Estás aquí
Inicio > Nacional > Aumentan casos de salud mental en 50 por ciento en hospitales psiquiátricos

Aumentan casos de salud mental en 50 por ciento en hospitales psiquiátricos

TEGUCIGALPA, HONDURAS.

La pandemia de la Covid-19 más los fenómenos naturales que afectaron el país a finales de 2020 aumentaron la demanda de atención en los centros asistenciales de salud mental.

Así lo expresó este jueves el presidente de Hospitales Psiquiátricos de Honduras, Mario Rojas, quien especificó que la pandemia y las tormentas tropicales Eta e Iota incrementaron el porcentaje de pacientes que buscan asistencia médica psiquiátrica.

Explicó que el aumento se dio en un 50 por ciento en el Hospital Mario Mendoza de Tegucigalpa y en un 40 por ciento en Santa Rosita, del valle de Amarateca, Francisco Morazán, donde acuden personas de todas las edades, pero de manera especial de los bajos estratos sociales.

Rojas dijo que a pesar de esa demanda de pacientes, la Secretaría de Salud mantiene olvidados a los hospitales psiquiátricos, al tiempo en que desconoce las conquistas salariales de su personal.

“El duelo, el ‎aislamiento, la pérdida de ingresos y el miedo generan o agravan los trastornos de salud mental; muchas personas han aumentado su consumo de alcohol o drogas y sufren crecientes problemas de insomnio ‎y ansiedad”, relató Rojas.

También dijo que la Covid-19 por sí sola produce complicaciones neurológicas y mentales, ‎como los estados delirantes, agitación o accidentes cerebrovasculares.

Agregó que las personas que padecen trastornos ‎mentales, neurológicos o derivados del consumo de drogas, son más vulnerables a la infección del ‎SARS-CoV-2 y podrían exponerse a un mayor riesgo de enfermedad grave e incluso de muerte.

“Tenemos conocimiento de muchos jóvenes que intentaron suicidarse y que forman parte de nuestros pacientes; buscaron la muerte debido a la inseguridad en el país, la pobreza extrema, la falta de empleo y a raíz de la creación de juegos que los jóvenes practican en las redes sociales y los inducen al suicidio”, añadió Rojas.

Rojas manifestó que además de darle prioridad a los dos hospitales psiquiátricos en referencia, deben crearse unidades para la atención de salud mental en otros departamentos como Islas de la Bahía, Gracias a Dios, Colón, Ocotepeque, Valle, Cortés y El Paraíso, que están alejados de la capital, para descongestionar a los ya existentes.

Argumentó que no es justo ni lógico que un paciente venga desde Roatán, Gracias a Dios o Lempira por una consulta o a reclamar treinta pastillas, gastando enormes cantidades de dinero en transporte, alimentación, hospedaje y arriesgando su vida, pudiendo crearse los respectivos centros de atención en esos lugares alejados de la capital.

Recordó que se han presentado casos en que las personas vienen desde comunidades remotas y no encuentran medicamentos, resultando infructuoso su esfuerzo.

Además, comentó que llegan niños, cuyas edades oscilan entre  9 y 10 años, con patologías de psicosis, ante lo cual debe responsabilizarse a la Secretaría de Salud porque no tiene un plan de prevención, sino que se atienden los pacientes cuando ya están con la enfermedad, y son empujados a la muerte.

Por último, censuró la irresponsabilidad de muchos familiares que cuando ya no pueden con un paciente psiquiátrico en sus hogares, lo llevan a estos centros, dan nombres falsos y los dejan olvidados.

 

Top