20.4 C
Tegucigalpa
viernes, diciembre 9, 2022
spot_img

Ecuador | Suman 18 detenidos y aseguran explosivos tras ataques a policía

Más leído

El presidente Guillermo Lasso declaró este martes estado de emergencia y toque de queda nocturno de 45 días en Guayaquil y Esmeraldas.

La Policía de Ecuador detuvo a 28 personas en varios operativos luego de una serie de atentados en dos ciudades del país y decomisó miles de tacos de explosivos y dinamita, informó el gobierno.

El presidente Guillermo Lasso declaró este martes estado de emergencia y toque de queda nocturno de 45 días en dos provincias luego de que se reportaran más de 18 atentados en Guayaquil y Esmeraldas, en hechos que dejaron cinco policías muertos y cuatro heridos.

La policía dijo que se habían reportado dos ataques más el martes por la noche contra una unidad policial y un centro de salud en Guayaquil.

“Hemos planificado una serie de operativos que llevaremos a cabo para precautelar la tranquilidad y la paz de todos los ecuatorianos que queremos trabajar y prosperar”, afirmó Lasso en un comunicado.

Lasso culpó repetidamente de la violencia, incluso dentro de las prisiones, a las represalias de las bandas de narcotraficantes por los esfuerzos de su gobierno para combatirlas.

Ecuador es utilizado como punto de tránsito de drogas con destino a Estados Unidos y Europa.

Mientras tanto, la policía de la provincia de El Oro, en el sur de Ecuador, detuvo un camión que transportaba 16 mil 416 tacos de explosivos, mil 200 tacos de dinamita y 150 mil cápsulas detonantes, material proveniente de una fábrica en Perú, detalló el Ministerio del Interior en un comunicado.

Las autoridades señalaron que los ataques y disparos a la policía fueron provocados por el traslado de cientos de presos de la Penitenciaría de Guayaquil, la prisión más violenta de Ecuador, a otros centros de detención, en un intento por reducir el hacinamiento y mejorar las condiciones de los reclusos.

El sistema penitenciario de Ecuador ha enfrentado problemas estructurales durante décadas, pero la violencia carcelaria se ha disparado desde finales de 2020, en hechos que dejaron al menos 400 muertos por frecuentes enfrentamientos. 

Ecuador vivió unas de las jornadas más violentas en su historia moderna. La noche del 31 de octubre y la madrugada del 1 de noviembre se registraron ataques en diferentes provincias del país sudamericano, dejando como resultado 5 policías muertos, vehículos quemados y explosiones en diversas partes del territorio ecuatoriano.

En las ciudades de Guayaquil y Esmeraldas, dos bandas criminales conocidas como Los Lobos y Los Tiguerones, vinculados al Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), de acuerdo con medios locales y el portal Insight Crime, atacaron a las fuerzas de seguridad para evitar traslados de sus miembros presos. En ambas ciudades se registraron explosiones, coches bombas y varios tiroteos.

Los atentados se atribuyen directamente al CJNG. En redes sociales se difundió un video supuestamente realizado por las bandas criminales advirtiéndole al presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, “que si quiere guerra, guerra tendrá”. Hombres con caras tapadas exigieron que dejaran en paz a los pabellones de las cárceles. “Nosotros nos activaremos acá, en todas las cárceles del país y en las calles también”. (Reuters y  Europa Press)

- Advertisement -spot_img

Más Articulos

- Advertisement -spot_img

Ultimas noticias