Estás aquí
Inicio > Internacional > “Ahora no es el momento“, advierte administración Biden a caravana de migrantes

“Ahora no es el momento“, advierte administración Biden a caravana de migrantes

WASHINGTON D.C

“No vengan ahora”, es el mensaje que envió la administración del presidente electo, Joe Biden, a miles de migrantes hondureños que se dirigen a la frontera de Estados Unidos.

Ante el escenario, Biden ha prometido el fin de las estrictas políticas de inmigración de la Administración Trump, que se centraron en construir un muro fronterizo y restringir la elegibilidad para el asilo.

Sin embargo,  el compromiso puede ponerse a prueba en los primeros días del nuevo Gobierno. Si los posibles emigrantes de América Central perciben que ahora es el momento de viajar a Estados Unidos, la frontera sur podría verse rápidamente abrumada antes de que se establezcan sistemas para manejar la afluencia.

No obstante, los miles de hondureños van con  fe en Dios de que “Biden nos va a abrir las puertas».

Un alto funcionario del equipo de transición de Biden dijo que la percepción de que la administración podrá permitir que todos los solicitantes de asilo que lleguen ingresen a Estados Unidos para presentar su solicitud el primer día es falsa.

«La situación en la frontera no se transformará de la noche a la mañana», advirtió  el funcionario  en una entrevista exclusiva para NBC News.

Pero  se negó a decir cuándo podrían venir a Estados Unidos los solicitantes de asilo y si serán detenidos mientras esperan una audiencia judicial.

Se estima que 9 mil migrantes hondureños están huyendo de regiones con escasez de alimentos devastados por dos huracanes, la sequía y las dificultades económicas. El viernes por la noche, unos 2 mil miembros de la caravana pasaron por delante de las autoridades guatemaltecas y entraron a Guatemala sin mostrar documentación o pruebas negativas de COVID-19, informó la agencia de noticias The Associated Press. La caravana puede llegar a la frontera de Estados Unidos en las próximas semanas.

El alto funcionario del equipo de Biden, que habló bajo condición de anonimato, dijo que aquellos que han estado esperando en la frontera, junto con otras poblaciones vulnerables, serán una prioridad para el procesamiento y la entrada, en lugar de los que han llegado recientemente.

Además,  que los migrantes que intentan cruzar a Estados Unidos para solicitar asilo en las primeras semanas de la nueva Administración «deben comprender que no podrán ingresar a Estados Unidos de inmediato».

Enfatizó que cualquier legislación de inmigración propuesta por la Administración Biden será para inmigrantes indocumentados que ya viven en Estados Unidos, no para aquellos que están considerando llegar ahora.

La Administración Biden desea terminar con la práctica de la Administración Trump que requería que los solicitantes de asilo esperasen en México, conocida como el Protocolo de Protección al Migrante (MPP), pero no permitirá que todos los migrantes ingresen al país al mismo tiempo y tan pronto como Biden asuma el poder, dijo el funcionario.

«Hay ayuda en camino, pero ahora no es el momento de hacer el viaje», puntualizó  el funcionario.

La Administración entrante también se ha comprometido a revertir las restricciones de asilo impuestas por Trump que han reducido drásticamente el número de personas elegibles para la protección humanitaria.

Con el tiempo, subrayó , la Administración de Biden planea establecer una forma de procesar de manera segura a los migrantes en la frontera y permitir que los solicitantes de asilo presenten sus solicitudes.

Al respecto, acotó  que las personas en la caravana «no encontrarán cuando lleguen a la frontera de Estados Unidos, que del martes para el miércoles las cosas han cambiado de la noche a la mañana y los puertos están abiertos y pueden entrar a Estados Unidos».

Al mismo tiempo, las tasas de COVID-19 están aumentando en Estados Unidos y en todo el mundo. El funcionario dijo que la pandemia, más el tiempo que le tomará a la Administración Biden reiniciar el procesamiento de migrantes y solicitantes de asilo en la frontera sur, hace que ahora sea un momento especialmente difícil para viajar.

«Tenemos que dar un mensaje de que la salud y la esperanza están en camino, pero venir ahora mismo no tiene sentido para su propia seguridad … mientras ponemos en marcha procesos a los que pueden acceder en el futuro», dijo el funcionario.

 

Top