HomeExclusivasMultimillonarias razones para fusionar o desaparecer Banadesa y Banhprovi

Multimillonarias razones para fusionar o desaparecer Banadesa y Banhprovi

TEGUICIGALPA, HONDURAS

La fusión del Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (Banadesa) y el Banco Nacional para la Producción y Vivienda (Banhprovi) se hizo realidad con la votación de casi todas las bancadas, incluyendo el opositor Libertad y Refundación (Libre).

A la iniciativa se sumaron varios parlamentarios rojiblancos para avalar la unión de los dos bancos estatales dedicados a financiar producción, agricultura y vivienda; según la iniciativa de ley introducida por el presidente Juan Orlando Hernández, es para favorecer la economía social y las empresas de los pobres.

Ya concretada la fusión, también se “fusionan” y se “perderán” documentos sobre los fideicomisos manejados por el banco estatal y que podrían proporcionar información clave para futuras auditorías o investigaciones que pudieran realizar los organismos de investigación y la Misión de Acompañamiento Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH) a fin de hallar actos de corrupción.

Tal fusión puede costar a los hondureños unos 500 millones de lempiras que prestó Banhprovi a Banadesa para, supuestamente, financiar la producción agrícola nacional y puede convertirse en otro descarado acto de corrupción.

Ningún diputado opositor –o no reparó o hizo la vista gorda– tuvo a la mano el informe de auditoría del Tribunal Superior de Cuentas (TSC), con clave 002-2014-DASII-Banhprovi-A, practicado entre el 31 de enero de 2010 al 31 de diciembre de 2012 que revela varias irregularidades en la gestión de Juan Carlos Álvarez, hermano del exalcalde capitalino y actual vicepresidente Ricardo Álvarez.

ConfidencialHN revisó de manera exhaustiva el informe del organismo contralor respecto a los estados financieros de Banhprovi, realizando los importantes –y más graves hallazgos– entre ellos, que no se registró a tiempo los intereses sobre inversiones que son de unos 11 millones 970 mil lempiras.

En la auditoría se halló que hay errores en los registros contables por póliza por un estimado de 25 millones de lempiras; comisiones por 54 millones 497 mil 960 lempiras que no fueron registrados en los estados financieros del denominado banco de segundo piso y graves diferencias entre la cartera de créditos atrasados y vencidos con saldos que oscilan entre los 502 mil y 928 mil lempiras.

Al respecto, el informe señala que al haberse revisado la documentación tampoco se hallaron algunas irregularidades en “registros  realizados un año después de la cuenta de FORPIPA (Fortalecimiento Financiero del Productor Agropecuario por L.1,042,890.18, (…) Registros incorrectos del  Gastos  Fondos  Propios  por  L.1,345,397.15,  esto  debido  a  cálculos  incorrectos,  registros tardíos y registros no realizados”.

SUELDOS ABUSIVOS. El presidente de Banhprovi y hermano del número dos del orlandismo ha sido de las personas con mejores sueldos de toda la burocracia, casi similares a los devengados por el directorio del Banco Central de Honduras (BCH) y el Poder Judicial.

Sólo Álvarez gana 141 mil lempiras, según el acuerdo 0266  de  fecha  el  01  de  febrero  de  2010; pero en 2012 se emitió una resolución donde nadie puede ganar más de 100 mil lempiras y señala que “nombrar  personal  con  sueldos  mayores  a  lo  que  establece  la  Ley de Fortalecimiento  de  los  Ingresos,  Equidad  Social  y  Racionamiento  del  Gasto Público,  podría  ocasionar  en  una  responsabilidad  civil,  administrativa  y  con indicios de penal por abuso de autoridad”.

Se le recomendó al presidente de Banhprovi que “en las futuras contrataciones de personal cumplir con lo establecido en la Ley  de Fortalecimiento de los ingresos, Equidad Social y Racionamiento del Gasto  Público y  abstenerse de efectuar nombramientos con sueldos y salarios que  excedan el techo máximo de 100 mil lempiras mensuales”.

GRAVES DEFICIENCIAS. Además, se hallaron otras deficiencias en el sistema de elaboración de planillas; no existe un plan anual de capacitación debidamente aprobado, ni se adjunta en el  expediente  de  personal  los  diplomas  de  las  capacitaciones  recibidas por los empleados.

