Wednesday, Nov 20, 2019
HomeArticles Posted by Redacción ConfidencialHN (Page 1018)

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

“Vamos a redoblar los esfuerzos e incrementar los elementos de la Policía Nacional porque eso es bueno para el pueblo”, puntualizó este lunes el jefe del Ejecutivo nacionalista, Juan Orlando Hernández, al asegurar que Honduras «ha bajado los registros de violencia y homicidios».

Las declaraciones de Hernández ocurrieron durante la ceremonia de traspaso de mando de la Policía Militar de Orden Público (PMOP), y nombró al general de brigada Manuel de Jesús Aguilera como nuevo el nuevo jefe de los uniformados.

Según Hernández, la PMOP ha sido un factor importante en la reducción de los índices de violencia en el país.

«Como gobierno seguiremos haciendo nuestra parte, hace más de 10 años se descuidó la seguridad en Honduras, hoy los homicidios han bajado», dijo Hernández y aprovechó para alabar al brazo armado por «recuperar la paz» en el país.

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras (OACNUDH) manifiesta preocupación por el papel de los militares en las funciones de orden público, e incita al Estado a diseñar un plan de seguridad que permita la desmilitarización.

De acuerdo a un informe, el Foro Social de Deuda Externa (Fosdeh) revela que, durante el 2018 el régimen nacionalista, encabezado por Juan Orlando Hernández, gastó más de 10 millones de dólares en la importación de bombas lacrimógenas, armas y artefactos de grueso calibre.

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El director de Radio Globo y ConfidencialHN, David Romero, pidió desde su cautiverio a los líderes construir una plataforma única de oposición, convocar a las calles a la población y hacer uso de todos los instrumentos necesarios para agrandar la lucha y acabar con la dictadura de Juan Orlando Hernández.

En una efusiva carta, comunicador hace un llamado a los hondureños a seguir movilizándose para que los organismos internacionales conozcan la grave crisis que padece Honduras.

Carta de puño y letra de David Romero

De nuevo me dirijo a ustedes desde la prisión donde me tiene confinado esta dictadura.

Estamos viendo una coyuntura política –social de mucha varia para la lucha, en contra del gobierno de Juan Orlando Hernández y su pacotilla–.

Esta coyuntura impone como imperativo categórico la constitución de una plataforma de unidad en contra de la dictadura, cuyo punto de agenda único es la movilización popular, para sacar a la gente a las calles, a protestar y presionar al gobierno, pero más que esto, es llamar la atención de la comunidad internacional y mandarles un mensaje que en Honduras no hay paz social porque hay un gobierno usurpador y violador de los derechos humanos.

La batalla hay que darla en los frentes: en lo interno movilizando a la población y en lo externo incidir en los organismos y organizaciones internacionales que tienen que ver con el monitoreo de los derechos humanos y la lucha contra la corrupción.

Ya en los Estados Unidos se abrió una camino donde la mayoría de los congresistas se dieron cuenta que el Departamento de Estado, ha mentido con respecto a la información que de Honduras suministran y que no vale la pena continuar apoyando la lucha contra el crimen si los resultados son mínimos con respecto a la inversión.

El Gobierno de Honduras ha mentido y ninguna agencia de los EE.UU. la han hecho la comparsa y esto ha molestado mucho a los congresistas norteamericanos. Y les adelanto que las sorpresas serán muchas.

Por todo esto de nuevo llamo al liderazgo político y social construir una plataforma única de oposición, convocar a las calles a la población y hacer uso de todos los instrumentos necesarios para agrandar la lucha hasta que caiga el dictador.

Ustedes pueden, con el talento de Luis Zelaya, la fuerza y voluntad política de Manuel Zelaya, la convicción de lucha anticorrupción de Salvador Nasrralla, todos juntos son capaces de construir una nueva Honduras con esperanza, con institucionalidad en paz y desarrollo.

Al líder nacionalista Porfirio Lobo, hay centenares de miles de cachurecos esperando que usted dé el primer paso y construir un verdadero movimiento que los pueda acuerpar. Busque a Lorena Herrera que es una buena opción.

A mi esposa Lidieth Díaz: siga adelante amor la causa es justa no desmaye, no lo haga por mi, ni por mis hijos, hágalo por todos los niños de Honduras y por todos los que hoy sufrimos persecución. La Amo. Saludos.

David Romero.

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

(Por equipo de investigación – décima parte) El drenaje de recursos públicos por hasta cuatro mil millones de lempiras y orquestado por el matrimonio compuesto por Juan Orlando Hernández y Ana Rosalinda García Carías se hizo mediante una grandísima red de oenegés, algunas que permanecieron inactivas durante años y otras fueron creadas con demasiada antelación para simular acciones en beneficio de los más vulnerables.

En este proceso de lavado de dinero, se seleccionaron con pinzas a algunos personajes con «cierta honorabilidad» y, en cierta medida, desconectados del poder para simular la falta de un nexo fehaciente con la familia presidencial. Para cumplir con la misión de sustraer dinero a raudales de la administración pública, fue utilizada la Fundación Juan Manuel Gálvez, dirigida por el exsecretario de Educación Marcial Solís, quien fue un cuadro clave para mover sutilmente varios millones de lempiras a fin de financiar programas destinados al combate a la pobreza y capacitación en zonas postergadas de Honduras.

