18.4 C
Tegucigalpa
martes, enero 31, 2023
spot_img

Inicia el despliegue policial en las ciudades de Tegucigalpa y San Pedro Sula

Más leído

TEGUCIGALPA, HONDURAS.

Desde las 6:00 de la mañana de este martes decenas de dispositivos de seguridad fueron desplegados en los barrios y colonias que permanecerán en estado de excepción en la capital hondureña y San Pedro Sula.

De acuerdo con el decreto, la medida para combatir la extorsión en las principales ciudades de Honduras estará vigente desde las 6 de la tarde de este martes -6 de diciembre- hasta las 6:00 de la mañana del miércoles, esto hasta el próximo 6 de enero de 2023.

En la ciudad industrial, los agentes de la Policía Nacional, Tránsito y unidades especiales dieron inicio a esta medida con una jornada de oración.

Por otra parte, en el Distrito Central el director de la Policía Nacional, Gustavo Sánchez, indicó que las personas deben estar seguras de que no serán detenidas por andar en la calle durante el estado de excepción.

“Este decreto (PCM 29-2022) nos está facilitando realizar detenciones y allanamientos las 24 horas del día cuando se justifique, por una investigación previa, un estado de necesidad y cuando establezcamos que las personas pertenecen a miembros de grupos criminales”, manifestó Sánchez.

Agregó que “la movilización es libre, hay una libre circulación, no se necesita salvoconducto, la población no necesita encerrarse, hay una total y libre circulación de toda la ciudadanía por lo tanto no deben tener temor”.

Estado de excepción

El Decreto Ejecutivo PCM 29-2022, que da paso al toque de queda, establece en el artículo 1 que “se resuelve: suspender las garantías establecidas en la Constitución de la República en los artículos 69, 78, 81, 84, 93 y 99”, es decir que se suspenden algunos derechos como las libertades de asociación y de reunión, y la libertad a circular libremente, entre otros. Sin embargo, el mismo decreto dice (en su artículo 2) que la libre circulación se realizará con normalidad en todo el país, aún en las zonas descritas en el presente Decreto.

La medida de excepción ha sido una práctica casi recurrente en los últimos años en Honduras, que se ha utilizado para aplacar protestas ciudadanas por la situación política, así como por emergencias sanitarias.

Luego de su publicación del decreto en las últimas horas en el diario La Gaceta, se detalla los barrios y colonias de los municipios del Distrito Central y San Pedro Sula que estarán en estado de excepción a partir del martes.

El artículo 1 del decreto PCM 20-2022 establece suspender las garantías constitucionales desde las 6:00 de la noche del martes 6 de diciembre hasta las 6:00 pm del 6 de enero de 2023.

En el mismo artículo faculta a la Policía Nacional detener a las personas que determine y considere responsables de asociarse, ejecutar o tener vinculaciones en la comisión de delitos y crímenes contemplados en el decreto.

El gobierno de Estados Unidos, a través de su embajada en Tegucigalpa, notificó a sus ciudadanos sobre la medida de estado de excepción que entra en vigencia este martes.

“Se recuerda a los ciudadanos estadounidenses que lleven consigo una identificación en todo momento, cumplan con todas las leyes locales y sigan las instrucciones de la policía.

Los ciudadanos estadounidenses que son arrestados en el extranjero deben solicitar hablar con la Embajada o Consulado más cercano tan pronto como sea posible”, reza la publicación de la embajada norteamericana.

El artículo instruye que la libre circulación se realizará con normalidad en todo el territorio, aún en las zonas con estado de excepción y sólo podrá ser restringida por las causales establecidas.

Los agentes policiales deberán identificarse al momento de la detención, explicar los motivos y respetar el derecho de los detenidos.

Asimismo, convocó al Congreso Nacional para que en un plazo de 30 días conozca el decreto, lo ratifique, modifique o lo impruebe.

Suspender derechos de integrantes de grupos criminales

El secretario de seguridad, Ramón Antonio Sabillón señaló que el estado de excepción va orientado a suspender derechos de integrantes de grupos criminales, no así de las personas honradas que se dedican a trabajar y a hacer el bien.

“La excepción va dirigida en contra de las personas con accionar criminal, no contra nuestra población que debe sentirse segura porque lo vamos a proteger en su integridad física y en su entorno domiciliario”, expresó.

El secretario de Seguridad explicó que la práctica señala que los criminales se mueven de un lugar a otro, por ello uno de los objetivos de la medida de excepción es limitar esa movilidad, tanto de los criminales como de los recursos que utilizan para cometer sus fechorías.

Pidió no comparar las medidas tomadas por Honduras con lo que actualmente sucede en El Salvador, donde el presidente Nayib Bukele ha declarado “la guerra” a las maras y pandillas. “Son similares los objetivos, pero hay algunas diferencias, especialmente por el ordenamiento jurídico de allá”, reforzó.

Se trata de pequeñas incisiones que vamos a hacer -continuó Sabillón- para bajar los niveles del accionar de los grupos criminales.

Pidió a la ciudadanía no tener preocupación porque -según él- apenas se están interviniendo dos de 298 municipios, y el estado de excepción es parcial, por lo que aseguró total normalidad en el resto del país.

- Advertisement -spot_img

Más Articulos

- Advertisement -spot_img

Ultimas noticias