“Los motoristas no realizan solicitudes de combustible por escrito; inconsistencias encontradas en la sección de informática; Banhprovi  no ha incorporado las cuentas que han surgido en el transcurso de su operatividad; la información contenida en el listado de garantías hipotecarias en moras no es fidedigna”, prosigue el informe.

Se incluye en las anomalías que no hay documentación soporte que generan las operaciones y transacciones, pues no es archivada en las partidas contables respectivas ni tomos correspondientes, al igual que las diferencias en los registros de la cuenta recuperación de  cartera administrada.

Añade que “existen diferencias entre los saldos de la cartera de préstamos manejada por Banhprovi con los saldos confirmados con las instituciones financieras. No existen continuidad en el número correlativo de algunas resoluciones emitidas por Consejo Directivo”.

LAS IRREGULARIDADES DE BANADESA. En el apartado 15 se establece que la inversión  efectuada al Banco Nacional de Desarrollo Agrícola como fideicomiso que aún no ha sido recuperada por Banhprovi.

“Al revisar la documentación de las inversiones con fondos propios, se comprobó que en los estados financieros de Bahprovi existe la cuenta Inversión Especial por la cantidad de 500 millones de lempiras, dicho valor fue desembolsado al Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (Banadesa) con el objeto de crear un fideicomiso  para apoyar a los productores de granos básicos, se efectuaron tres desembolsos: uno de 200 millones de lempiras basados en el Decreto Ejecutivo 33/2006 del 15 de mayo de 2006 con una vigencia de cuatro (4) años a partir del 16 de octubre de 2006 y dos desembolsos uno de 200 millones de lempiras y otro de 100 millones de lempiras, basados en el Decreto 43/2007 de fecha 18 de mayo de 2007 con una vigencia de siete (7) años para granos básicos y 8 años para bovino contados a partir  de  la  fecha  de  suscripción,  posteriormente  en  fecha  15  de septiembre de 2008 se emitió el Decreto 39/2008 para considerar la conveniencia de prorrogar la vigencia de los decretos  antes  mencionados por un tiempo indefinido, de los cuales Banhprovi a la fecha de la auditoría  no ha recuperado el capital invertido en Banadesa”, reza la parte toral del informe del Tribunal Superior de Cuentas.

En aquel momento, el presidente de Honduras era Manuel Zelaya y los jefes de Banadesa fueron José Segovia Ynestroza y Mario Ramón López. El presidente de Banhprovi fue en aquel momento Julio César Quintanilla, reconocido dirigente del Partido Liberal.

Posteriormente, prosigue el informe de auditoría, mediante acta 03-2011 del 6 de diciembre de 2011, el Comité Técnico Administrativo de Banhprovi, a través de los informes de la auditoría de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) exigió al banco estatal la creación de una reserva con el 100 por ciento del valor del capital del fideicomiso suscrito con Banadesa, el cual fue creado y se encuentra reflejado en sus estados financieros por el valor  de 500 millones de lempiras.

“Cabe mencionar que la Unidad de Auditoría Interna de Banhprovi ha realizado varios informes de auditoría en los años 2010, 2011 y 2012, sobre el fideicomiso manejado por Banadesa  y ha dejado las mismas recomendaciones en los tres informes para recuperar el capital invertido  en  Banadesa, a raíz de esto el Presidente Ejecutivo de Banhprovi (Juan Carlos Álvarez) mediante notas de fecha 02 y 03 de diciembre de 2013 enviadas al Ingeniero Jorge Johnny  Handal Hawit Gerente General de Banadesa, gestionó para que se realice un Plan de Acción  que incluya  tiempos y responsables para corregir las deficiencias y riesgos identificados por la Unidad de Auditoría Interna de Banhprovi”, comenta el auditor que inspeccionó a profundidad el destino de la multimillonaria suma de dinero.

Este periódico puede confirmar que Banadesa jamás brindó un plan de acción para que se recuperara el capital privado. Ni las autoridades del desaparecido banco que una vez financió la producción agrícola han dado respuesta a los informes de auditoría que realizó el TSC y cuyo informe fue silenciado a propósito por los medios, a pesar que desde hace mucho tiempo está publicado en el portal del organismo contralor.

