Estás aquí
Inicio > Internacional > Biden: “Quiero que la OTAN sepa que Estados Unidos está ahí”

Biden: “Quiero que la OTAN sepa que Estados Unidos está ahí”

EE.UU.

El presidente de Estados Unidos acude a la cumbre de la alianza con el objetivo de recuperar el liderazgo de Washington tras la era de Trump y reforzar el frente ante China y Rusia

Joe Biden ha llegado este lunes a la cumbre de la OTAN en Bruselas con el mensaje que ha marcado toda su primera gira internacional como presidente de Estados Unidos: que, tras un mandato tempestuoso de Donald Trump, el país norteamericano ha vuelto y la diplomacia ha vuelto. Nada más saludar al secretario general de la alianza, Jens Stoltenberg, ha destacado el compromiso con el principio de ayuda mutua en caso de que algunos de los países aliados sean atacados, que Trump llegó a poner en duda. “Quiero que la OTAN sepa que Estados Unidos está ahí”, ha dicho. El presidente demócrata busca sumar a los aliados en el pulso con China y Rusia, idea que no todos los países miembros abrazan con el mismo entusiasmo, y lanzar una nueva estrategia de defensa centrada en los ciberataques.

“Nos tomamos el artículo V como una obligación sagrada”, ha apuntado Biden en referencia al artículo que establece el compromiso de defensa en mutua. Trump había señalado a la OTAN como una organización de países que, poco más o menos, se aprovechaban de las grandes inversiones de Estados Unidos en defensa, mientras la mayoría incumple la meta del 2% de su producto interior bruto (PIB). En este contexto, el republicano cuestionó ese principio de ayuda mutua, pilar básico de la organización transatlántica fundada tras la Segunda Guerra Mundial, aunque luego se retractó. El artículo solo ha sido activado una vez en la historia, precisamente cuando Estados Unidos fue atacado en los atentados del 11-S en 2001.

El líder estadounidense lo ha recordado este lunes y ha asegurado que la OTAN es “esencial para Estados Unidos”. Para Biden, reforzar el compromiso de Washington con sus aliados europeos es clave para responder a las “actividades dañinas de los Gobiernos de China y Rusia”, tanto en el terreno económico como en el de los derechos humanos.

La OTAN concuerda con este último también en que el Kremlin y el régimen de Xi Jinping no comparten los valores democráticos de la alianza y, por tanto, su ascenso supone un desafío. Pero muchos utilizan un tono diferente. Stoltenberg dijo horas antes de verse con Biden: “China no es nuestro adversario ni nuestro enemigo”. El húngaro Viktor Orbán lo expresó con más contundencia: “Estamos en contra de cualquier guerra fría. Tengo 58 años y pasé 26 años en una guerra fría. Créanme: es malo, así que no hagan eso”, dijo.

Porque, como dice Biden, Estados Unidos ha vuelto y la diplomacia ha vuelto. La cuestión es si Europa se encuentra en el mismo punto donde la dejó Washington hace cuatro años o en el punto donde la nueva Casa Blanca desea que esté.

No ha habido empujones este lunes en Bruselas, al menos en sentido literal, como el que Trump dio al primer ministro de Montenegro en 2017 para colocarse en la foto. Tampoco ha habido amenazas de abandonar la alianza, como las que profirió el republicano al llegar al poder; ni acusaciones públicas a Alemania, principal potencia de la Unión Europea, de ser “cautiva de Rusia” por su dependencia energética, como hizo en 2018; ni se ha llamado “desagradable” a Macron como en 2019 hizo el expresidente estadounidense.

Pero los intereses y prioridades a un lado y otro del Atlántico no se encuentran perfectamente alineados. No se comparte con la misma intensidad el peligro de Pekín y Bruselas está apostando cada vez más por su propio fondo de defensa, alternativo de la OTAN. Las discrepancias, con todo, son menores que antes y, como se está viendo en esta jornada tan simbólica del cambio de orden en Estados Unidos, se discuten en privado.

FUENTE:

https://elpais.com/internacional/2021-06-14/biden-quiero-que-la-otan-sepa-que-estados-unidos-esta-ahi.html?utm_source=Twitter&ssm=TW_CM_INT#Echobox=1623684179-1
Top