Thursday, Jul 18, 2019
HomePolíticaAnálisis: ¿Unidad granítica o todos contra JOH? Mauricio Oliva reúne a líderes azules en su cumpleaños

Análisis: ¿Unidad granítica o todos contra JOH? Mauricio Oliva reúne a líderes azules en su cumpleaños

TEGUCIGALPA, HONDURAS

En las horas más bajas del Partido Nacional de Honduras, el titular del Legislativo, Mauricio Oliva, aprovechó su cumpleaños para atraer a su órbita de influencia a los más reconocidos líderes de la formación oficialista.

¿Unidad granítica o todos contra el presidente? Al margen de las controversias dentro del nacionalismo, cuando sus máximos exponentes Porfirio Lobo y Juan Orlando Hernández tienen fuertes rencillas y ataques directos, Oliva pudo tener en su vivienda a quienes han aspirado a ser mandatarios o acceder a cargos públicos a fin de mandar un mensaje para revitalizar a la militancia que se ha visto abandonada a su suerte.

El titular de la cámara ha aprovechado una buena racha y tras apaciguar las aguas turbulentas de la oposición al acceder a reformas cosméticas electorales, tuvo hoy en su casa a líderes que han tenido ciertas diferencias con Hernández para dejar constancia de que, aún en las malas, están juntos o procuran guardar las formas.

A fin de cuentas, todas las maneras de retener el gobierno -a sabiendas de los cuestionamientos hacia el presidente y los resultados de su mandato- son válidas. Saben que mantenerse en la administración les permite ciertas posiciones, influencias y hasta blindajes de cualquier ‘venganza’ futura.

En la imagen aparecen desde potentados como Mario Canahuati -hombre clave de la industria maquiladora- hasta Roberto Ramón Castillo, incómodo crítico de JOH y medio heredero del callejismo,  el alcalde Nasry Asfura y el jefe del Comité Central, Reinaldo Sánchez y el vicepresidente Ricardo Álvarez, hasta el cuestionado Armando Calidonio, junto a Oliva; en apariencia, sería una reunión de buenos amigos, pero en el fondo puede ser una sagaz jugada del médico en su afán de capitalizar respaldo para cualquier hecho futuro.

De cualquier manera, esta imagen -tomada inocentemente o adrede- deja un matizado mensaje de que el parlamentario es una persona de peso dentro del Partido Nacional y por él puede pasar cualquier bendición, desde ungir un candidato, reunificar liderazgos, hasta romper con el inquilino del palacio José Cecilio del Valle y dejarlo solo a merced de los tiburones. Pues sabe que su compañero ya está viniendo a menos y debe tomar distancias de cualquier crítica.

Por ello, no es extraño que tenga en sus manos a Asfura. Su discurso escorado al centro le traerá muchos beneficios. Tener a Papi a la orden en línea de sucesión podría tener más logros que evidentes fracasos.

Por el momento, Oliva se anota un punto de oro; logra salir en caballo blanco, recupera fuerzas y se coloca con un discurso conciliador. Supo que la prudencia es la madre de todas las virtudes y coloca a Hernández como un tipo de conducta pendenciera. Los hechos hablan por sí mismos.

En otras palabras, por su manos pasa el futuro del partido fundado por Manuel Bonilla en 1902; no puede darse el lujo de perder y está aplicando cualquier mecanismo para sacudirse el lastre del orlandismo que los tiene bajo un mediocre asedio opositor, tanto desde Libre como desde un ninguneado Partido Liberal cuyos miembros se pelean los despojos cuan botín de guerra.

El simple hecho de que el presidente del Congreso haga uso de sus buenos oficios viene hasta opacar dos liderazgos que pudieron dar más y ponerse guantes de látex para tomar el sobreinfectado testigo en esta carrera de relevos, como Álvarez y Sánchez, lo fortalece. Pero no será suficiente. Tiene encima el voto de castigo que dejará las decisiones (anteriores y venideras) de Hernández

De todos modos, el futuro del Partido Nacional dependerá de las maniobras de última hora, de la crónica debilidad de la oposición, de entablar pactos con todas las fuerzas, incluso Manuel Zelaya en Libre por debajo de la mesa y sólo restará que el tiempo se encargue de lo suyo.

¿Quiénes son los ganadores de este evento de hoy, sabiendo que en la política pesan los simbolismos?: Mauricio Oliva y Mel. Los dos -como se dice popularmente- están cazando sentados. Zelaya se frota las manos en su extraño silencio y se prepara para saltar al palenque porque sabe que Papi puede poner de rodillas a la oposición, aunque tendrá que convencer a Mundo y Raimundo para crear un frente común contra los intentos de instaurar un cuarto gobierno del Partido Nacional. El tiempo se agota y las componendas pueden dar resultados o fracasar. Queda mucho camino por recorrer.

En conclusión, Oliva, Papi y Mel ganan el primer round.

FOLLOW US ON:
Por los casi 6 mil f
Aseguramientos de ti
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT