Estás aquí
Inicio > Editorial > Opinion > Asume nuevo Inquilino de la Casa Blanca

Asume nuevo Inquilino de la Casa Blanca

 

Por: Juan Alfaro Posadas 

Este día asumió la Presidencia de Estados Unidos, el demócrata Joe Biden, bajo estrictas medidas de seguridad, previendo actos violentos, como los registrados el 6 del presente, cuando centenares de personas irrumpieron en el Capitolio, causando destrozos, y dejando un saldo de cinco muertos.

Biden, sustituye en la presidencia de la potencia número uno del mundo, al republicano Donald Trump, con lo cual comienza a escribirse una nueva página en la historia, que para millones de personas será saludable, en virtud de que su antecesor demostró un marcado racismo y desprecio hacia los más pobres.
Particularmente en Honduras, la población ha demostrado alegría con la asunción de un nuevo gobierno en Estados Unidos, porque se cree que Biden no protegerá al corrupto y ligado a los carteles de la droga, Juan Orlando Hernández Alvarado, JOHA, quien se arrogó en el poder violentando la Constitución y las leyes, amparado en el apoyo que le brindaba el magnate Trump.
Los hondureños abrigamos esperanzas en que la nueva administración de Estados Unidos implemente una reforma migratoria, favorable a nuestros compatriotas, y recorte las alas a los gobiernos corruptos de América Latina– particularmente de Honduras–, representado por Hernández Alvarado, porque el mal manejo de los fondos públicos frena el crecimiento y desarrollo de los pueblos.

También se espera que se le juzgue por narcotráfico, luego de que los fiscales de la Corte Sur de Nueva York lo vinculasen con diversos capos de la droga y calificaran a Honduras como un narco-Estado, donde los narcotraficantes han establecido su santuario.
Si Biden cumple con esas expectativas de los pueblos latinoamericanos, retornará la paz, concordia, armonía, inversión, democracia, libertad y justicia en nuestros países, pero a contrario sensu, aumentarán las caravanas de migrantes, rumbo a los Estados Unidos. Recodemos que es natural e inherente al ser humano, buscar en otras latitudes del mundo, lo que se le niega en la tierra que lo vio nacer.

Como todos sabemos, Honduras es un país aliado de la nación del norte, pero esa relación y amistad debe ser en términos de dignidad, de tú a tú, y no de vasallos, como nos han tratado a lo largo de casi toda nuestra trágica historia.
Obviamente, que ese respeto debe comenzar por la dignidad, honor y orgullo que tengan nuestros gobernantes, pero básicamente, en los dos últimos gobiernos cachurecos hemos visto que esos valores no existen, y que más bien, se nos ha visto como corruptos y estrechamente relacionados con grupos de mafiosos internacionales.

De momento, creemos que con el sólo hecho de no haber invitado a Juan Orlando Hernández Alvarado a la toma de posesión de Joe Biden, como nuevo Presidente del coloso del norte, ya es un indicio de que la línea política y económica hacia Honduras podría cambiar. También, se nombraría a un Embajador de ese país en Tegucigalpa, en sustitución del Encargado de Negocios, y que nuevos vientos saludables del norte comenzarán a soplar sobre Centroamérica y el resto del continente.

Que así sea, porque ya estamos hartos de la nefasta, sanguinaria, feroz y corrupta dictadura de Hernández Alvarado.

Top