Estás aquí
Inicio > Nacional > Antinarcóticos sí halló narcolibretas que incriminan a Tony y JOH que pretende negar el régimen

Antinarcóticos sí halló narcolibretas que incriminan a Tony y JOH que pretende negar el régimen

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

En el arresto del fallecido Magdaleno Meza o Nery Orlando López Sanabria la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN) halló y reportó un total de 11 libretas que contienen datos sobre pagos efectuados al exjefe narco Juan Antonio Tony Hernández y su hermano Juan Orlando Hernández y que están siendo negados por el actual subsecretario de seguridad del régimen, Luis Suazo, a fin de desviar la atención sobre el crimen contra el operador del cártel de los hermanos Valle Valle, ocurrido el sábado anterior en el penal de ultra alta seguridad santabarbarense de Ilama.

Un dossier al que accedió Radio Globo y ConfidencialHN confirman que la DLCN sí consignó en su informe girado el 8 de junio de 2018 al coordinador de la fiscalía anticrimen del Ministerio Público en San Pedro Sula, Inmer Maradiaga, que en la revisión de los vehículos en los que se transportaba el ahora occiso junto a sus acompañantes encontraron «nueve libretas de apuntes de espiral, dos libretas pequeñas», por lo se desmiente la tesis que pretende imponer en la población el controvertido funcionario de que jamás existieron.

El hecho de que los responsables de la detención de Meza, su esposa Julissa Bandy García y sus supuestos cómplices José Santos Mejía Laínez, Maximiliano Echeverría García y Daniel Ticas Santos, confirmaran la existencia de las libretas en el informe que tiene en sus manos Maradiaga, pero que misteriosamente no fue incluido en el expediente judicial en la causa contra el socio del exjefe narco Tony Hernández, según denunció su apoderado legal Omar Dubón.

Al respecto, el litigante también confirmó la existencia de las narcolibretas y que «maliciosamente en el expediente judicial no consta el decomiso de las mismas».

Es más, la documentación que lograron conseguir ambos medios se consigna que encontraron nueve paquetes con su envoltorio manipulado «conteniendo en su interior dinero en dólares americanos, todos con denominación de 20 dólares, dos granadas de fragmentación con cinta aislante sujetando la espoleta, un estuche color negro conteniendo en su interior nueve libretas de apuntes de espiral, dos libretas pequeñas, un portafolio color negro conteniendo en su interior documentos de permisos de operaciones de la quinta (hacienda), permisos de explotación de camión internacional del año 2006…».

Durante el operativo, los investigadores de antinarcóticos hallaron un compartimiento falso donde iban ocultos un radiocomunicador, tres armas de fuego con un silenciador de pistola y un arma Glock, varios cargadores de municiones y teléfonos móviles, varias cadenas de oro y esclavas Cartier y un lote de relojes Rolex y otros de varias marcas como Guess y Bvlgari.

En la propiedad en la que residía el fallecido -ubicada en la montaña La Coroza de Quimistán, en Santa Bárbara- se encontraron tres cuatrimotos, un camión pequeño, 400 cabezas de ganado, tres caballos, un pony, seis teléfonos celulares y un lote de zapatos, un pastel con la leyenda Nery Orlando, una planta eléctrica, una retroexcavadora, dos cajas de munición 3.57 milímetros y documentos de casas comerciales «que vinculan al personal capturado en la operación».

Los informes pormenorizados -elaborados en forma de crónica- por los funcionarios del Ministerio Público dan cuenta desde el momento que recibieron la información de que Meza salía desde su hacienda situada en el referido lugar hasta San Pedro Sula, por lo que estos fueron requeridos en un operativo instalado por la Policía Militar a inmediaciones de la comunidad de Naco; el socio de Tony pretendió sobornar en ese momento a uno de los agentes, quien procedió a arrestarlos y decomisaron dos vehículos doble cabina con placas PDX4705 y PDX4704, donde iban los demás acompañantes.

Según datos que obtuvo mediante los documentos en poder de Radio Globo y ConfidencialHN las personas requeridas «presentaban una actitud sospechosa y se decidió por parte de los encargados del operativo trasladar los vehículos junto a sus acompañantes a las instalaciones de la Policía Militar con el objetivo de realizar una inspección minuciosa de los mismos».

En otro informe que preparó y presentó un agente antinarcóticos, detalló que otra de las propiedades del fallecido «se encontraba deshabitada y en estado de abandono, está completamente vacía», en ninguna de las casas que allanaron funcionarios de la DLCN y la Policía Militar y no encontraron estupefacientes»

No obstante, una de las casas registrada a nombre de Maximiliano Echeverría «fue abandonada según se observa en horas de la noche y en su interior era un completo desorden como que alguien buscaba algo».  Todos los arrestados fueron acusados por tenencia ilegal de armas comerciales, lavado de dinero, soborno doméstico y portación y tenencia ilegal de explosivos.