La creación de esta oenegé data del 23 de junio de 2010, cuando la Secretaría de Gobernación emitió el oficio 523-2010 a favor de la referida fundación y en la que se incluyen algunas prominentes figuras de la administración nacionalista como directivos, según constan los documentos obtenidos por los equipos de investigación de Radio Globo ConfidencialHN. 

El certificado de autenticidad, con registro 0196758, autorizado el 11 de febrero de 2015, hace constar de que junto a Solís participaron en la entidad Ana Cristina Zepeda, Bessy Nazar Herrera, Carlos Humberto Rodríguez Andino, Danne Yakeline Chávez Membreño, Delia Francisca Rivas, Divina Guevara Rodríguez, Ernesto Gálvez Mejía, Gloria Ordóñez Yanes, Verónica Bueso y William Chong Wong, quienes han sido directivos de la oenegé, a excepción de Chong Wong, quien falleció a mediados de 2018 tras ser involucrado en presunta corrupción.

Asimismo, se da constancia de que la entidad fue registrada con la matrícula 20101000129, por lo que se demuestra que la red criminal fue construyendo una arquitectura que los favoreció con varios millones de lempiras, de acuerdo a las series de investigación que han conseguido los equipos de trabajo.

Al respecto, el registro de beneficiarios que fue autorizado el 9 de abril de 2013, señala de que Chong Wong fue incluido como el enlace entre la Secretaría de Finanzas, a través de la cuenta de Banco de Occidente 11-434-000117-4, por lo que se convirtió en el receptor de los recursos procedentes del Estado; la proforma 00110210-003 se indica que el dinero destinado la organización no gubernamental cuya actividad comercial es «la formación y preparación de jóvenes y capacitación de líderes», siendo su apoderado legal Sara María Mendoza Meraz.

Este registro se convirtió en la válvula que drenó grandes cantidades de dinero a favor de la fundación y, por extensión, al clan Hernández García.

En el caso de Solís, mandó a pedir 10 millones de lempiras para la capacitación de guías familiares “a través de la incorporación, réplica y para el manejo de recurso humano impulsado por la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis)”, dirigido en su momento por Ricardo Cardona, dentro de la iniciativa presidencial Vida Mejor, que lidera la actual primera dama.

Solís recibió la fuerte suma de dinero entre el 18 de marzo de 2016 y 11 de enero de 2017; aunque asegura en un informe posterior de que liquidó siete millones 726 mil 842 lempiras y logró extender el convenio. Todo fue hecho en una simulación de legitimidad y transparencia.

Hay enorme documentación, que vincula al exsecretario de Educación con pedidos de millones de lempiras, en las cuales se explica a través de gráficos e indicadores de cómo se «logró» incidir en la mejora de las condiciones de vida de la población, aunque en la práctica se convirtió en un semillero de activistas nacionalistas enquistados en los departamentos más empobrecidos como La Paz, Intibucá, Lempira, Olancho y otros donde Vida Mejor tiene una fuerte presencia.

En el entramado corrupto, vuelven a salir algunas caras conocidas -y cuadros de confianza de la primera dama- como Danne Yakeline Chávez Membreño, quien fungía como directora ejecutiva de la Fundación para el Desarrollo Integral de Honduras (Fundeih) y una de las principales operarias de la sustracción de dinero público.

Cabe recordar que esta dama, actual funcionaria de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) es madre de de Eva Yaqueline Collier Chávez, también representante de Fundeih, quien firmó un convenio con Cardona que les permitió tener acceso a mucho dinero. Ambas son conocidas en los círculos sociales de ser grandes amigas de García Carías.

Este periódico y Radio Globo lograron confirmar que Chávez ha laborado como gerente en el despacho de la primera dama y directora de Fundeih; luego le traspasó tales funciones a su hija y quedó como la responsable de firmar sendos contratos de cooperación con la Sedis y que están en poder del equipo de investigación que también pudo certificar la autenticidad de los documentos.

En el caso de Rivas, quien fungió en 2017 como secretaria de Salud, pagó fuertes sumas de dinero para hacerle imagen y relaciones públicas. Sobre el tema, ConfidencialHN reveló en aquella ocasión que cinco asesores contratados por la exfuncionaria, firmaron contratos cuyo monto global es de cinco millones 670 mil 447 lempiras con 20 centavos (242 mil dólares) por servicios de asesoría que no han incidido en una mejora sustancial en la salud de la población hondureña. Los pagos que reciben los exempleados confianza de Rivas fueron en dólares.

La fuente, que pidió el anonimato por temor a represalias de la secretaria de Salud, reveló a este periódico que José Óscar Pizarro Díaz, Oneyda Azucena Jiménez Martínez, Carmen Mireya Rodríguez Figueroa -de nacionalidad salvadoreña-, Fernando López Vargas y Fernando Alfonso Fernández Montovani, fueron los beneficiados con elevadísimos sueldos autorizados por la entonces secretaria Rivas.