20.4 C
Tegucigalpa
viernes, enero 27, 2023
spot_img

China volverá a expedir pasaportes para viajar al extranjero

Más leído

El Gobierno chino aseguró a principios de este mes que ya existían las “condiciones” para que el país ajustara sus medidas ante una “nueva situación” en la que el Covid-19 provoca menos muertes.

China anunció este martes que volverá a expedir pasaportes para los ciudadanos chinos que viajen al exterior por turismo o para visitar amigos y familiares, además de reanudar ciertos visados de tránsito para viajeros internacionales.

La Administración Nacional de Inmigración especificó en un comunicado que la reanudación de estos procedimientos a partir del 8 de enero de 2023 optimizará las políticas y medidas de gestión de la inmigración del gigante asiático.

La publicación de las autoridades migratorias confirma que los residentes chinos podrán volver a disfrutar del turismo internacional de “manera ordenada” a partir de 2023 al aceptarse y aprobarse la tramitación de nuevos pasaportes para los ciudadanos del país.

Además, los residentes de China continental podrán beneficiarse nuevamente del procesamiento de visados para visitar Hong Kong por turismo y negocios.

Por su parte, los viajeros extranjeros podrán volver a obtener visado de tránsito de entre 24 y 144 horas en ciertas ciudades del gigante asiático cumpliendo una serie de requisitos, en lo que supone uno de los primeros indicios de vuelta a la situación prepandémica que ha ofrecido China en los últimos días.

Entre las medidas presentadas por las autoridades migratorias no aparece ninguna relativa a la expedición de visados de turista para los extranjeros que quieran viajar a China.

Sobre esta cuestión, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Wang Wenbin afirmó este martes que China continuará ajustando “dinámicamente” las políticas de visados “para extranjeros” de acuerdo con la situación pandémica.

“Buscamos brindar comodidad a las personas de diferentes países que quieran venir a China para diferentes propósitos”, agregó Wang.

En noviembre, China había anunciado una reducción a 5 días de las cuarentenas obligatorias tras ingresar a ese país, días de aislamiento que deberían pasarse en un hotel designado más otros tres en el domicilio elegido, una rebaja considerable desde los 21 o incluso 28 días que llegaron a requerir numerosas ciudades en algunos períodos de 2022.

Desde que el país relajase hace unas semanas su política de cero covid y el coronavirus se propagase entre la población, numerosas voces habían cuestionado la utilidad de las cuarentenas para viajeros internacionales, finalmente suprimidas a partir del próximo 8 de enero.

El Gobierno chino aseguró a principios de este mes que se daban las “condiciones” para que el país ajustara sus medidas ante una “nueva situación” en la que el virus provoca menos muertes.

La prensa oficial comenzó igualmente hace unas semanas a minimizar el riesgo de la variante ómicron a través de numerosos artículos y entrevistas a expertos, un giro de argumento que acompañó a la relajación de algunas de las restricciones más severas.

Los cambios llegaron después de que el hartazgo ante las restricciones cristalizase en protestas en diversas partes del país tras la muerte de diez personas en un edificio aparentemente confinado en Urumqi (noroeste), con consignas como “no quiero PCR, quiero comer” o “devolvedme mi libertad”.

(EFE)

- Advertisement -spot_img

Más Articulos

- Advertisement -spot_img

Ultimas noticias