HomeEditorialOpinionAutoritarismo oligárquico y anárquico

Autoritarismo oligárquico y anárquico

(Por Alberto Sauceda) La oligarquía es, para las ciencias políticas, la forma de gobierno en la cual el poder es ejercido por un grupo reducido de personas que pertenecen a una misma clase social. Por extensión, el término se utiliza para nombrar al conjunto de empresarios y sujetos acaudalados que suelen actuar en conjunto para la defensa de sus intereses.

Los regímenes autoritarios con la corrupción y la cleptocracia, como consecuencia de una utilización del poder personalista. El autoritarismo, en las relaciones sociales, es una modalidad del ejercicio de la autoridad que impone la voluntad de quien ejerce el poder en ausencia de un consenso construido de forma participativa, originando un orden social opresivo y carente de libertad y autonomía.

La sociedad preindustrial está marcada por la imposición de una fuerte autoridad y jerarquía en todos los órdenes (religioso, político, económico, etc.), Un régimen autoritario es aquel que recurre a la represión y otros métodos forzosos para ejercer su voluntad sobre la población civil.

Por ende, es principalmente caracterizado por su carácter autocrático y su tendencia a limitar las libertades personales. Usualmente, un régimen autoritario es gobernado por un grupo o elite que recurre a la represión para mantenerse en el poder. Sin embargo, a diferencia de un régimen totalitario, no existe un mayor interés por penetrar en la vida cotidiana de cada ciudadano, y en vez de tener aspiraciones revolucionarias para reestructurar el orden social, un régimen autoritario tiende a ser más conservador y a darle mayor importancia al orden cívico.

La implementación de un régimen autoritario puede manifestarse en la forma de tiranía, monarquía, gobiernos militares, o gobiernos en que un solo partido político está al mando. “Declaro que mi amor a Centroamérica mure conmigo. Excito a la juventud, que es la llamada a dar vida a este país, que dejo con sentimiento por quedar anarquizado y deseo que imiten mi ejemplo de morir con firmeza antes de dejarlo abandonado al desorden en que desgracia mente hoy se encuentra”, dijo en su momento Francisco Morazán.

El régimen actual es autoritario oligárquico y anárquico, pues por unas parte controla los tres poderes del Estado: El Legislativo, Ejecutivo, Judicial, la Policía, el Ejército, Ministerio Público y el Tribunal Supremo Electoral; por otra parte violenta La Constitución de la República en Los artículos: 2,4, 5, 239 y otros.

Por lo tanto el pueblo tiene derecho a recurrir a la insurrección en defensa del orden constitucional. Si El tribunal de elecciones inscribe la reelección del señor Juan Orlando Hernández. Según el artículo 3 de la Constitución de la República de Honduras.

*Tomado de las redes sociales de ConfidencialHN.

FOLLOW US ON:
“No temo enfrentar
Coalición opositora
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT