20.4 C
Tegucigalpa
viernes, enero 27, 2023
spot_img

Control fronterizo de Estados Unidos atenta contra derechos de migrantes: ACNUR

Más leído

Estados Unidos ha deportado a 2.5 millones de personas sin un debido proceso ni garantías procesales, aprovechando el Título 42 de la política anticovid, denunció el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Türk.

Las nuevas acciones de control fronterizo implementadas por el gobierno de Estados Unidos representan un riesgo para los derechos humanos de los migrantes, advirtió el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Türk.

“El derecho a buscar asilo es un derecho humano, sin importar el origen de una persona, su estatus migratorio o cómo llegó a una frontera internacional”, dijo Türk.

El Comisionado expresó preocupación ante las medidas anunciadas por el presidente estadounidense Joe Biden, que permiten utilizar las restricciones de la era del Covid-19, conocidas como Título 42, para expulsar rápidamente a los migrantes venezolanos, cubanos, nicaragüenses y haitianos que crucen ilegalmente la frontera entre Estados Unidos y México.

Türk reiteró que por lo menos 2.5 millones de personas han sido expulsadas a México o a su país de origen bajo el Título 42, instaurado durante la administración del exmandatario Donald Trump.

Estos procesos se han llevado a cabo “sin una evaluación individualizada de todas sus necesidades de protección, acompañada del debido proceso y garantías procesales”, apuntó el miembro de la ONU.

Asimismo, añadió que es “poco probable” que quienes “más necesitan asilo” y se encuentran en situaciones vulnerables cumplan con los requisitos para acceder a la medida de EU que permite el ingreso al país por vías legales a 30 mil migrantes al mes, que tengan patrocinadores en dicha nación.

Por lo tanto, recalcó que esto no puede reemplazar la defensa del derecho a solicitar asilo y a tener una evaluación individual de sus necesidades de protección.

Biden anunció el pasado 5 de enero nuevos planes para bloquear la entrada de inmigrantes cubanos, haitianos y nicaragüenses por su frontera sur, ampliando el abanico de nacionalidades sujetas a ser expulsadas a México.

El doble enfoque ofrece vías legales limitadas de ingreso para dichas nacionalidades y a los venezolanos que tengan patrocinadores en el país. En total, EU permitirá que hasta 30 mil personas migrantes de esos cuatro países entren por vía aérea cada mes.

Por el contrario, expulsa a quienes intenten cruzar sin permiso, usando las restricciones de la época de la pandemia del coronavirus. A su vez, México se comprometió a aceptar hasta 30 mil migrantes expulsados al mes.

Aquellos que no puedan ser mandados a esta última nación, serán sometidos cada vez más a un proceso de deportación rápida conocido como “expulsión acelerada”, dijo un alto funcionario a Reuters.

Dicho anuncio provocó críticas por activistas de derechos humanos y algunos demócratas, quienes dicen que son un retroceso de la promesa de campaña de Biden en 2020 de restaurar los derechos históricos de los solicitantes de asilo, al tiempo que exponen a este sector a graves riesgos en México, como secuestro y agresión.

El cambio de política sigue a un fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos el pasado 27 de diciembre, en el que determinó que mantendría el Título 42 mientras se desarrolla la batalla legal. Ese mismo día Biden informó que la ley incluso podría extenderse hasta junio.

Durante 2022, autoridades estadounidenses detuvieron a 2.2 millones de migrantes que intentaron llegar a EU de forma indocumentada, desde su frontera sur con México. La cifra, considerada como un récord, no se había registrado desde la II Guerra Mundial, señaló Reuters.

(Con información de Reuters)

- Advertisement -spot_img

Más Articulos

- Advertisement -spot_img

Ultimas noticias