Home2020junio (Page 155)

BRUSELAS, BÉLGICA

(Sputnik) Es inaceptable que las autoridades de EEUU libren una auténtica guerra contra los medios de comunicación y sus profesionales, declaró a Sputnik un representante de la Federación Internacional de Periodistas al comentar los recientes ataques de la policía contra los reporteros durante las manifestaciones en EEUU.

«Es otro ejemplo de la reacción indignante de las autoridades estadounidenses ante el hecho de que los quieren poner bajo control legítimo», dijo el representante de la federación.

Agregó que «dirigidas por un presidente que regularmente condena y amenaza a los medios de comunicación, las autoridades estadounidenses están librando una guerra contra los periodistas y la libertad de prensa. Esta guerra debe terminar».

«En los últimos días, los periodistas fueron baleados, gaseados, golpeados, arrestados y amenazados. Es, por supuesto, un intento sistemático de ocultar la brutalidad e injusticia de las autoridades en respuesta a las protestas», precisó la organización.

Subrayó que «estos periodistas no eran peligrosos y estaban claramente identificados como periodistas, estaban haciendo su trabajo».

«Hay que responsabilizar a los que atacan y amenazan a los periodistas, la persecución deliberada de los periodistas debe ser castigada», puntualizó.

El 31 de mayo, un corresponsal de RIA Novosti, Mijaíl Turguíev, fue atacado con gas pimienta en la cara por parte de un oficial de policía de Minneapolis a pesar de identificarse como reportero, mientras cubría protestas contra la brutalidad policial y el racismo en Estados Unidos.

También los periodistas de la compañía mediática alemana Deutsche Welle fueron atacados por la policía durante las protestas en Minneapolis.

Por su parte, la corresponsal del canal australiano 7News en EEUU Amelia Brace y el camarógrafo Tim Myers estaban haciendo anoche un reportaje sobre una protesta contra la muerte del afroamericano George Floyd bajo custodia policial, cuando fueron agredidos por agentes fuertemente armados que empujaron a ambos y le propinaron un golpe al camarógrafo.

La semana pasada, la Policía Estatal de Minnesota arrestó sin motivo aparente a un reportero de la CNN que informaba en directo por televisión sobre las protestas de Minneapolis y se lo llevó esposado junto a otros tres compañeros de su equipo.

Una ola de manifestaciones inundó Estados Unidos tras la muerte de George Floyd, de 46 años, el pasado 25 de mayo en Minneapolis en un episodio de violencia policial, un hecho que fue filmado y rápidamente se volvió viral.

Las autoridades movilizaron a la Guardia Nacional y declararon el toque de queda en varias ciudades de EEUU para frenar las protestas que en múltiples ocasiones derivaron en desórdenes, saqueos y vandalismo.

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Alrededor de 300 personas salieron la mañana de este martes en caravana desde el municipio de Choluteca, a 137 kilómetros al sur de la capital, rumbo a EE.UU. a pesar de la restricción en la circulación por la pandemia del coronavirus.

La caravana integrada por hombres, mujeres y menores de edad, portaban una mochila en su espalda y botellas de agua, decidieron emprender la travesía rumbo al país del norte; se desconoce si se sometieron a pruebas para derectar la presencia del SARS CoV2.

Según se informó que personas provenientes de Nicaragua y El Salvador se sumaron a la extensa caminata que pretende llegar en los próximos días a la frontera con Guatemala y posteriormente México en su aspiración de vivir denominado sueño estadounidense.

Ningún funcionario de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Instituto Nacional de Migración y del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) se han pronunciado al respecto.

Es la primera caravana de migrantes que pretende alcanzar EE.UU. -que huyen del país por la extrema pobreza y violencia- durante la emergencia nacional por el coronavirus que ha dejado arriba de cinco mil casos positivos y más de 200 fallecidos.

La nación norteamericana es el epicentro global de la pandemia al presentar más de 1.5 millones de contagiados y unos 100 mil decesos.

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Un incremento de la deuda de 12 puntos del Producto Interno Bruto (PIB), podría provocar el impacto del covid19, señaló el economista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), Ricardo Castañeda.

Explicó que la deuda pública de Honduras llegará a 61.7 por ciento del PIB, sin embargo el Ejecutivo nacionalista insisteque tiene permiso para endeudarse hasta un 55 por ciento.

El analista expuso que “dicho aumento sería un impacto muy fuerte, eso implicaría que por cada 100 lempiras que se producen en Honduras, 61 lempiras ya se deberían”.

Añadió que “de acuerdo a las proyecciones de este año, la economía en Honduras caerá, es decir, el escenario en que se elaboró el proyecto de presupuesto al inicio de año y con el que se calculaba cuánto representaba el porcentaje de deuda en la economía, se suponía un crecimiento de 3.5 por ciento”.

Asimismo el Fondo Monetario Internacional, como el Banco Mundial, indicaron que realmente la economía de Honduras caerá en 2.4 por ciento.

Confidencial HN