Home2020agosto

TEGUCIGALPA, HONDURAS

“Les digo a los organismos internacionales y cooperantes que no sigan sentándose con este gobierno a tomar vino y queso”, pidió este lunes la presidenta del Colegio Médico de Honduras (CMH), Suyapa Figueroa, ante la negligencia del Ejecutivo nacionalista en el manejo de la pandemia por el Covid19.

En su opinión estas entidades deberían de enviar una delegación a fin de investigar los graves delitos de lesa humanidad que, según Figueroa, han sido perpetrados “con la piñata de fondos” destinados para hacer frente al coronavirus.

“Es una cuestión terrible de corrupción con todas las compras que ha hecho el gobierno y por esa razón le pido a los organismos internacionales que no sigan sentándose con el gobierno; no le pueden seguir dando la mano a la víbora que está asesinando al pueblo hondureño», espetó.

Algunos actos de corrupción como los hospitales móviles, añadió, así como el cóctel MAIZ «que es vulgarizar la ciencia médica, la práctica ética de la medicina al aprovechar  para delinquir y  engañar. Esto es una piñata de fondos un dinero a la garduña, una orgia de corrupción».

Y es que, según Figueroa, “nosotros tendríamos que hacer la inspección de la operatividad que tienen los hospitales, desde el punto de vista médico, estos hospitales no cumplen con lo estándares en muchos aspectos técnicos; sería una ligereza decir qué es lo que hace falta, cuando no han dejado que nadie entre a inspeccionarlos, nosotros podríamos hacer una veeduría pero junto con un evaluador, en conjunto con instituciones y expertos en el tema, objetivamente para ver qué pueden servir esos cajones que trajeron”.

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El Poder Judicial de Honduras informó este lunes que avanzará a la fase cuatro del proceso de normalización de sus actividades diarias, por lo que a partir de la primera quincena de septiembre se sumará hasta el 60 por ciento de la fuerza laboral en aquellas regiones afectadas por el coronavirus.

En el oficio firmado por el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Rolando Argueta, se acordó que tanto las sedes de Tegucigalpa y San Pedro Sula migrarán a la referida fase entre el 1 y 15 de septiembre, al tiempo que ordenó que la penúltima reincorporación deberá cumplirse en la segunda quincena del referido mes hasta llegar al 80 por ciento.

En cambio, en aquellos lugares donde la incidencia de casos del patógeno sea bajo, se tendrá previsto que el ciento por ciento de los funcionarios y empleados ya estén en sus puestos de trabajo, previa opinión del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager).

Las personas que no padezcan enfermedades crónicas como la diabetes, hipertensión, entre otras patologías, retornarán a sus labores dentro de las sedes judiciales.

Asimismo, se acordó que los salvoconductos, que vencen este 31 de agosto, quedan automáticamente prorrogados por tiempo indefinido «mientras se encuentre vigente la emergencia sanitaria por el Covid19».

Se instruye a los magistrados, presidentes de cortes de apelaciones, jueces coordinadores o titulares de los juzgados de letras, tribunales de sentencias, juzgados de ejecución y juzgados de paz, entre otros, «que efectúen el debido control sobre el personal de las oficinas a cargo con el fin de mantener constante y en condiciones de calidad los servicios judiciales que estén brindando, debiendo informar a la Supervisión General del Poder Judicial sobre cualquier anomalía que se presente a lo interno de sus respectivas oficinas».

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El capitán en retiro Santos Rodríguez Orellana, dijo este lunes en Radio Globo que está dispuesto a comparecer ante cualquier tribunal sobre las operaciones que realizaba el secretario de Defensa, Fredy Díaz Zelaya, en el departamento de Gracias a Dios, sobre sus supuestos vínculos con el narcotráfico.

En una amplia entrevista concedida a la emisora, sostuvo que está en condiciones de presentarse ante el tribunal federal de Nueva York, a fin de confirmar el papel del exjefe militar y del narcotraficante Tony Hernández.

“¿Cómo me va venir a decir a mí este general que no tenía conocimiento sobre vínculos de Tony Hernández con el narcotráfico y con los demás grupos de poder en este país”, externó.

Dejó claro que “sostengo la verdad: yo recibía órdenes de Díaz Zelaya cuando estaba en La Mosquitia… Es un secreto a voces dentro de la institución, que el hermano del presidente andaba asignado a un oficial de las FFAA en su seguridad personal” en sus negocios con el trasiego de estupefacientes.

Con relación a la querella presentada por el alto funcionario y que fue desestimada por la justicia, reafirmó que «estoy dispuesto a decirle a cualquier juez sobre las operaciones que realizaba el general en La Mosquitia”.

A renglón seguido, aseveró que “no tengo miedo, pero si me pasa algo es responsabilidad del Juan Orlando Hernández», al tiempo que dijo sentirse impotente porque “en este país ya que no se puede decir la verdad, sobre este tipo de hondureños que han perjudicado a las FFAA y la nación».

Díaz Zelaya, añadió, «no puede sentirse ofendido» por sus declaraciones. “Que me diga a mí el general que no conoce a Tony Hernández, como todo mundo lo niega”, espetó.

Rememoró que en 2016, luego que se le diera la baja deshonrosa, no se le hallaron méritos para que fuera echado del aparato castrense pero que su destitución se ejecutó por órdenes expresas de Hernández.