Estás aquí
Inicio > Política > Así fue la peligrosa baja de votantes que padeció Libre en las elecciones del 12 de marzo

Así fue la peligrosa baja de votantes que padeció Libre en las elecciones del 12 de marzo

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El caudal político que obtuvo la precandidata presidencial de Libertad y Refundación (Libre), Xiomara Castro, en las elecciones primarias del pasado 12 de marzo en Honduras bajó de 563 mil 162 a 401mil 474 votos,  es decir, 161 mil 688 marcas.

Aunque el Tribunal Supremo Electoral (TSE) ya escrutó el ciento por ciento de las actas, la candidata oficial de Libre tuvo una considerable pérdida del 29 por ciento de las marcas que obtuvo en su primera participación como presidenciable y la deja en una posición incómoda de cara a las elecciones generales de noviembre próximo.

En total, Libre obtuvo en la planilla presidencial 427 mil 613 votos que, en comparación con el resultado de las elecciones del 18 de noviembre de 2012, registra una pérdida de 135 mil 549, o sea, el 25 por ciento de los votantes que acudieron hace casi cinco años al proceso, dejaron de ejercer el sufragio.

A grandes rasgos, un cálculo hecho por este periódico explica que 29 de cada 100 simpatizantes de Libre no acudieron a votar el pasado 12 de marzo, si se toma en cuenta la participación en solitario de la esposa del coordinador general de Libre, el expresidente Manuel Zelaya.

RESULTADO 2012

En cambio, con la presencia de los ex precandidatos Rasel Tomé por la corriente MRP y Nelson Ávila por el Movimiento 5 de Julio, el abstencionismo bajo, aunque de forma pírrica: solamente 25 de cada 100 votantes de Libre se movilizaron a las urnas.

Este periódico advirtió en su momento que peligraba el hito alcanzado por Libre en su primera participación en los comicios organizados por la autoridad electoral, ya que entró en un profundo desgaste que  que ha padecido el partido en los últimos meses y que ha desembocado en el descontento de los electores por elegir sus candidatos preferidos.

Asimismo, demuestra el relajamiento de la cúpula ante la indiferencia por captar más votantes, pues tuvieron cuatro años para elevar el caudal político ni aprovechó el envidiado sitial de ser la primera fuerza de oposición; tampoco supieron sacar ventaja de la molestia ciudadana durante el contexto de las movilizaciones contra el régimen de Juan Orlando Hernández a fin de obtener adeptos y convertirlos en un voto duro.

En cambio, el coordinador general de Libre y expresidente hondueño Manuel Zelaya perdió tiempo ya que se puso a pelear con sus excuadros de confianza y orquestó una trama para neutralizar voces críticas dentro del partido. A fin de cuentas, se salió con la suya, aunque ese empecinamiento lo está pagando Libre con creces y es la tercera fuerza política, de acuerdo al volumen de votos que recibió en el proceso primario.

Al obtener esta cantidad de votos, demuestra cómo las conspiraciones, mentiras, imposiciones y errores tácticos y estratégicos han pasado una pesada factura al partido que, a esta hora, debería entrar en una etapa de crítica y autocrítica, a fin de corregir los errores que se han venido presentando.VOTOS LIBRE XIOMARA

Desde la imposición de Patricia Rodas en la subcoordinación general, aceleró el desgaste de la organización política, ya que la compañera de fórmula del exmandatario ha optado por mantenerse en la sombra y ver pasar de largo las acusaciones proferidas contra la conducción general.

Ese vacío ha permitido que Zelaya tenga control total del partido sin la menor oposición a sus decisiones. Las medidas tomadas, como adelantar a octubre de 2016 la elección de la autoridad partidaria, lo llevó a una espiral de contradicciones y decisiones que distan de los principios de democracia e igualdad que deberían primar en Libre.

Deja una respuesta

Top