20.4 C
Tegucigalpa
viernes, diciembre 2, 2022
spot_img

“Todas estas acciones están enviando un mensaje claro a empresas de que deberían invertir en otros lugares, no en Honduras”: Laura Dogu

Más leído

TEGUCIGALPA, HONDURAS.

Las desafortunadas políticas en el sector energético, “las reformas no muy acertadas a la ley de empleo por hora y los mensajes del gobierno sobre la necesidad de reducir o eliminar los incentivos para la inversión” complican las posibilidades de éxito económico en Honduras, afirmó hoy martes la embajadora de Estados Unidos en Honduras, Laura Dogu.

“Sin duda alguna, todas estas acciones están enviando un mensaje claro a las empresas que deberían invertir en otros lugares, no en Honduras”, continuó diciendo en su mensaje la jefa de la misión estadounidense en Tegucigalpa.

En una intervención ante la Cámara de Comercio Honduro-Americana (Amcham), la representante de Washington delineó los puntos del país y aclaró lo que consideró muchas noticias que en las últimas semanas han salido en los medios y las redes sobre la relación entre Estados Unidos y Honduras.

La embajadora Dogu definió que en los acontecimientos actuales del mundo, las empresas internacionales buscan descarbonizar y fortalecer sus cadenas de suministros, con lo cual visualizó que “Honduras tiene una oportunidad histórica de atraer negocios, inversiones, y empleos”.

Recordó que en el mundo actual todas las naciones compiten por la inversión internacional, excepto Estados Unidos que es el único país que “fomenta activamente las inversiones” en el exterior.

Detalló que en Honduras y el norte de Centroamérica, se promueve la inversión a través de la iniciativa “Llamado a la Acción” que impulsa la vicepresidenta Kamala Harris y a través de dicha iniciativa se anunciaron casi 2 mil millones de dólares en nuevas inversiones.

Indicó que el anuncio de las inversiones se hizo en el marco de la Cumbre de las Américas que se realizó en Estados Unidos.

Asimismo, planteó que una “gran parte de estas inversiones está destinada a Honduras”.

Aquí el discurso integro:

Durante las últimas semanas ha habido muchas noticias sobre la relación entre Estados Unidos y Honduras. 

Así que pensé que tomaría esta oportunidad para aclarar en qué está trabajando Estados Unidos.  

Nuestro enfoque está en la construcción de la prosperidad, la mejora de la seguridad, y el fortalecimiento de la democracia para beneficiar a ambos países.  

Con empresas internacionales que buscan descarbonizar y fortalecer sus cadenas de suministro, Honduras tiene una oportunidad histórica de atraer negocios, inversiones, y empleos aquí.  

En un mundo en el que todos los países compiten por la inversión internacional, Estados Unidos es el único país que fomenta activamente la inversión en otros países.  

En Honduras y el norte de América Central, lo estamos haciendo a través de la iniciativa “Llamado a la Acción” de la vicepresidenta Harris.  

Gracias a esta iniciativa, casi dos mil millones de dólares de nuevas inversiones fueron anunciadas en la Cumbre de las Américas.  

Una gran parte de estas inversiones está destinada a Honduras.  

Desafortunadamente, algunas políticas están complicando sus probabilidades de éxito. 

Por ejemplo, la estrategia con el sector energético. 

También las reformas no muy acertadas de la ley de empleo por hora. 

Y los mensajes del gobierno sobre la necesidad de reducir o eliminar los incentivos para inversión. 

Sin duda alguna, todas estas acciones están enviando un mensaje claro a empresas de que deberían invertir en otros lugares, no en Honduras 

Pero no debería ser así, ya que una economía que beneficie a todos requiere la inversión del sector privado. 

También requiere, trabajadores educados, infraestructura de calidad, y acceso a financiamiento.  

A través de la USAID, el Departamento del Tesoro y los bancos multilaterales de desarrollo, los Estados Unidos está trabajando para mejorar las escuelas y la educación, reducir la vulnerabilidad al riesgo climático, y proporcionar crédito a micro, pequeñas y medianas empresas.  

Mejor dicho, una economía inclusiva también requiere un compromiso, tanto del gobierno como del sector privado con la seguridad jurídica.  

Exige la observancia de los derechos de propiedad, tanto de los derechos sobre la tierra, como de la propiedad intelectual.  

Esas son las condiciones que atraen la inversión, tanto nacional como internacional.  

