzas Armadas como el comandante general de la Policía de Bolivia habían presionado al mandatario para que dimitiera, mientras grupos violentos de la oposición emprendieron una campaña de persecución contra ministros y funcionarios del gabinete de Morales.

Horas después de la dimisión, varios medios especularon con que el avión de Evo Morales había despegado del aeropuerto de El Alto rumbo a Argentina. Después se reportó que la aeronave había aterrizado en la ciudad de Chimoré (Cochabamba, Bolivia).

Fue hasta este 11 de noviembre que el secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, se pronunció sobre la situación en Bolivia.

En un breve comunicado, señala que la Secretaría General de la OEA «rechaza cualquier salida inconstitucional a la situación».

El organismo convocó este martes a una reunión extraordinaria para tratar la crisis en Bolivia en su sede en Washington, D.C., a solicitud de las misiones permanentes de Brasil, Canadá, Colombia, EE.UU., Guatemala, Perú y República Dominicana, así como de «representantes» del diputado opositor Juan Guaidó, a quien el organismo reconoce como autoridad venezolana, a pesar de que Caracas formalizó su salida este año.

Jeanine Añez, quien asumirá provisionalmente la Presidencia de Bolivia, anunció este lunes que convocará próximamente elecciones para elegir al futuro presidente.

SAN PEDRO SULA, HONDURAS 

Una persona muerta y otra herido dejó como saldo un fatal accidente vial ocurrido este lunes entre un vehículo tipo turismo y una rasta en el bulevar del Norte.

El automóvil en el que se conducían impactó contra la rastra aparcada a un lado de la vía y destruyó la parte frontal dejando a las victimas atrapadas en el amasijo de hierro.

Las autoridades precisaron que de acuerdo a los documentos encontrados cerca del accidente, el carro turismo está a nombre de José Ramón Pineda Aguilera, el presunto conductor.

El acompañante presentaba lesiones de gravedad y ya fue llevado de urgencia al hospital Mario Catarino Rivas donde su pronóstico es reservado.

Miembros de la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte (DNVT) acudieron al lugar para iniciar las investigaciones sobre el hecho.

SANTIAGO DE CHILE, CHILE

(Spútnik) La justicia chilena decidió dejar a John Cobin en prisión preventiva, un ciudadano estadounidense radicado en Chile que el fin de semana salió con su arma a disparar contra manifestantes e hirió a uno.

«Juzgado de Garantía de Viña del Mar decreta la prisión preventiva de imputado por homicidio frustrado, ocurrido en Reñaca (centro)», informó el Poder Judicial a través de su cuenta de Twitter.

Cobin será investigado bajo el cargo de homicidio frustrado por el hecho de haber disparado su arma cuatro veces contra la multitud, y el tribunal le otorgó a la Fiscalía un plazo de 90 días para recabar las pruebas.

La situación se originó el 10 de noviembre cuando Cobin, un académico norteamericano radicado en Chile desde 1996, llegó hasta la playa de Reñaca donde se realizaba una masiva manifestación, e intentó pasar con su vehículo por el medio de la marcha.

Cuando los manifestantes le señalaron que no podía pasar por el lugar, intentó abrirse paso disparando el arma en cuatro oportunidades.

Cobin portaba un chaleco amarillo al momento del incidente, un distintivo que durante el estallido social en Chile ha sido utilizado por aquellos grupos que están en contra de las manifestaciones, de los desmanes y los saqueos.

El norteamericano es cercano a los grupos de la ultraderecha en Chile y ha declarado en reiteradas oportunidades ser un admirador del dictador chileno Augusto Pinochet (1973-1990).

Las movilizaciones en Chile comenzaron el 14 de octubre en Chile debido a un alza de 30 pesos (menos de un dólar) en el precio del pasaje del Metro de Santiago, que días más tarde fue anulada por Piñera.

Sin embargo, las protestas no amainaron abarcando otros reclamos sociales y tomaron un cariz mucho más intenso, que incluyó incendios y destrucción de varias estaciones del Metro, y decenas de manifestaciones en diversos lugares del Chile con marchas y cacerolazos.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile recibió denuncias por violaciones a los derechos humanos a raíz del actuar de la policía y militares, acusando torturas, abusos de poder, golpes y detenciones arbitrarias.

Hasta el momento han muerto 23 personas durante las protestas, cinco de ellas a manos de las Fuerzas Armadas y la policía.