El ahora occiso fue sujeto de amenazas de muerte y envenenamiento al interior del penal el Pozo, según se consta en el oficio 1506/19 del 10 de abril de 2019 en el cual se consta que fue evaluado porque sufrió quemaduras en el tracto digestivo, por lo que uno de los forenses dictaminó «una endoscopía gástrica y una resonancia magnética», según papeles que pudo obtener este periódico.

Cabe recordar que el apoderado del fallecido, Carlos Chajtur, presentó varios escritos ante el Instituto Nacional Penitenciario (INP) a fin que su cliente pudiera ser trasladado a una unidad militar para salvaguardar su vida; una solicitud hecha el pasado 19 de enero al INP, Chajtur indicó a los jefes del organismo, Rosa Gudiel y German McNeil, que dieran el visto bueno para que López Sanabria, pudiera ser movilizado desde la peligrosa cárcel al Primer Batallón de Infantería, ubicado en la periferia sur de Tegucigalpa.

El argumento del litigante es que en el módulo en el que se encontraba el ahora occiso se habían infiltrado miembros de maras y pandillas por lo que estaba recibiendo constantes amenazas de muerte, pero los dos funcionarios del sistema, justificaron en su momento enviar a Meza a ese presidio porque aseguraron que si lo enviaban al penal de Támara sería ejecutado, sin embargo, jamás decidieron cumplir la petición de Chajtur de trasladarlo a la unidad militar.

Recordó que por la circunstancias se vio obligado a interponer denuncia ante el Comité Nacional de Prevención de la Tortura (Conaprev) en la cual externó que «debido a la complejidad del caso que se está llevando a cabo en contra del privado de libertad Magdaleno Meza…refieren el grave peligro al que está siendo expuesto en virtud de que se le vincula en el juicio del señor Tony Hernández y es preciso mencionar que no es primera vez que la vida de nuestro representado corre grave peligro ya que en el mes de febrero ingresaron una granada para darle muerte, por lo que solicitan al Conaprev interponga los buenos oficios a fin de solicitar el traslado al batallón para adaptar las medidas de seguridad».

Asimismo, reafirmó que su representada, Julissa Bandy García, compañera sentimental del fallecido, se encuentra en extremo riesgo ya que está recluida en la cárcel femenina de Támara y en cualquier momento podrían atentar contra su integridad.

También se presentó otra denuncia ante Conaprev en la cual se especificó que Meza manifestó en un audio en el que está recibiendo amenazas a muerte que pagan siete millones de lempiras por quitarle la vida, «por lo que solicita a este mecanismo que interponga sus buenos oficios para que se le traslade a un batallón por medidas de seguridad».

En consecuencia, se deja claro que la La muerte violenta del sospechoso viene a confirmar que las cabezas visibles del INP, Rosa Gudiel y German McNeil, tienen una cuota de responsabilidad sobre el crimen del socio de Tony Hernández y cuya confesión iba a comprometer al cabecilla del régimen nacionalista Juan Orlando Hernández.

Asimismo, se debe rememorar que en estas investigaciones «se reafirma que la cabeza del ahora occiso estaba tasada en varios millones de lempiras ya que tenía demasiada información sobre los enlaces del Ejecutivo con el cártel de los hermanos Valle Valle en el trasiego de toneladas de cocaína rumbo a EE.UU.».

Gudiel y McNeil tenían total y completo conocimiento de que la vida del ahora occiso corría peligro dentro de el Pozo y jamás hicieron caso a los reclamos de Chajtur, por lo que se convierten en cómplices de la trama que acabó con la existencia de Meza.

Además, se debe recordar que en otra investigación efectuada por ConfidencialHN a mediados de mayo anterior, en que pudo determinar que una abogada pretendió sacar con una falsa carta de libertad a Julissa Bandy García, pues la misma fue clonada con la firma de un juez y el secretario de un juzgado que conoce una causa penal.

El escrito, fechado en septiembre de 2018, se mandó a decir al director de la cárcel femenina que prociediera a dejar en libertad a Bandy García por cuatro delitos que se le sindican ya que, supuestamente, se le dio sobreseimiento provisional.

Esta trama revela cómo el poder ha venido operando para silenciar los cabos sueltos que podrían poner en jaque a la administración nacionalista, cuya cabeza está siendo investigada por un tribunal neoyorquino por sus nexos con el narcotráfico.

Es válido recordar que López Sanabria sabía muchas cosas sobre los negocios de Tony y cuántos millones de dólares recibió Hernández o Versace como se le identificaba en las narcolibretas que fueron confiscadas por la DLCN y cuya copia tiene la DEA y a la que accedieron los equipos de investigación de Radio Globo y ConfidencialHN por permitir el trasiego de toneladas de cocaína rumbo a EE.UU.

Cabe recordar que en el juicio que contra Tony en el tribunal federal de Nueva York, la DEA pudo comprobar que Meza fue el principal operador logístico y financiero del cártel de los Valle Valle y uno de los fiscales federales denunció que la vida del sospechoso estaba en real peligro.

 

Deja una respuesta

Top