21.9 C
Tegucigalpa
sábado, junio 3, 2023
spot_img

Telegram acata una orden de la justicia brasileña para evitar una nueva suspensión

spot_img
spot_img
spot_img

BRASIL.

(RT)- Telegram retiró este miércoles por la tarde un mensaje distribuido masivamente a sus clientes contra el proyecto de ley de las noticias falsas que está en trámite en el Congreso brasileño desde hace más de tres años, como le ordenó un juez de la Corte Suprema.

El juez Alexandre de Moraes le dio una hora de plazo y ordenó a la plataforma publicar una rectificación “explicitando que el mensaje anteriormente enviado estaba caracterizado como flagrante e ilícita desinformación” en el plazo de una hora, lo que también cumplió Telegram.

De este modo, Telegram esquivó una nueva suspensión en Brasil por 72 horas y la multa de 100.000 dólares por hora con la que le había amenazado el juez.

En una nota en su canal oficial, la plataforma dice que el proyecto de ley ataca a la democracia en Brasil, que “matará al internet moderno”, que “concede poderes de censura al gobierno” o que “crea un sistema de vigilancia permanente similar al de países con regímenes antidemocráticos”.

Entre otras cosas, el proyecto de ley busca responsabilizar y penalizar a las plataformas por los contenidos publicados por terceros y por cuentas automatizadas. La semana fue incluido en el orden del día del plenario, pero el voto fue aplazado por falta de consenso.

“Mentira y agresiones”

Las autoridades reaccionaron virulentamente al mensaje de Telegram.

El ministro de Justicia, Flávio Dino, lo describió el martes en las redes sociales como un “montón absurdo de ataques contra las instituciones brasileñas” y adelantó que el gobierno está tomando medidas legales contra lo que llamó un “imperio de mentiras y agresiones”.

Por su parte, la Fiscalía de Sao Paulo le dio a Telegram diez días para que explique quién dio la orden de enviar el mensaje y detalle, según propias sus reglas, cuál es el protocolo que autoriza a mandar este tipo de textos que no son sobre el funcionamiento o cuestiones técnicas de la aplicación.

Telegram tiene ya un dilatado historial de controversia en Brasil por su falta de colaboración con las autoridades. A finales de abril, la plataforma fue suspendida durante unos días después de que se negara a facilitar datos sobre grupos neonazis que supuestamente usan la aplicación con fines delictivos.

La semana pasada, el gobierno de Brasil ordenó que Google retirara de su página inicial en el país un mensaje en el que advertía de que el ‘PL de las noticias falsas’ podría aumentar la confusión sobre lo que es verdadero o falso. 

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img