16.8 C
Tegucigalpa
jueves, diciembre 8, 2022
spot_img

Red de gases de oxígeno es instalada en el hospital Juan Manuel Gálvez de Gracias, Lempira

Más leído

La representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) en Honduras, Piedad Huerta, realizó la entrega oficial al secretario de Salud, José Manuel Matheu, de la nueva red de gases medicinales del Hospital Juan Manuel Gálvez de Gracias, Lempira.

El titular de la Salud dijo que, gracias a la cooperación técnica de la OPS/OMS y con el financiamiento del proyecto de USAID BHA/ARPA del Gobierno de los Estados Unidos, cuyo monto asciende a 876,760 lempiras, se dota a ese centro asistencial con la red de gases de oxígeno en beneficio de la población.

Durante la pandemia por COVID-19 se evidenció la necesidad de muchos de los hospitales del país de fortalecer las áreas críticas para la atención directa y otros servicios, requiriendo de la disponibilidad del oxígeno, comenzando con el diagnóstico en el 2021 y fortalecimiento de algunos hospitales priorizados junto a la Secretaría de Salud.

Huerta dijo que hoy: “Le entregamos señor ministro un ecosistema de oxígeno medicinal fortalecido, que apoyará a este hospital a enfrentar los retos que tuvieron los hospitales para eficientar los procesos de adquisición, distribución y manejo del gas y para garantizar entrega de terapias ventilatorias en áreas críticas como ser salas COVID, unidades de cuidados intensivos, quirófanos y emergencias».

Con la nueva instalación, se está dotando al hospital no solo de los elementos mencionados, sino que se está garantizando su autonomía al dejar esta red como un bien propio, permitiendo el desarrollo de procesos de adquisición del gas que ya no estén comprometidos por redes en comodato”.

El nuevo sistema de gases medicinales está basado en el estándar de la NFPA 99 (National Fire Protection Association), que rige las instalaciones de gases medicinales en Norteamérica.

Esta abarca los 54 puntos de conexión de oxígeno, una nueva tubería principal que nace en la fuente externa de oxígeno, más de 550 metros lineales de tubería de cobre, válvulas de corte que facilitarán el mantenimiento de la red.

Además, cada sala cuenta con su sistema de alarmas digitales, que protege tanto a los pacientes como al equipo.

Se reemplazó la forma tradicional de proporcionar el oxígeno mediante cilindros individuales, garantizando a los pacientes el suministro de oxígeno de alto flujo si lo requieren, como los casos de COVID-19 moderados o severos, eliminando los riesgos en su uso y con la disponibilidad en los lugares específicos donde se necesita.

Esta red propia del hospital brindará acceso a oxígeno a 54 de sus 129 camas censables, de las cuales 30 de ellas se ubican en la sala COVID, con alta capacidad para soportar terapias de alto flujo.

Mientras tanto, en la sala de cirugía y ortopedia con capacidad de 32 camas, habían 24 que no contaban con la red del gas, sino cilindros de oxígeno.

“La pandemia nos trajo grandes retos, pero también la oportunidad de fortalecer de forma sustancial y permanente el Sistema y la red de servicios de salud», dijo Huerta.

- Advertisement -spot_img

Más Articulos

- Advertisement -spot_img

Ultimas noticias