Esas son las condiciones que crean empleo y esperanza para que la gente encuentre su futuro aquí, en vez de intentar el viaje peligroso al norte.  

Estamos profundamente preocupados por los informes de empresas, tanto estadounidenses como hondureñas, sobre el aumento de las invasiones de tierras y la piratería digital.  

Hasta el Congreso de los Estados Unidos está preocupado por el tratamiento de la inversión extranjera en Honduras. 

Continuaremos ejerciendo nuestro derecho de reunirnos con inversionistas estadounidenses y abogar por la resolución de disputas comerciales de acuerdo con el estado de derecho comercial.  

El sector privado también tiene que hacer más por Honduras, especialmente en el área de educación.  

Con el desmoronamiento de la infraestructura escolar, contribuciones a la reconstrucción de las escuelas son tan importantes para el futuro de sus propias empresas como para el bienestar de la gente. 

Nuestra promesa también es apoyar la lucha de la Administración Castro contra la corrupción. 

Porque la corrupción en el Gobierno, sector privado y de individuos, está matando a Honduras.  

Es fundamental para el futuro de Honduras. 

En este sentido, Estados Unidos apoya firmemente un mecanismo internacional anticorrupción. 

Tal mecanismo responde al deseo del pueblo hondureño, y al compromiso del gobierno, de eliminar la corrupción y aumentar la transparencia.  

Desde nuestra perspectiva, para que la CICIH, funcione, debe estar facultada para actuar:   

con la mayor independencia posible bajo las leyes hondureñas; 

con los recursos que necesita para ser efectiva; y  

 lo más rápido posible mientras todavía hay impulso y esperanza pública para este esfuerzo.  

El respeto a los derechos humanos, los derechos laborales, y la libertad de prensa también son elementos esenciales para el desarrollo democrático y social de Honduras y toda la región.  

Las poblaciones marginadas, incluidas las mujeres y las niñas, las poblaciones indígenas, afrodescendientes y LGBTQI+, a menudo sufren discriminación y altos niveles de violencia. Estamos comprometidos a trabajar con socios en la región, inclusive la sociedad civil.  

Con estos socios, promovemos el respeto para los derechos humanos de todas las personas en Honduras.  

Pero para eso, necesitamos trabajar con el gobierno de Honduras. 

Juntos podemos fortalecer las instituciones del país a combatir los altos niveles de impunidad y reestablecer la confianza de la población y la capacidad de las autoridades para llevar a los culpables ante la justicia.  

Nos estamos enfocando en contrarrestar la violencia, extorsión, y crimen de las maras, los narcotraficantes, y las organizaciones criminales.  

Si invertimos más en la profesionalización de las fuerzas de seguridad, fortalecemos nuestra comunidad para todos. Estas son nuestras promesas a Honduras hoy, mañana, y siempre.  

Y finalmente, ya que estamos hablando de promesas… 

Los Estados Unidos y Honduras se asocian para la misión Promesa Duradera 2022. 

Como parte de la misión, el buque hospital de la Marina de los Estados Unidos, el USNS Comfort, llegará a Puerto Cortés el martes 1 de noviembre. 

Una vez allá el buque, la Embajada de Estados Unidos, nuestros militares de la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo en la base aérea Soto Cano y el Comando Sur de Estados Unidos estarán colaborando con el gobierno de Honduras para proporcionar asistencia médica, dental y veterinaria en la costa norte del país. 

La visita del USNS Comfort es otro ejemplo de nuestra cooperación para asegurar Honduras como un hogar donde todos los hondureños disfrutan de salud. 

Ni mencionemos que, desde el comienzo de la pandemia, Estados Unidos ha donado más de 5.8 millones de dosis de vacunas a Honduras, 18 congeladores de ultra bajan temperatura, y más de 65 millones de dólares en suministros y asistencia técnica para combatir el COVID-19. 

Y que nuestra Fuerza de Tarea Conjunta Bravo ha prestado atención médica a 11,000 pacientes hondureños en lo que va del año 2022. 

Al final, estimados y queridos colegas del AmCham, lo que les quiero decir es lo siguiente: 

No dejen que el ruido de las redes sociales los distraiga de la realidad de nuestro profundo compromiso de ver a Honduras triunfar.  

Muchas gracias. 

- Advertisement -spot_img

Más Articulos

- Advertisement -spot_img

Ultimas noticias