Friday, Jul 19, 2019
Home2019 (Page 3)

WASHINGTON, EE.UU.

(Spútnik) El presidente de EEUU, Donald Trump, criticó al Gobierno de Puerto Rico en el contexto de las protestas ocurridas en la isla.

El 17 de julio, miles de puertorriqueños marcharon desde el Capitolio de San Juan hasta las inmediaciones de la plaza Quinto Centenario para reclamar la renuncia del gobernador Ricardo Roselló, tras la revelación de un chat suyo cargado de 889 páginas de mensajes homófobos, racistas, misóginos y de insensibilidad social.

«Muchas cosas malas suceden en Puerto Rico. El gobernador está bajo el asedio, el alcalde de San Juan es una persona despreciable e incompetente en quien no confiaría en ninguna circunstancia, y el Congreso de EEUU les asignó estúpidamente 92.000 millones de dólares para eliminar las consecuencias de huracán», tuiteó Trump.

Agregó que la asistencia financiera a Puerto Rico supera el doble la cantidad de dinero otorgada a Texas y Florida.

Trump expresó que el pueblo de Puerto Rico es «estupendo», pero gran parte de su Gobierno es corrupto, y roba a Estados Unidos.

TEGUCIGALPA, HONDURAS

“Por esos malos hondureños no le podemos llamar a Honduras narcoestado”, consideró  este jueves el exjefe militar Romeo Vásquez Velásquez.

Comentó que el problema del narcotráfico es una amenaza para Honduras, no obstante “no se puede llevar de encuentro todo un país por malos hondureños”.

“No vivimos en un narcoestado y no todos los ciudadanos estamos inmiscuidos en el narcotráfico. Hay algunos malos hondureños que están metidos en narcotráfico”, refirió.

Vásquez se abstuvo de nombrar a los “malos hondureños”, sin embargo, sugirió que “debemos sentirnos felices porque el hermano del presidente Hernández acusado por narcotráfico se encuentre recluido en Estados Unidos”.

“Por esos malos hondureños no le podemos llamar a Honduras narcoestado, se puede llamar a malos hondureños que están haciendo de las suyas que son delincuentes y que hay que combatirlos”, insistió.

En relación al caso de Antonio Tony Hernández, comentó que “gracias a Dios que ya lo tienen agarrado y el hecho de que está preso nos debería llenar de alegría y porque eso demuestra que nadie puede estar por encima de la ley”.

“Y ojalá que agarren más porque eso va a servir de escarmiento para los políticos tradicionales”, setenció.

 

 

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

Para poner fin a los caprichos entre las bancadas del Legislativo, el analista Julio Navarro sugirió este jueves un diálogo a fin de limar asperezas respecto a la escogencia de representantes en los nuevos órganos electorales.

Con el diálogo, reflexionó, se tiene que recuperar la estabilidad del Congreso, por lo que pidió a los partidos Nacional, Liberal y Libre sentarse a la mesa para exponer sus puntos de vista.

Consideró que la formación rojiblanca «está totalmente agazapada, cuando en esta coyuntura de confrontación de Libre y el Partido Nacional, este debería aprovechar para plantear una tercera alternativa que logre un acuerdo de estabilidad política en el país, pero están esperando o viendo cómo el modelo político de Honduras se deteriora».

Navarro recordó que la nueva norma que regula los procesos debería haberse discutido desde 2017, pero «siempre le dieron largas y por eso estamos en esta situación; para el país es una situación sumamente delicada y a veces hasta bochornosa y para el Congreso Nacional para el prestigio de los diputados también, incluso, hasta la salud de ellos mismos se puede alterar, por la acciones que se realizan dentro del Legislativo».

Cabe recordar que ya se realizaron los primeros acercamientos entre Libre y la cúpula parlamentaria para dar por zanjada la insurrección declarada por los 30 legisladores a fin de tener un representante en los entes que sustituirán al Tribunal Supremo Electoral.

El vicepresidente de la cámara, Antonio Rivera, confirmó los encuentros y confió que el próximo martes se retomen las sesiones para proceder a los nombramientos y analizar las reformas cuyas recomendaciones fueron entregadas el jueves anterior por una misión electoral de la OEA.