Advierten fracaso del proceso de depuración policial en Honduras

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Si los operadores de justicia no logran cerrar los casos contra agentes y oficiales de policía vinculados a delincuencia y criminalidad organizada, el proceso de depuración que vive el organismo de seguridad puede fracasar y las consecuencias serían fatales.

Esta advertencia la realizó el miembro de la pastoral social Cáritas, Carlos Patiño, al revisar los avances del proceso de depuración de la Policía Nacional de Honduras que lleva a cabo la junta nombrada por el presidente Juan Orlando Hernández, a fin de sacar a quienes han incurrido en delitos.

Al respecto, advirtió que el proceso puede quedar impune en el caso que los policías que han sido señalados de tener nexos con el crimen no sean sometidos a la justicia y “puede volverse fallido; hemos identificado el mal, ponerlo a la luz, pero no hemos combatido las raíces del problema”.

“Si bien se debe seguir un proceso legal, que se les diga las causas de su separación y que se les compruebe sus delitos, no podemos jugar con este tipo de reformas porque la ciudadanía está esperando que se castigue a los policías que han incurrido en delito y es un mal mensaje y hay temor para dar el paso final en la depuración de la Policía”, afirmó.

Los expedientes y denuncias contra los servidores policiales han sido trasladados al Ministerio Público, añadió, pero no han visto hasta el momento los resultados “y hace unos días se habló de la creación de una fiscalía para resolver los expedientes, pero no hemos visto una contundente respuesta”.

Insistió que no se podrá combatir la impunidad si no se castiga a los infractores de la ley y “mientras la gente no tenga derecho al trabajo ni se le respete sus derechos fundamentales, entonces no se está buscando soluciones a los problemas y el gobierno debería preocuparse por ese tema”.

“No hay respuesta. Hubo un avance en la seguridad pero no ha habido más resultados”, sentenció.

Related

JOIN THE DISCUSSION