El extenso informe elaborado en su momento por el TSC destaca que las actas del comité técnico del fideicomiso de Banhprovi “se encuentra establecido  la situación financiera del fideicomiso, el seguimiento al Plan de Acción elaborado por Banadesa para subsanar  los  hallazgos que se desprenden de los informes de auditoría, y el reintegro del fideicomiso de 500 millones de lempiras dicho Comité Técnico del Fideicomiso se encuentra integrado por un  representantes de Banhprovi, un representante de la Secretaría de Finanzas, un representante de la Secretaría de Agricultura y Ganadería, un representante de la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Honduras (Fenagh), un representante de Banadesa, detalle a continuación”.

De acuerdo a las actas 1-2011 del 19 de septiembre de 2011; 2-2011 del 25 de octubre de 2011; 3-2011 del 06 de diciembre de 2011; 1-2012 del 14 de febrero de 2012 y el acta 3-2012 de fecha 26 de junio de 2012l, exige que se restituya el multimillonario fondo transferido a Banadesa, por lo que se violentó la ley Marco Rector del Control Interno Institucional del  Sector Públicos en el área de economía y prácticas y medidas de control.

Sobre la fusión de ambos bancos, el parlamentario por Libertad y Refundación (Libre), Rasel Tomé aseguró a ConfidencialHN que no votó por tal iniciativa y la consideró como perjudicial para los intereses de la sociedad.

“Algunos (de su partido) votaron a favor cuando tuvieron que votar en contra; la liquidación de Banadesa es un pecado más del gobierno de Juan Orlando Hernández y el Partido Nacional. Banadesa es un banco del pueblo que debe seguir dando crédito a los agricultores”, sentenció.

¿DINERO PERDIDO? Una nota del 13 de junio de 2014 enviada por Carlos Andrés Sanabria, asistente del presidente de Banhprovi, señala que “… me permito informarle de acuerdo a su consulta descrita en  el párrafo segundo de este Oficio, que Banhprovi no puede proyectar  ninguna fecha para la recuperación de los desembolsos transferidos al Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (Banadesa), ya que como usted lo apunta, en dichos Decretos no se fija una fecha de vigencia”.

El oficio 10/2014-UAI-BANHPROVI del 02 de junio de 2014, elaborado por el jefe de Auditoría Interna del banco estatal, Roberto Argeñal Quintanilla destaca: “Debido a que en ese tiempo no se llevaba un Plan de Acción de Seguimiento de Recomendaciones se volvieron a tomar las mismas recomendaciones es por eso que aparecen en los tres informes. Se ha llevado un  control  del  seguimiento  de  las recomendaciones de todos los informes solo que aún no han sido corregidas en un  100%”.

“Si bien es cierto el Decreto 39/2008 considera la conveniencia de prorrogar la vigencia de los  Decretos 33/2006 y Decreto 43/2007 por un tiempo indefinido, Banhprovi debe gestionar  ante  las  autoridades  correspondientes que se establezca una fecha específica para la recuperación del fideicomiso transferido al Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (Banadesa), ya que sin tener una fecha estipulada no se podría exigir la recuperación del valor del  fideicomiso a Banadesa”, advierte el informe.

Otro de los puntos torales de la auditoría que duró dos años, explica que “al no contar con una  fecha definida para la recuperación de la inversión del fideicomiso suscrito entre Banhprovi  con Banadesa, provoca que no se pueda exigir la recuperación del valor invertido y genera  una  pérdida para Banhprovi.

En las recomendaciones de la extensa auditoría se destaca que se establezcan las gestiones ante el Ejecutivo la posibilidad de acordar con Banadesa “el procedimiento que se llevará a cabo para recuperar el valor de los Contratos del Fideicomiso para el Financiamiento de la  Producción Agrícola realizados entre el Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (Banhprovi) y el Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (Banadesa).

Además, se propone verificar el cumplimiento de las recomendaciones, pues, hasta el momento y de acuerdo a la información disponible, “no se ha recuperado la inversión  efectuada a Banadesa por 500 millones de lempiras por concepto del fideicomiso para apoyar a los productores de granos básicos, suscrito entre las partes”.

A pesar de las inconsistencias halladas en el informe hecho por el Tribunal Superior de Cuentas, el presidente Hernández mandó el proyecto de ley para que fuera aprobado sin la mínima resistencia; entre los participantes de la fusión hay parlamentarios opositores, algunos de ellos, pertenecen a Libre.

POST TAGS:
FOLLOW US ON:
Brutal fin de semana
Trump apuesta deport
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT