Monday, Nov 18, 2019
HomeArticles Posted by Rommel Roque (Page 4)

TEGUCIGALPA, HONDURAS

A pesar que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ordenó al Estado de Honduras suspender la orden de captura contra el periodista David Romero, la Corte Suprema de Justicia –comandada por Rolando Argueta– determinó declarar inadmisible la acción de amparo presentada por la defensa del periodista.

En una clara acción para silenciar las denuncias de corrupción reveladas por Romero, junto a su equipo de prensa, el orlandismo reafirmó su persecución contra la libertad de expresión.

La determinación del Poder Judicial se conoció después que el director de Radio Globo y ConfidencialHN revelara que no se entregará a las «autoridades» y así proteger su vida la cual peligra por atreverse a denunciar la red criminal que dirige el clan Hernández García.

En ese sentido, la colusión estatal pretende atropellar la orden de la CIDH y los tratados internacionales a los que Honduras está suscrita evidenciando el irrespeto por enésima vez a los convenios pactados con la comunidad internacional.

Cabe destacar que mientras Romero permanece atrincherado en la sede de Radio Globo, en las afueras del medio en mención un nutrido grupo de agentes de la Policía Nacional y militar continúa atiborrando el bulevar Morazán de Tegucigalpa con el objetivo de aprensar al periodista.

TEGUCIGALPA, HONDURAS

“24 horas en la cárcel es suficiente para que Juan Orlando Hernández cumpla su objetivo de eliminarme”, explicó el periodista David Romero tras decidir que no se entregará a la Policía Nacional al ampararse en la resolución de suspensión de orden de captura emitida por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Aquí nos vamos a mantener esperando que mañana —a primera horas— puedan girar comunicación (la Procuraduría General de la República), la policía no puede entrar aquí… si el Estado pretende romper las puertas es problema de ellos”, relató.

En sus declaraciones el director de Radio Globo y ConfidencialHN, demandó al Estado cumplir la resolución y respetar los tratados internacionales ya que estos quedan sobre cualquier normativa nacional, incluso la Constitución de la República.

Explicó que se mantendrá en las instalaciones de la radio hasta que la PGR conozca la resolución y así se detenga la orden de captura hasta que se despenalicen los delitos contra el honor y su causa se traslade al ámbito civil.

Debe mencionarse que el exjefe policial Leandro Osorio reveló que en dos ocasiones lograron frenar un atentado contra la vida del beligerante periodista perseguido por el orlandismo y sus adláteres para frenar las múltiples denuncias de corrupción develadas por Romero.

TEGUCIGALPA, HONDURAS

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ordenó hoy al Estado de Honduras suspender la orden de captura contra el periodista y director de Radio Globo y ConfidencialHN David Romero.

A pesar que el órgano judicial, protector de derechos humanos oficializó su resolución, el director de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), Rommel Martínez, garantizó que “no hay ambiente para valorar una cosa de esas”.

No obstante, pese al desconocimiento del jefe policial, debe mencionarse que Honduras es un Estado Miembro de la CIDH y por tanto debe acatar las disposiciones emitidas por la entidad protectora de garantías.

Sobre el tema, la periodista y esposa de Romero—quien es perseguido por el gobierno de Juan Hernández—, explicó que por la “ineptitud” estatal, se deberá esperar que la Procuraduría General de la República (PGR) conozca la resolución y posteriormente se le notifique a la DPI.

Mientras el Estado entorpece la suspensión de la orden de captura, un nutrido grupo de personas llegaron hasta las afueras del edificio Villatoro para demostrar su solidaridad hacia el investigador y condenar el mandato ilegal ejercido por el orlandismo.

Hay que destacar que el veterano comunicador, se atrevió a denunciar la red criminal que opera en el Estado y es dirigida por el reelecto mandatario Hernández quien en contubernio con sus parentescos orquestó un sistema de saqueo organizado del erario público.