20.4 C
Tegucigalpa
viernes, enero 27, 2023
spot_img

Estos 6 mitos podrían obstaculizar que lleves una vida organizada

Más leído

Si sueles llegar tarde al trabajo porque no encuentras las llaves o te estresas por ver el desorden de la cocina, puede que sientas la necesidad de organizarte. ¿Pero qué pasa si no sabes por dónde empezar?


Tal vez pienses que tu despensa tiene que tener un aspecto digno de Pinterest para que el esfuerzo merezca la pena, que organizar es caro o que simplemente no eres de los que consiguen mantener sus espacios libres de desorden.

Estos son solo algunos de los muchos mitos que pueden mantenerte en una mentalidad de todo o nada y evitar que empieces con proyectos de organización que te beneficien, dijo Susie Salinas, propietaria de Systems by Susie, un negocio de organización profesional en Annapolis, Maryland.

“En lugar de arreglar un cajón lleno de basura durante 15 minutos y utilizar los contenedores que tienes, te resistes a organizar por completo porque no tienes tiempo para hacer toda la cocina a la vez y (no puedes) gastar miles de dólares en productos”, dijo Salinas sobre esta mentalidad.

Cada espacio en el que entres te llenará de energía o te la drenará, y lo organizado que estés puede ser la base de tu vida, dijo Katrina Teeple, fundadora y directora general de Operation Organization, una empresa de organización profesional que presta servicios en Dallas y en todo el sur de California. Si mantienes un sistema organizado, puedes aumentar la confianza y la claridad mental en lugar de estar siempre a merced del caos y de una lista de tareas constantes.

“Mi definición de organización es que hay un hogar para cada cosa y que tú y los demás pueden encontrar algo cuando lo necesitan”, dijo Salinas por correo electrónico. “Como se vea eso realmente varía. La gente aprecia diferentes niveles de organización, y tienes que encontrar el punto óptimo para ti y tu familia”.

A continuación, los organizadores profesionales desmienten los mitos populares con la esperanza de enviarte por el camino hacia un hogar, y una mente, más organizados.

1. Se necesita cierto carácter para ser organizado

Puede que pienses que tienes que tener una personalidad de tipo A para ser organizado, pero los organizadores profesionales han ayudado a clientes con distintas personalidades, presupuestos y antecedentes.

Si eres una persona creativa o tienes un trastorno por déficit de atención e hiperactividad, o TDAH, puede que pienses que la organización no se ajusta a cómo funciona tu mente. Pero estas personas suelen ser las que más se benefician de la organización, dice Salinas.

“Necesitan ser capaces de ver de un vistazo lo que necesitan y tener un sistema para ponerlo en su sitio después”, añadió.

2. La organización lleva demasiado tiempo

Al principio, crear un sistema de organización lleva tiempo, dijo Brianna Rogers, copropietaria de The Tidy Citrus, un negocio de organización del hogar en Phoenix.

“El desorden tardó años en acumularse, así que debes esperar que te lleve tiempo sacar el desorden y organizarlo”, dijo Salinas.

Sin embargo, hay que empezar poco a poco en lugar de intentar hacerlo todo a la vez, a no ser que se contraten organizadores. Comienza con una tarea sencilla, como revisar tus camisas y donar lo que no necesitas, dijo Rogers.

Así tendrás la sensación de que estás logrando algo, en lugar de decidirte a abordar todo tu armario en un día, sacarlo todo, agotarte y no terminar nunca.

Además, con el tiempo, la desorganización puede quitarte más tiempo de tu vida que un proceso de organización si siempre tienes que buscar cosas escondidas entre el desorden, añadió Rogers.

3. Organizar es costoso

“Organizar puede ser caro, pero no tiene por qué serlo”, dijo Salinas. Sé creativo y reutiliza los contenedores o cajas que ya tienes.

Para los organizadores de cajones, por ejemplo, puedes utilizar cajas de zapatos. “He utilizado bolsas de papel del supermercado cortadas por la mitad para que no sean tan altas, las he enrollado y luego las he puesto en los cajones y he guardado mi ropa doblada en lugar de gastar US$ 25 en un organizador de cajones”, dijo Teeple.

Tampoco necesitas una etiquetadora cuando puedes utilizar un bolígrafo de pintura barato o unas hojas de etiquetas. Puedes mejorar los contenedores más adelante si lo deseas, dijeron estos expertos. Pero antes de comprar cualquier cosa, asegúrate de haber sacado todo lo innecesario y tomado las medidas de los artículos y los espacios de almacenamiento primero, dijo Salinas.

4. Hay una forma correcta de organizarse

Si a menudo miras los espacios organizados con estilo curados por celebridades y personas influyentes en las redes sociales, podrías pensar que tu casa tiene que verse de manera similar.

Las redes sociales pueden ser una fuente de inspiración entretenida, pero déjalo así y haz lo tuyo para evitar congelarte por las comparaciones, dijo Teeple. Lo que funciona para algunas personas puede ser abrumador y paralizante para otras, añadió.

“Haz que tu organización funcione para ti. Por ejemplo, otro mito que existe es que si no lo has usado en seis meses, debes deshacerte de él”, dijo Teeple. “Yo no me apunto a esa regla porque hay ciertas prendas en mi armario que probablemente solo me pongo como tres o cuatro veces al año, pero cuando me las pongo, me siento muy bien”.

5. Organizar empieza por organizar

Organizar es mucho más fácil cuando se tienen menos cosas, dijo Salinas, así que sacar las cosas que no necesitas antes de organizar los espacios puede ayudar a guardar las cosas con mayor intención. De lo contrario, la intención de organizar puede convertirse en una simple reorganización del desorden, dijo Teeple.

“Conserva solo las cosas que amas o necesitas”, dijo Salinas. “No guardes (algo) por culpa, obligación o porque era caro. El dinero ya está gastado”.

“En cambio, agradece que te haya servido en esa temporada anterior de la vida, y déjalo ir para que otra persona lo disfrute. ¡Se siente bien dejar ir las cosas que ya no te sirven!”

6. Tu familia no cooperará

Si pensar que un miembro de la familia o un compañero de departamento no te va a ayudar es lo que te impide intentar organizarte, puede que estés echando la culpa o poniendo una excusa para procrastinar, dijo Teeple.

A algunas personas no les gusta involucrarse en el proceso, pero es probable que la mayoría siga una estructura organizada creada por otra persona, dijo Teeple.

Al mismo tiempo, seguir un nuevo sistema puede suponer una curva de aprendizaje, dijo Kimri Madrid, la otra copropietaria de The Tidy Citrus.

Si alguien no cede, puede que necesite su propio espacio donde pueda hacer lo suyo, añadió Rogers. Pero tener hogares lógicos para las cosas en espacios compartidos es, en su mayor parte, más fácil para todos.

“Ninguna persona debe cargar con la responsabilidad de mantener la organización y los sistemas”, dijo Salinas. “Al tener una mentalidad de equipo, un hogar para cada cosa y sistemas que funcionen, toda la familia puede colaborar para mantener un hogar organizado”.

- Advertisement -spot_img

Más Articulos

- Advertisement -spot_img

Ultimas noticias