Estás aquí
Inicio > Nacional > Alianza de la victoria Xiomara Castro- Salvador Nasralla

Alianza de la victoria Xiomara Castro- Salvador Nasralla

Por: Juan Alfaro Posadas

El miércoles anterior se selló la alianza de la victoria, entre Xiomara Castro y Salvador Nasralla, con vistas a las próximas elecciones generales del domingo 28 de noviembre.

El documento histórico fue suscrito en uno de los hoteles capitalinos, con la presencia de seguidores de ambos personajes de la política nacional.

Xiomara, de Libertad y Refundación (LIBRE) y Nasralla del Partido Salvador de Honduras, que lideran las encuestas de la oposición, se proponen derrotar a los nacionalistas, que desde hace doce años vienen robándose los recursos del Estado y vendiendo el territorio nacional a pedazos.

En la negociación para hacer viable la alianza de hecho, Nasralla pide dirigir con su gente el próximo Congreso Nacional, y se ubica como el primer designado en la fórmula presidencial que encabeza doña Xiomara.

El líder del PSH deberá formalizar en las próximas horas su renuncia a la aspiración presidencial, mediante escrito dirigido al Consejo Nacional Electoral (CNE), y a la vez dejar claro, que ahora aparecerá en la papeleta como el primer designado de la alianza de hecho.

Nasralla dijo que su máxima aspiración es sacar del poder a los nefastos cachurecos, antes que desaparezcan al país, con la implementación del proyecto perverso de las mal llamadas Zonas Económicas de “Empleo” y “Desarrollo” (ZEDE), que no son más que enclaves dentro del Estado hondureño, para esconder y blindar a los delincuentes cachurecos.

Nasralla, a quien no se le conoce ningún acto de corrupción a lo largo de su vida,  se mostró optimista en alcanzar un triunfo arrollador el 28 de noviembre, con el voto de los ciudadanos honestos y patriotas, para terminar con los “ladrones del Partido Nacional”.

Obviamente, que esa alianza de hecho es saludable, oportuna e histórica para terminar con el latrocinio de los dirigentes de la organización criminal que ha asaltado el poder en Honduras, a través de la narco dictadura del  “Juan orlandismo”.

En los tres últimos cuatrienios, ha quedado demostrado, que el gobernante más corrupto que ha tenido Honduras a lo largo de la historia, es Juan Orlando Hernández Alvarado (JOHA), y el segundo lugar lo ocupa José Porfirio “Pepe” Lobo Sosa, del mismo instituto político.

Tanto JOHA como Lobo Sosa han sido señalados de tener vínculos con el narcotráfico. El primero, tiene a su hermano “Tony” Hernández Alvarado condenado a cadena perpetua por narcotráfico, y el segundo, a su hijo Fabio Lobo, sentenciado a 24 años por hacer negocios con el cartel de los “Cachiros”.

Como vemos, los ciudadanos tenemos el deber ineludible de acudir en masa a los centros de votación, para cambiar el rumbo del país, que está en manos de bandoleros.

Si no lo hacemos, condenamos a las próximas generaciones a subsistir como esclavos o deambular por el mundo como parias, al no tener un país, que les brinde las oportunidades que merece todo ser humano, en el marco del nuevo milenio y del siglo XXI.

Asimismo, si rehuimos a ese deber patriótico e histórico, la posteridad nos reclamará con justicia, por no haber hecho lo que nos correspondía como ciudadanos, como patriotas y como hijos de Honduras.

Para terminar de fortalecer la alianza de hecho, conformada por Xiomara y Salvador, sólo resta que se adhieran al carro de la victoria, los ciudadanos Milton Benítez y Santos Orlando Rodríguez Orellana, que también aspiran a la Presidencia de la República.

También debería hacerlo, el presidencialista y ex convicto, Yani Rosenthal, que representa al Partido Liberal (PL), y que según las encuestas, no tiene ninguna posibilidad de cristalizar sus aspiraciones en esta contienda electoral.

Si Yani insiste en mantener su candidatura presidencial, se terminará de quemar políticamente, porque la mayoría de candidatos a  gobiernos locales lo están dejando sólo, con vistas a conformar alianzas con Xiomara y Salvador, en el ámbito municipal.

 Si el presidenciable Yani, decide ir hasta el final, no superaría los 200 mil sufragios, y llevaría al partido de la enseña rojo-blanco-rojo a una tercera posición, después de los “cachos”, convirtiéndolo en un instituto político “chingaste”.

La suerte está echada. Ahora, sólo falta que se concientice a los 800 mil jóvenes que votarían por primera vez,  a los independientes e indecisos.

Xiomara, Salvador y los tres designados presidenciales deben aparecer en los escenarios públicos, para que el pueblo los conozca, y sepa que la oposición está unida graníticamente, en torno a un objetivo general, que es derrotar al enemigo común, que se llama Partido Nacional.

Se debe convencer a la ciudadanía en el sentido que, si gana la alianza, encabezada por Xiomara Castro, los niños y jóvenes tendrán acceso a salud, educación, a oportunidades para salir adelante, a tener mejores carreteras, a que resplandezca la justicia, al desarrollo del campo, y a evitar las masivas migraciones hacia Estados Unidos y otros países del mundo.

Se debe garantizar que los recursos del Estado, que pertenecen al pueblo, se administrarán de manera transparente, y no se derrocharán, como lo hacen los cachurecos.

Además, se debe mantener como principio, hacer de Honduras un país incluyente, donde todos los sectores de la sociedad tengan igualdad de oportunidades y de participar en política, con derecho a elegir y ser electo, como lo establece la Constitución de la República, en vigor.

Si todos acudimos desde muy temprano a las urnas, y votamos por la papeleta presidencial que encabeza Xiomara Castro, por los candidatos a diputado y a alcalde de LIBRE y del Partido Salvador de Honduras, habremos consolidado el triunfo, y con ello, enderezar el rumbo del país hacia mejores derroteros, en beneficio de todos.

¡El Partido Nacional está listo y servido, pues ya siente pasos del animal grande, que terminará de devorarlo en los próximos comicios. Se les acabó la fiesta a los antisociales que han hecho piñata de los fondos públicos..!

 ¡Dicha organización política no debe volver al poder, porque están deslegitimados y sin autoridad ética y moral para conducir los sagrados destinos de nuestra patria, Honduras, digna de mejor suerte..!

Top