HomeNacionalA siete años del asesinato de Isis Obed Murillo, nadie paga por el crimen

A siete años del asesinato de Isis Obed Murillo, nadie paga por el crimen

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Recién había cumplido la mayoría de edad, era un joven de 19 años cuando el destino llegó sin heraldos, Isis Obed Murillo fue alcanzado por una de las tantas balas criminales que salieron de los fusiles que portaban los militares apostados en el aeropuerto Internacional Toncontin, para impedir el aterrizaje del avión Venezolano que traía de regreso al país al entonces presidente de los hondureños, Manuel Zelaya Rosales, quien el 28 de junio del 209 había sido depuesto del cargo por un cruento golpe de Estado militar.

Su cara era la de un niño, como dijo la crónica en aquel momento, pero será recordado en la historia de los inmortales como un verdadero héroe que ofreció su vida por la defensa de la democracia en Honduras.

Pasaban las cuatro de la tarde de 5 de julio de ese año, frente al aeropuerto internacional de la capital de Honduras, cuando uno de los soldados de los cientos que fueron apostados a la pista para evitar el aterrizaje del derrocado presidente, haló el gatillo ordenado por un general, un coronel o no se sabe quién, porque aún sus nombres se mantienen en el anonimato de la impunidad; no eran balas de goma, como las bautizó el entonces Comisionado Nacional de Derchos Humanos, Ramón Custodio López ,de ese fusil activado por una orden superior, salió una de las tantas balas asesinas que cegaron la vida de Isis Obed Murillo Mencía.

6

Hoy se celebra un aniversario más de la muerte de este joven, el séptimo de haber partido a lo incógnito, el tiro que le penetró por el cerebro, impidió que mirara el retorno al país de Manuel Zelaya Rosales y que pudiese participar en todo este proceso político-social que vive Honduras.

Hoy los partidarios de la resistencia, los siguidores de Libertad y Refundación, Libre, el partido que surgió después del golpe militar, sus familiares, se congregaron de nuevo frente el aeropuerto de Tegucigalpa, pero esta vez no para esperar el retorno de Manuel Zelaya, sino, para rendirle un tributo a este joven mártir de la lucha social .

En el acto de hoy, Zelaya Rosales en su condición de coordinador de Libre, recordó con nostalgia ese momento cuando Isis Obed fue asesinado y lamentó que hasta la fecha no hay responsables pagando por este crimen » yo no traigo flores, traigo los estatutos del partido Libre porque Isis Obed es un mártir que con su muerte contribuyó a la creación de este partido.

 

 

 

 

 

FOLLOW US ON:
Ombudsman de la ONU
Presentan propuesta
Rate This Article:
2 COMMENTS
  • Alejandro Rivera / 5 julio, 2016

    yo estuve alli y vi cuando el cuerpo de Isis era llevado por cuatro compañeros de la resistencia, paso a mi lado, sangrando, muriendo por una causa que nosotros en ese momento mirabamos noble. ahora veo al pasado y veo al presente y me pregunto ¿valió la pena Isis, valió la pena derramar sangre por nada? seguimos igual o peor que hace 7 años y veo que no ha valido la pena nada por que aqui no pasa nada y nadie paga por los crimenes de antaño.

  • luis / 6 julio, 2016

    Q dias ta dificiles aquellos pero yo me pregunto valio la pena

LEAVE A COMMENT