27.4 C
Tegucigalpa
domingo, diciembre 4, 2022
spot_img

Elecciones en Brasil: El país se prepara para una tensa votación en la que Bolsonaro podría impugnar

Más leído

“Lo que vemos es una serie de cosas destinadas a desestabilizar y perturbar el proceso electoral”, dijo a Reuters una alta fuente judicial.

Las autoridades electorales de Brasil se preparan para una elección competitiva el domingo 30 de octubre, con un resultado que puede ser impugnado por el presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro si pierde ante su adversario de izquierda, Luiz Inacio Lula da Silva, que tiene una estrecha ventaja en las últimas encuestas de opinión.

El Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil, liderado por magistrados de la Corte Suprema, está preparado para que Bolsonaro impugne cualquier victoria del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva, lo que podría movilizar manifestaciones, según personas familiarizadas con los preparativos del tribunal que pidieron el anonimato para compartir la información.

“Lo que vemos es una serie de cosas destinadas a desestabilizar y perturbar el proceso electoral“, dijo a Reuters una alta fuente judicial, aunque restó importancia al riesgo de que se produzcan disturbios generalizados.

“Tenemos que seguir de cerca lo que va a ocurrir y mantenernos en contacto con las fuerzas de seguridad para evitar disturbios en las calles”, dijo la fuente.

Cuatro fuentes dijeron a Reuters que el TSE y el Tribunal Supremo tienen planes para reforzar la seguridad de los jueces y las instituciones el domingo, y esperan que las tensiones puedan durar hasta que se certifique el resultado de las elecciones presidenciales el 19 de diciembre.

Dos encuestas realizadas el jueves mostraban que Lula mantenía una ventaja de 5 o 6 puntos porcentuales, en línea con la que obtuvo en la primera ronda de votaciones del 2 de octubre.

Los mercados financieros han descontado en gran medida una victoria de Lula, pero la incertidumbre sobre un resultado impugnado tiene a algunos en vilo.

“Hay aprensión sobre si el resultado de las elecciones será respetado”, dijo Emy Shayo, estratega de renta variable de J.P. Morgan. “Lo que todo el mundo quiere en este momento es una definición, independientemente de cuál sea”, dijo.

Bolsonaro, un populista de extrema derecha que ha argumentado sin pruebas que el sistema de votación electrónica de Brasil es vulnerable al fraude, intensificó sus ataques contra el TSE esta semana. Acusó al tribunal de manejar mal una queja de que las estaciones de radio habían dado a Lula más tiempo de aire para los anuncios de campaña.

El TSE rechazó la denuncia en un fallo del miércoles por falta de pruebas y pidió al máximo fiscal de Brasil que investigue la campaña de Bolsonaro por posible intento de perturbar las elecciones.

Reuters

- Advertisement -spot_img

Más Articulos

- Advertisement -spot_img

Ultimas noticias