Tuesday, Jun 25, 2019
HomeArticles Posted by Redacción ConfidencialHN (Page 3)

RÍO DE JANEIRO, BRASIL

(Spútnik) Un manifiesto firmado por 13 juristas y abogados internacionales, entre ellos el juez español Baltasar Garzón, pide la anulación de la condena contra la expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) y su puesta en libertad.

«Lula es un preso político; tiene que ser liberado y su juicio tiene que ser anulado», dice el manifiesto, publicado en el diario francés Le Monde.

Los firmantes consideran que las recientes revelaciones del medio digital The Intercept sobre la Operación Lava Jato «derribaron tosas las máscaras» y confirmaron que el juez que condenó a Lula en primera instancia, Sérgio Moro, no solo no fue imparcial sino que lideró la acusación en todo el proceso.

El manifiesto subraya que Moro orientó el trabajo de la Fiscalía y tuvo que «resignarse» a condenar a Lula por «hechos indeterminados», dada la inexistencia de material de pruebas que lo implicasen directamente en casos de corrupción.

«Al hacer eso, convirtió a Lula en un preso político en lo que debe considerarse, ante estas nuevas revelaciones, como una conspiración política», dicen los firmantes, que recalcan que la estrategia salió bien porque acabó llevando a la elección de Jair Bolsonaro como presidente.

Los juristas destacan que una vez que Lula fue apartado de la carrera electoral, el líder ultraderechista ganó las elecciones sin problemas, y que enseguida «recompensó» a Moro nombrándole ministro de Justicia.

El manifiesto se publica justo un día antes de que el Tribunal Supremo Federal delibere sobre un recurso de la defensa del expresidente para lograr su libertad que se basa en la supuesta parcialidad del juez Moro.

Los abogados del líder del Partido de los Trabajadores (PT) presentaron este recurso para anular la condena cuando Moro fichó por el Gobierno Bolsonaro, pero en los últimos días reforzaron la petición con las informaciones reveladas por The Intercept.

El Supremo tiene en la agenda del 25 de junio el análisis del caso de Lula, pero según la prensa local es muy probable que los magistrados aplacen la decisión al segundo semestre del año.

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

La Confraternidad Evangélica de Honduras se plegó a la postura del titular del Ejecutivo nacionalista Juan Orlando Hernández de militarizar la seguridad pública tras la rebelión policial efectuada la semana anterior.

En un pronunciamiento, la cúpula de la organización religiosa dijo estar de acuerdo con Hernández de que las fuerzas de seguridad y defensa estén en las calles, a pesar de que se reportan muertos y heridos producto de las cruentas represiones contra los críticos al actual régimen.

«Las fuerzas del orden tienen mandato y razón de ser para garantizar el debido control, resguardo, y defensa de la integridad de todos los ciudadanos, por lo cual respaldamos su valiente movilización para hacer el uso de la fuerza necesaria que conduzca al orden y la tranquilidad», afirmó la Confraternidad.

Asimismo, se derritieron en halagos ya que, según ellos y «conforme análisis internacionales y opiniones nacionales, las Fuerzas Armadas de Honduras por una veintena de años se han posicionado, junto con la Iglesia, como los entes de mayor credibilidad y confianza en el país».

También se mostraron satisfechos por la megapurga emprendida por Hernández a la fuerza pública porque, según ellos, ha tenido «el mérito, el éxito, y el beneficio nacional del proceso de reforma policial, por lo cual nos pronunciamos a favor de que se mantengan y sostengan todos los logros que le están dando a Honduras una nueva Policía Nacional».

Cargaron contra la oposición y actores sociales, pues aseguraron que «jamás la especulación, la obstrucción, el vandalismo, el terror y ninguna acción violenta justifican una escalada de caos con la cual demandar la mejora de condiciones sociales que todos anhelamos».

La postura de la Confraternidad dista de la proferida hace semanas por la Conferencia Episcopal de Honduras, quien repudió las acciones del actual Ejecutivo y posicionó la máxima basta ya y pidió una salida inmediata a la crisis sociopolítica.

SAN PEDRO SULA, HONDURAS 

Tres personas fueron asesinadas en un punto de la populosa colonia Lomas del Carmen de esta ciudad, según reportes de la Policía Nacional de Honduras.

De hecho, dos de las víctimas fallecieron en el lugar donde ocurrió el hecho mientras que una tercera murió cuando era atendido en el hospital Mario Catarino Rivas.

Asimismo, una mujer y un menor de edad resultaron heridos durante el ataque que sufieron.

Los  difuntos respondían a los nombres de Yuri Rodríguez (33), Marcia Rodríguez (26) y Josué Rodríguez (3), quienes se encontraban dentro de una vivienda cuando sujetos desconocidos ingresaron y sin mediar palabra les dispararon.

Una de las damas y el menor quedaron tendidos en la cama donde descansaban, mientras la tercera fue trasladada al centro asistencial para salvarle la vida, extremo que fue imposible por la gravedad de las heridas.

Los heridos fueron identificados como Zenaida Enamorado y José Rodríguez, un menor de edad que se encontraba durante el ataque.

Los cuerpos fueron trasladados a la morgue del Ministerio Público en San Pedro Sula para su respectiva autopsia.